viernes 10.07.2020

Consejos y recomendaciones para ahorrar en la factura del gas

En muchos hogares de nuestro país, el gas resulta ser uno de los mayores gastos mensuales.

Consejos y recomendaciones para ahorrar en la factura del gas

En muchos hogares de nuestro país, el gas resulta ser uno de los mayores gastos mensuales. La media del desembolso en esta energía suele rondar los 40 euros al mes, pero en muchos lugares esta cifra se multiplica. España está situada en el tercer lugar entre los países europeos que más gastan en gas natural, por encima incluso de otros climas más fríos.

La mitad del gasto energético en el hogar durante el invierno es consecuencia del uso de la calefacción. Por esta razón, es importante confiar en una compañía que no solo nos ofrezca unas tarifas a precios competitivos, sino que a su vez nos permita la posibilidad de ahorrar en el precio de la factura del gas.

Una de estas compañías es la comercializadora independiente Podo, creada en el año 2016 para dar respuesta a la compleja y anómala situación del mercado energético español. Precisamente, sus tarifas de gas, que podemos ver en https://www.mipodo.com/tarifas-gas/, están catalogadas por los principales comparadores de la red como las más baratas del mercado nacional.

Cómo ahorrar en la factura del gas natural

El consumo de gas natural de una vivienda va a depender en buena medida de una serie de factores, como por ejemplo el tamaño de la casa o el número de personas que vivan en ella. No obstante, en cada hogar podemos llevar a cabo una serie de sencillas medidas para ahorrar en la factura del gas.

En primer lugar, es muy importante saber regular la temperatura de nuestra casa. Lo más recomendable es tener en la vivienda una temperatura de 21 - 22 grados centígrados, evitando siempre los cambios bruscos ya que estos implican un consumo mayor. Por otro lado, la caldera no puede subir por encima de los 45 grados, ya que también tendrá una incidencia negativa en cuanto al consumo.

Para controlar mejor el gasto de energía también podemos colocar termostatos en cada habitación. En este sentido, es preferible limitar la temperatura de las estancias sin uso a unos 15 grados centígrados aproximadamente, cerrando la puerta para aislar el espacio lo máximo posible. En muchas ocasiones, estamos calentando habitaciones que no estamos usando, consumiendo gas natural en vano.

Asimismo, el ahorro en este tipo de energía se puede conseguir con un buen mantenimiento de la caldera y las instalaciones. Para ello, habría que purgar los radiadores antes de que comience el invierno, revisar la caldera cada cinco años por un profesional o cambiarla por completo cada 15 años aproximadamente.

Precisamente, la situación de los radiadores en la casa será muy importante en cuanto al ahorro de energía. Lo ideal es que estos se sitúen justo debajo de las ventanas para conseguir una mejor distribución del aire y del calor en menos tiempo. Si no se hallan en esta situación, siempre hay tiempo de cambiarlos de posición.

Una medida muy sencilla para ahorrar en la factura del gas tiene que ver con la ventilación de la casa. Es aconsejable hacerlo solo por la mañana y antes de encender la calefacción para no perder el calor. Si hay que abrir las ventanas en otro espacio del día, lo ideal es que sea solo por un momento y aislando ese lugar del resto de la vivienda.

Por último, sería más que interesante poder aprovechar más la luz solar, utilizar más ropa de abrigo, mejorar el aislamiento de la casa, lavarse con agua templada o fría, cerrar el grifo cuando no se utiliza, etc. Una serie de hábitos que, a medida que los vayamos incorporando a nuestro día a día, nos permitirán disfrutar de un mayor ahorro de energía.

Ahorrar en energía con Podo

La compañía Podo no solo ofrece en la actualidad las mejores tarifas del gas del mercado, sino que también las adapta perfectamente a las necesidades energéticas de cada usuario. El control del consumo que llevaremos a cabo con Podo nos permitirán ahorrar en gas natural prácticamente desde el primer día.

Cada cliente de Podo posee una cuenta de usuario desde la que podrá gestionar en tiempo real su consumo. De esta manera, sabrá en todo momento el gasto que lleva acumulado para no tener sorpresas desagradables una vez le llegue la factura a casa. Con Podo se acaba por tanto la idea de no saber cuánto tendremos que pagar en luz y gas.

La innovadora puesta en escena de Podo desde hace dos años ha supuesto una pequeña revolución en el mercado energético español. Su apuesta por el ahorro y la sencillez (sin ir más lejos, cuenta con las facturas más fáciles de leer) vienen dando respuesta a la difícil situación con la que se encuentran los consumidores en la actualidad con las eléctricas convencionales.

Podo ha llegado al mercado eléctrico para demostrarnos que, a pesar de todo lo que tratan de vendernos, es muy posible ahorrar en luz y en gas en estos tiempos que corren.

Consejos y recomendaciones para ahorrar en la factura del gas