#TEMP
jueves. 18.08.2022
CONSUMO | PRODUCTOS BANCARIOS

Fondos de inversión españoles: una triste realidad

Por Vicente Gutiérrez Rubio | La gestión de los fondos de inversión en España está muy desprestigiada.

fondos inversion

Para hacer una descripción del producto hay que recurrir a los estudios que expertos han realizado, y que serán citados en cada momento. Ello es debido a que la diversidad y ubicación de este producto, hace muy complicado no acudir a fuentes autorizadas, con el objeto de permitir el tratamiento más objetivo posible, nuestra intención, es que como presuntos consumidores de este producto tengan una valoración objetiva y real de la actual situación. Esta valoración vamos a intentar que sea lo más asequible posible, no es nuestra intención entrar en profundidades, que pueden encontrar en revistas de información económica, simplemente daremos nuestra opinión dirigida sustancialmente a consumidores sin una gran información. El título de este artículo responde con toda fiabilidad a lo que pasa con los fondos de inversión en España.

Ante de nada vamos a ver que es un fondo de inversión, y las particularidades más interesantes de este producto.

Un fondo de inversión está compuesto por un grupo indeterminado de inversores que optan por invertir de forma conjunta, en los mercados tanto financieros, como en bolsa, deuda pública, etc. Se podría decir que un fondo de inversión es un intermediario entre el inversor y el mercado en el que se desea invertir.

Una cuestión que debe tener en cuenta el inversor es que de estos mercados no están excluidos, el comercio de armas, el mercado de futuros (trigo, petróleo, café, etc.), productos que afectan a los consumidores en los que manejan, los llamados “mercados”,  a su antojo  los precios.

Según el experto Martín Huete, en España de cada 100 euros invertidos en fondos, 44,6 están invertidos en productos de escaso (o nulo) valor añadido para el participe y de mucho valor para las redes, en resumen a parte de fondos desastrosos, pierde el cliente y gana la banca.

Por otro lado, según Huete, las 3 principales entidades españolas (Cartesio, March Gestión y Bestinver) tienen más del 45% de cuota de mercado, sin embargo para encontrarlas en el ranking de rentabilidad tenemos que buscarlas a partir del puesto 42.

En España, según Huete la cuota de mercado de las 20 primeras gestoras por rentabilidad media (excluyendo Bestinver) no llega al 3%. El propio Huete dice que el 95% de los fondos de inversión son extranjeros, que los propios fondos españoles digamos presentables, no están al alcance de los consumidores normales, y como conclusión los fondos que nos ofrecen los bancos españoles son paupérrimos, en gran parte debido a las políticas distributivas de la banca española, solo favorece a las clases poderosas, y luego está la inseguridad jurídica creada constantemente por los gobiernos de turno en cuanto al tratamiento fiscal de este producto.

Por otra parte las comisiones que cobran los fondos son elevadas y suponen una disminución de su rentabilidad. Además existen comisiones “ocultas”. Las comisiones de gestión y depósito no son las únicas que paga un inversor en fondos. Hay otra serie de gastos y comisiones (comisión por cada operación de compra-venta de acciones, etc.) que se pagan y reducen la rentabilidad del fondo. Se llaman “ocultas” aunque realmente cada inversor puede conocerlas con exactitud, pero para ello tiene que estudiar la auditoria del fondo (cuestión al alcance de muy pocos), ya que no se les da ninguna publicidad. Es por eso que el que quiera invertir en fondos, debe asesorarse primero, nunca creerse lo que te explica el comercial del banco de las maravillas de este u otro fondo. La información nunca será exacta, en  gran parte por el propio desconocimiento del empleado de turno. De ahí que la CNMV, haya pensado en hacer simulaciones en los bancos para ver como se comercializan  los fondos, si la información se corresponde con el producto y si el cliente se entera de lo que realmente contrata.

Mientras los fondos permanezcan en nuestro poder no tributan fiscalmente, solamente a la hora de su venta. Lo que sí podemos hacer sin ninguna tributación fiscal es cambiar los fondos de gestora si no nos convence en la que estamos, y lo podemos hacer las veces que queramos.

