miércoles 20.11.2019

Cómo ahorrar de cara a las vacaciones

Es el momento que todo el mundo estaba esperando porque las vacaciones de verano están a la vuelta de la esquina

Cómo ahorrar de cara a las vacaciones

Es el momento que todo el mundo estaba esperando porque las vacaciones de verano están a la vuelta de la esquina y serán perfectas para lograr recuperarse de todo el invierno y del trabajo que ya puede empezar a pesar. Hay quienes, por desgracia, no se podrán permitir muchos lujos pero esto no quiere decir, en ningún caso, que haya que renunciar a unos días de descanso. Incluso cuando los presupuestos son algo ajustados siempre se puede organizar algo. La clave, una vez más, será el saber ahorrar para estos momentos y aquí vamos a dar algunos consejos para ello. Si, pese a todo, se requiere de un poco más de dinero siempre queda la opción de optar por los micropréstamos online: fácil, rápidos y sin tener que dar explicaciones.

  • Fijar un objetivo. El ahorro siempre está bien porque se puede echar mano de él para diferentes cuestiones pero en este caso hay que tener algo muy concreto en mente: ¿cuánto dinero se va a requerir para esas vacaciones que se quieren hacer? Lo mejor es tomarse un tiempo para esto y fijar el destino, cuánto costará llegar a él, el alojamiento y, aunque sea de manera aproximada, todos los gastos que van asociados tales como excursiones, comidas, regalos, etc. Una vez que se sepa esto ya se sabe todo el dinero que se ha de reunir y con ello es más fácil alcanzar la meta.

  • Separar dinero. Hay que ver qué ingresos se tiene en la unidad familiar y qué parte de los mismos van a parar a gastos fijos. Eso no se puede tocar. Ahora bien con lo que reste habrá que calcular lo que se va a requerir para el resto del mes y lo que se podrá ir ahorrando. Cuanto más, mejor por supuesto y antes se alcanzará el objetivo, pero tampoco es una cuestión de ir muy apurados. Cada uno tiene que ver qué es lo que más le conviene. A veces, renunciar a algún capricho puede salir a cuenta si se tiene en mente un viaje soñado.

  • Pequeños gestos. El ahorro se consigue de todas partes, hasta de lo que pueda resultar más insignificante. Es cierto que hay gastos fijos (tales como el agua o la luz) pero estos pueden ser menos si se toman algunas medidas. Por ejemplo, es mejor optar por la ducha antes que por el baño. Además, los electrodomésticos que cuentan con 'stand by' consumen hasta un 10% del total, aunque estos ni siquiera se usen, mejor desenchufarlos. En los pequeños gestos se irá viendo una suma que bien ayudará a que el ahorro resulte más sencillo.

  • Empezar ya y ser flexibles. El mejor momento para ahorrar es ya mismo, si se deja para más adelante siempre acabarán por aparecer miles de excusas y cuando se quiera echar mano de esa hucha ya será un poco tarde. Además de esto, y de cara a las vacaciones, conviene ser todo los flexibles posible que se pueda porque tan sólo por cambiar cosas tan pequeñas como la hora en la que se toma un vuelo se puede llegar a notar con un precio mucho más asequible. Por este motivo, no está de más el jugar con varios destinos y contar con más de una fecha de salida.

Cómo ahorrar de cara a las vacaciones