lunes 23.09.2019

Cómo conservar mejor los alimentos en el hogar

Muchas personas, diseñan una rutina en la que visitar el supermercado se convierte en una actividad casi diaria, pues asumen que los alimentos tienen una duración corta, por lo que, programan compras constantes para evitar que se dañen en casa.

Cómo conservar mejor los alimentos en el hogar

Muchas personas, diseñan una rutina en la que visitar el supermercado se convierte en una actividad casi diaria, pues asumen que los alimentos tienen una duración corta, por lo que, programan compras constantes para evitar que se dañen en casa. Sin embargo, esto es un mito, pues los alimentos pueden mantenerse correctamente por un tiempo prolongado, siempre y cuando utilicemos las técnicas correctas de conservación.

En la actualidad, aprender a conservar los alimentos es más sencillo de lo que imaginas, pues en internet, existen portales en los que te enseñan a mantenerlos de forma correcta, garantizando su durabilidad. Un ejemplo de estos portales es https://mienvasadora.com/, allí aprenderás a elegir los mejores productos para lograr un almacenamiento seguro, práctico y sencillo. Si estás interesado en aprender a conservar los alimentos, a continuación te indicamos técnicas que puedes seguir para que tus provisiones mantengan su frescura y calidad por más tiempo.

Envasado al vacío, un excelente método para garantizar una conservación libre de bacterias

El envasado al vacío es una técnica moderna de almacenamiento, que consiste en retirar completamente el aire presente en el envase que los conserva, generalmente bolsas de plástico, para alargar el tiempo de duración de los alimentos. Eliminar el aire, permite evitar la presencia de las bacterias, ya que estas no pueden reproducirse en lugares en los que no existe oxígeno. De esta manera, además de prolongar la duración, también brinda mayor seguridad al consumidor, al garantizar la eliminación de posibles focos de infección, sobre todos en las carnes y pescados.

Si eres de las personas que tiene en su frigorífico, una gran cantidad de quesos, carnes y pescados almacenados, este ejemplo para conservar comida, puede resultar una excelente opción. Ya que, los alimentos además de mantenerse secos, sin bacterias ni hongos, también conservan su frescura, permitiendo mantener el color y el sabor, a pesar de tener un tiempo prolongado en el congelador o frigorífico.  

Envasar al vacío es una técnica que cualquier persona puede realizar, pues en la actualidad existe una amplia lista de equipos que permiten desde la comodidad del hogar, dar a los alimentos un trato adecuado para garantizar su duración y conservar su valor nutritivo. Para almacenar los alimentos con esta técnica, es necesario tener a la mano una envasadora al vacío, estas máquinas se pueden adquirir a través de portales online especializados como https://mienvasadora.com/. Esta plataforma, permite al usuario tener acceso a una comparativa de las mejores envasadoras de 2019, con la intención de que pueda elegir fácilmente la opción que más se adecua a tus necesidades y presupuesto.

Refrigerar alimentos, la mejor forma de mantener frescas y radiantes nuestras verduras

A la hora de conservar los alimentos, el frío se convierte en el mejor aliado, pues éste evita que sobre todo las verduras y las frutas se oxiden y pierdan su textura y propiedades. Esto se debe a que las temperaturas bajas, limitan la acción de los agentes que causan la degradación de los alimentos. Sin embargo, para garantizar la efectividad de esta técnica, es necesario realizar ciertos ajustes en el modo de refrigeración, pues no todas las frutas y verduras deben ser almacenadas de la misma manera.

En el caso de las frutas más suaves como por ejemplo las fresas, lo ideal es colocarlas en un bol de vidrio en una sola capa, así se evitará que se estropeen como resultado de la fricción. Asimismo, es recomendable cubrir los envases para evitar que el frío afecte la apariencia de la fruta. Una buena forma de hacerlo es colocar papel film sobre la cubierta del contenedor y abrir pequeños orificios para que el aire circule, evitando la creación de humedad. En el caso de las legumbres como la lechuga, espinaca y acelgas, lo ideal es no mojarlas antes de usarlas. Por lo que, para garantizar su durabilidad, lo más recomendable es colocarlas en bolsas herméticas envueltas en papel absorbente, así se mantendrán frescas y sus hojas no se marchitarán.

Otro elemento clave, para garantizar que los alimentos se mantengan perfectamente en la nevera, es verificar que la temperatura sea la correcta. Esto permitirá que los insumos se mantengan frescos, pero sin congelarse, pues cuando las frutas frescas o las legumbres se congelan, pierden parte de sus propiedades y adquieren un aspecto muy poco llamativo.  

La deshidratación, una forma de preparación que permite alargar la vida de los alimentos

La deshidratación de los alimentos, es una técnica ampliamente utilizada para conservar algunos productos, pues es fácil y económica. Dado que para realizarla, solo es necesario contar con una fuente de calor, que permita lograr que el producto expuesto pierda totalmente el agua que posee. En la actualidad, la deshidratación es utilizada para procesar sobre todo las frutas, ya que estas adquieren una excelente consistencia, que permite utilizarlas como un delicioso snack saludable.

Cómo conservar mejor los alimentos en el hogar