Obviando la tributación diferenciada que tienen en Euskadi, Navarra y Cataluña la tributación una vez que se venden los fondos sobre las  plusvalías generadas es la siguiente:

Base liquidable del ahorro                                   Tipo aplicable %

Hasta 6.000 €                                                                21%

Entre 6.000€ y 24.000€                                                  25%

A partir de 24.000€                                                         27%

(Datos del Ministerio de Hacienda)

En nuestra opinión, dada la complejidad del producto, los cuantiosos fondos existentes en el mercado, la falta a nuestro juicio, de transparencia que ejercen las gestoras, muchas de ellas son de los propios bancos (ellas miran por su beneficio), que el producto está diseñado para personas expertas y solamente las que tienen un gran poder económico acceden a fondos con alta rentabilidad, en base a todo esto las entidades financieras nos intentarán colocar fondos de baja calidad y en el mejor de los casos con una rentabilidad muy baja, en otros casos podemos perder mucho dinero, y como último el inversor medio que después de esto se atreva a contratar un fondo de inversión debe saber que estos fondos NO ESTAN CUBIERTOS POR EL FONDO DE GARANTIA DE DEPOSITOS, cuestión que muy pocos consumidores saben, dicho todo lo anterior nuestro consejo es que se abstengan de contratar este tipo de productos si solamente tenemos la información del banco, aconsejamos con nuestro mejor criterio consultar a expertos, y sobre todo tener en cuenta que existen gran cantidad de fondos, entre ellos los españoles, que  lamentablemente, aconsejo no  suscribirlos bajo ningún concepto, ya que como hemos dicho anteriormente nos colocarán productos de muy baja calidad. Esperemos que los bancos espabilen y ofrezcan productos totalmente documentados y que la información sea verídica y real. 

Los fondos de inversión no garantizan nada en cuanto a revalorización se refiere, no pueden, están sujetos a los vaivenes del mercado, dependiendo del fondo que se contrate, hasta en los fondos de renta fija podemos perder dinero. En los únicos fondos en que nuestro capital está asegurado con una mínima revalorización son los FIAMM (Fondos de Inversión en Activos del Mercado Monetario) , estos fondos son de renta fija que invierte a corto plazo. Legalmente el plazo de los títulos que compren (Letras del Tesoro, Bonos del Estado, etc.) debe ser inferior a 18 meses. El FIAMM puro solo compra títulos emitidos por el Tesoro Público, la rentabilidad es muy baja (si no tenemos en cuenta la inflación). El rendimiento de estas Letras del Tesoro o Bonos suele estar por debajo del 0,5%. En los FIAMM nunca se pierde dinero.

Por otra parte están los ISR (Inversión Socialmente Responsable), estos fondos no invierte en operaciones como tráficos de armas, mercado de futuros, etc. Son fondos que antiguamente se llamaban Fondos Éticos. Es una opción, ahora bien, deben seguir los mismos criterios que en los fondos  normales, asesoramiento por expertos. No obstante nuestra recomendación es que investiguen este tipo de producto, por lo menos sabrán en lo que invierten y además Vds. pueden decidir la inversión, que debe ser para situaciones que miren más el bien común (ecología, medio ambiente, energías renovables, cooperativismo, etc.).

En todos los casos les aconsejamos que  sean prudentes, en cualquier tipo de inversión, además existen alternativas si ningún tipo de riesgo (I.P.F.), aunque con rentabilidades bajas.

No se dejen llevar por rentabilidades que les ofrezcan en cualquier producto de inversión, como suelen hacer los bancos. Ellos les dirán que en los X últimos años el fondo que le ofrecen ha ganado el Y%. No se fíen de esta información, lo que en un años son “beneficios”, se pueden convertir en importantes pérdidas.

Dada la carencia de organismos supervisores en la actualidad, deben tener especial cuidado con su dinero, los bancos están ávidos de vender, lo que sea y al precio que sea. Repito sean prudentes, es su dinero el que está en juego.

En el próximo artículo hablaremos de fondos de pensiones y sus alternativas.


Por Vicente Gutiérrez Rubio | Autor del libro 'Comisiones Bancarias Ilegales'

Correo reclamaciones | mail: reclamacionbancos@gmail.com

Fondos de inversión españoles: una triste realidad
Comentarios