lunes. 15.07.2024
sin-compras

Ana Vela | “Alibaba alcanza el record mundial de ventas en comercio electrónico en un día, con unas ventas equivalentes a 7.500.000 millones de euros”, rezaban los titulares de los periódicos hace escasos días.

¿Quiénes destacarán la realización del Día internacional sin compras? Hagamos un poco de memoria.

Todos destacaban el interés de la noticia. Cómo el “día del soltero”, está alcanzando una gran notoriedad y expandiéndose esta tradición reciente (de los años 90) desde la China inicial al resto del mundo. Un día más creado por las empresas para instigar la fiebre consumista. Si en sus inicios nació como un gesto de camaradería entre solteros, (como contraposición al ya convertido en otro objeto de consumo Día de San Valentín, o los archiconsumistas días de la madre, del padre... que fueron perdiendo su origen de reconocimiento del papel de la madre o el padre, para ser un día en que es imprescindible la realización de regalos) hoy ya es la fecha en la que muchos concentran sus compras para acogerse a los “fabulosos descuentos” y participar en el record mundial.

Todavía recuerdo cómo el día de la madre se celebraba en España el 8 de diciembre, coincidiendo con la fiesta católica de la Inmaculada Concepción. Pero parece que, como había muchas mujeres con esos nombres, se perdía la posibilidad de duplicar las ventas. Y así, de repente, el día de la madre pasó a ser el primer domingo de mayo (y las agraciadas podrían recibir regalos en ambas fechas), aumentándose así también las ventas. O la otra razón podría ser que al estar próximas las fiestas navideñas, es decir la celebración del consumismo, de los regalos, es posible que el consumidor ajustara su presupuesto entre esas dos fechas, y eso no convenía… a la dinámica derrochadora en que nos encontramos inmersos.

Y ahora, frente a todo lo anterior tenemos el Día Mundial sin Compras, que surgió como crítica y revulsivo a las compras desaforadas que se realizan en Estados Unidos el día siguiente al Día de Acción de Gracias llamado “Viernes negro”, en el que se realizan grandes descuentos para iniciar las compras navideñas. Por eso, ambas fechas coinciden, en el cuarto viernes de noviembre.

Y henos aquí ahora ante la celebración de un nuevo Día internacional sin compras. Fecha testimonial que para muchos pasará desapercibida, porque ¿quién va a invertir publicidad en los medios para darla a conocer? Este día, desde una óptica sería un atentado contra las necesidades del mercado, necesitamos consumir para que el engranaje funcione, y la disminución de las ventas conduciría a la debacle. Cerrarían fábricas, empresas, aumentaría el paro... el caos.

Nada más lejos de otros posibles escenarios. En realidad, somos pocos, relativamente, los que realizamos ese consumo desmedido que agota al planeta (el 70% de la población dispone sólo del 3% de las riquezas mundiales). Otros modos de producir, de consumir, permitirían que varios miles de millones de personas pudieran cubrir sus necesidades humanas de una forma digna, aumentando así los empleos necesarios para poder abastecer a esos nuevos consumidores.

El Día Internacional sin Compras surge así en septiembre de 1992 como una llamada de atención en la que se propone al consumidor que en ese día limite sus compras y piense en que también los otros 364 días del año debe realizar un consumo responsable tanto económica como ambientalmente. Pero es seguro que no encontraremos titulares que nos anuncien que el consumo mundial se ha reducido en ese día ni un 0,000001%.

Aun así, cada año se van sumando nuevos países y numerosas organizaciones ciudadanas realizan actividades para que los ciudadanos nos impliquemos en algo que no solo es necesario, sino que se ha convertido ya en imprescindible, a la luz de las informaciones del último informe del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático, que este mismo mes de noviembre denunciaba el origen humano de los cambios ambientales que se están produciendo y la imperiosa necesidad de ponerles límites ¡Ya! Así que este año, recuerda, el viernes 28 es el Día Sin Compras, y todos los demás del año los de las compras responsables.

28N | Día internacional sin compras