El crecimiento del fenómeno de los esports

Los esports son un fenómeno que ha llegado para quedarse.

Los esports obligan a que un videojuego tenga competición y un número mínimo de jugadores para crear un circuito de torneos en los que los mejores puedan competir, a diferencia de un videojuego que puede ser disfrutado por cualquier usuario

Los esports son un fenómeno que ha llegado para quedarse. Para los menos entendidos en esta temática, los esports también pueden llamarse deportes electrónicos y consiste en competiciones entre equipos o jugadores de videojuegos. Los videojuegos son una industria muy potente, pero parece que los esports son el deporte del futuro ya que mueve cifras y tiene unos fans acérrimos con una pasión que no muchas personas pueden entender.

Sin duda alguna, el nicho de mercado de los esports está en plena expansión y numerosas marcas están apostando por invertir en ellos. Las organizaciones de deportes electrónicos sobreviven gracias a sus patrocinadores e inversiones externas, para poder dotar a sus jugadores de las mejores condiciones y que puedan rendir al máximo nivel. Es importante diferenciar entre esport y videojuego, al ser términos distintos.

Los esports obligan a que un videojuego tenga competición y un número mínimo de jugadores para crear un circuito de torneos en los que los mejores puedan competir, a diferencia de un videojuego que puede ser disfrutado por cualquier usuario. También se han creado competiciones a nivel internacional, donde organizaciones invirtieron 10 millones de euros para tener una plaza.

3

Un ejemplo más de las grandes cifras que mueven los deportes electrónicos son las audiencias que tienen algunas competiciones internacionales, la final del Mundial solo se vio superada en números por la Superbowl, esto manifiesta el gran crecimiento que está viviendo dentro del público joven, que les mantiene enganchado a la pantalla durante un gran número de horas.

Los esports se parecen cada vez más al deporte tradicional: se llenan estadios de espectadores, venta de merchandising y grandes impactos en redes sociales. Estas últimas son una de las claves de los clubs para ganar aficionados y que los jugadores consigan tener una gran masa de personas apoyándolos durante las distintas competiciones.

Dentro de los juegos más destacados, el League of Legends es el líder ya que mueve cifras impresionantes en una industria que lleva menos de una década en funcionamiento. Poco a poco, el objetivo es asegurar la madurez de los deportes electrónicos y consagrarlos cada vez más hasta el punto de que sea un nicho de mercado rentable para todos sus integrantes.

Entrenadores, psicólogos, preparadores físicos y fisioterapeutas son algunos de los trabajos que ya se desempeñan dentro de los esports, algunos con sueldos más altos incluso que en el deporte tradicional. En algunas universidades incluso existen grados o cursos especializados en esports, pese a que la escena no esté todavía del todo desarrollada. La casa de apuestas Betway tiene disponible una sección de esports con cuotas para los eventos más destacados.

2

Las edades de los aficionados y jugadores de deportes electrónicos son muy variadas, a diferencia de lo que se puede pensar, no solo menores de edad y niños son seguidores de este nuevo fenómeno. Personas de edad más avanzada también han sido capaces de cogerle el gusto a ver competiciones y vivir cada acción que ocurre dentro del mapa de juego.

Dota2 es el juego con la competición con el mayor premio de todos los esports, el equipo ganador del Mundial se llevó 10 millones de dólares en la edición anterior, una evidencia más de que se puede vivir de los esports y hay muchas personas que ya lo hacen. Hace unos meses, ESPN ya retransmitió algunas de las partidas del Mundial de League of Legends en televisión, lo que hizo que aún más gente se hiciera eco de un nuevo fenómeno que crecía con fuerza.

1

Los presupuestos de las organizaciones de deportes electrónicos cada vez son más altos ya que la entrada de marcas no endémicas (fuera del sector) se produce prácticamente a diario. Las nuevas tecnologías están cada vez más desarrolladas y los esports se están aprovechando de ello. En algunos países ya se considera un deporte ya que el esfuerzo mental que se realiza a la hora de jugar es considerado suficiente para que se parezca al esfuerzo físico que se realiza en un deporte tradicional.

El Fortnite es uno de los últimos juegos que ha irrumpido con más fuerza en el mercado de los esports ya que incluso personalidades públicas como artistas o futbolistas se han animado a jugar en directo a este videojuego. También se han creado torneos presenciales en estadios de fútbol americano donde se juntaban a jugadores profesionales de esports con personalidades externas a los videojuegos, una iniciativa que tuvo un gran seguimiento y espera repetirse en el futuro.