martes 14.07.2020

Cómo ahorrar en la reserva de vuelos

Uno de los más importantes es realizar esta tarea con suficiente antelación para asegurarnos de que el precio no vaya a aumentar

Pixabay.com
Pixabay.com

Los meses de la temporada estival están a la vuelta de la esquina. Poco a poco notamos cómo el calor y las terrazas invanden nuestras ciudades, un aspecto esencial que nos avisa de que el verano está muy próximo. Una vez hemos terminado nuestros estudios o tenemos asignados nuestros días de vacaciones y descanso, es el momento idóneo para planificar un viaje, bien por el extranjero o por territorio nacional.
¿A quién no le gusta conseguir las cosas al mejor precio? A la hora de escoger un vuelo ocurre lo mismo y es importante hacerlo desde una compañía que nos garantice la mejor seguridad a un precio perfecto. Ahora, gracias a la infografía proporcionada por Viaconto, encontraremos diversos factores a tener en cuenta para poder disfrutar de un viaje de ensueño.

zlar

Uno de los más importantes es realizar esta tarea con suficiente antelación para asegurarnos de que el precio no vaya a aumentar, puesto que como sabemos, la cifra puede subir considerablemente en cuestión de minutos. Por ello, es recomendable reservar nuestros billetes durante los meses de enero y noviembre, que corresponden a los más flojos a la hora de viajar. Si aún no habéis adquirido el vuelo estáis a tiempo de conseguirlo a un muy buen precio, puesto que los meses donde el precio se dispara son julio y agosto. No pienses que has llegado tarde a la hora de planificar ese viaje que ansías con tanta ilusión, puesto que para los destinos nacionales se recomienda reservar con un mínimo de dos meses. En el caso de vuelos internacionales es preferible realizarlo en seis meses, pero incluso durante este mes, las ofertas pueden ser realmente interesantes.

Otro de los aspectos fundamentales a tener en cuenta es el día de la semana y el horario en que decides emprender tus vacaciones. Según los estudios, los martes son el día más indicado para tomar el avión y el horario ideal es de buena mañana o en su defecto de 6 a 12 de la noche. Si dispones de varios días de descanso, es una decisión inteligente buscar qué día de ellos resulta más económico e invertir ese dinero que nos hemos ahorrado en otras actividades una vez hemos llegado al lugar de destino.

No optes por quedarte con la primera opción de todas. Afortunadamente, disponemos de multitud de comparadores de vuelos para poder elegir el que mejor se adecúa a nuestras necesidades. Además, las principales comparadoras nos avisarán a través del correo electrónico del momento en el que los billetes suben o bajan de precio.

Otro de los aspectos a tener muy en cuenta es si compensa realizar diversas escalas hasta llegar a la ciudad que deseamos visitar, puesto que ello nos obligará en varias ocasiones a coger una noche de hotel y nos comportará un desembolse de dinero.

Tener en cuenta las aerolíneas de bajo coste también es vital, aunque deberemos considerar que los aeropuertos se encuentran bastante alejados de la ciudad en muchas ocasiones. 

Es hora de planear unas vacaciones para descansar de todo el año de trabajo y recargar las pilas para afrontar el trabajo de nuevo, con la ilusión de que justo después de un año, volveremos a disfrutar de ellas.

Cómo ahorrar en la reserva de vuelos