sábado 21.09.2019
BUSCANDO EL AHORRO

6 de cada 10 compradores en España usan cupones descuento

Los cupones descuento han llegado para quedarse. Este sistema de ahorro que comenzó hace diez años en Estados Unidos ya se ha consolidado en Europa y  España de la mano fundamentalmente de las compras por internet.

Los cupones descuento han llegado para quedarse. Este sistema de ahorro que comenzó hace diez años en Estados Unidos ya se ha consolidado en Europa y  España de la mano fundamentalmente de las compras por internet.

En el lento y laborioso proceso que se seguía en los años de su implantación en España, los cupones eran talonarios de papel, que se entregaban gratuitamente por la calle o en los buzones de correos de los domicilios. La mayoría de dichos talonarios acababan en la basura porque como mucho al comprador le interesaba uno o dos de los que se le ofrecían.

En 2014 el crecimiento de las compras por internet ha tenido un crecimiento exponencial. Los grandes referentes del comercio ya están en internet. Prácticamente todo se puede comprar desde el teléfono o el ordenador y los sistemas de reparto a domicilio del producto adquirido se han consolidado. Paralelamente se han ido desarrollando los “cupones online” que evitan gastos inútiles y consiguen descuentos importantes de las marcas más importantes.

Cupones Mágicos es uno de los portales que se lo pone más fácil a los compradores. Están asociados a casi 600 tiendas y mantienen una cartera de más de 700 productos que van renovando continuamente.

Explican que su misión es ayudar a los consumidores a ahorrar dinero. No hace falta registrarse, basta con copiar un código para el producto que se quiera comprar. Su sencillez esta siendo su principal arma de competencia frente a otras grandes marcas del sector.

Cada vez más, los consumidores tienden a buscar y rebuscar los mejores precios y las mejores ofertas, invirtiendo mucho más tiempo en conseguir lo más asequible. Es aquí donde los cupones descuento y los códigos promocionales se han convertido en protagonistas a la hora de realizar las compras o planes de ocio.

Todas las familias necesitan ahorrar en sus compras. No sólo por la situación de crisis económica. También en épocas de bonanza es absurdo pagar más por algo que se puede conseguir más barato. De ahí el tremendo éxito de estas formulas de ahorro que con el incremento del conocimiento de las posibilidades de las webs de internet están utilizando de forma masiva en España, fundamentalmente las mujeres, que siguen siendo quien en la mayoría de los casos se responsabilizan de estirar los salarios de la familia.

Estamos hablando de más de 500 millones de cupones al año y de un negocio que ya mueve en España mucho más dinero que los ingresos del Corte Inglés.

Escapadas, viajes de ensueño, cenas en restaurantes exclusivos, actividades de multiaventura, descuentos para conciertos, obras de teatro, sesiones de spa e incluso cócteles en locales de moda son algunas de las ofertas que pueden conseguirse en estas páginas. El principal gancho son sus descuentos: hasta el 70%. El negocio echó a andar tímidamente en 2004, pegó el salto definitivo en plena crisis (2009) y hoy busca la especialización con una base de clientes que sólo en España supera los 14 millones de personas.

El modelo de negocio varía, aunque hay dos categorías esenciales: las webs de venta directa y las de compras colectivas. Las primeras son empresas que habitualmente negocian con el proveedor para que maximice el espacio, ocupar las plazas no vendidas, a  la hora de gestionar sus reservas.

El funcionamiento es sencillo. Los portales publican una o varias ofertas destacadas cada día para impulsar a los compradores a adquirir un producto con un descuento mínimo del 50%. Si le interesa, se adhiere, paga la oferta y tiene un plazo para disfrutarla. Lo normal es que el dinero no lo recaude la empresa que da el servicio, sino la que gestiona el portal de descuentos. El secreto de todo el sistema está en que muchas veces el usuario no necesita realmente ese producto, sino que lo compra porque es más barato de lo normal.

Los consumidores buscan en los portales de descuentos gangas que les permitan mantener su ritmo de vida y ocio en niveles similares a los de antes de la crisis. Las webs de ofertas han traído confianza a los consumidores y resultan imprescindibles para entender el boom del comercio electrónico en España en los últimos años, que mantiene un ritmo de crecimiento cercano al 20% en los últimos años y mueve más de 3.200 millones de euros trimestrales en ventas, de acuerdo con los datos que publica la Comisión del Mercado de Telecomunicaciones (CMT).

Uno de los fundamentos del éxito de las páginas de descuentos en los últimos cinco años ha sido su capacidad para dar visibilidad a pequeñas empresas de servicios de estética, ocio y entretenimiento, logrando que los consumidores se sientan atraídos a consumir un producto o servicio “de capricho” con el gancho de ahorrarse en la compra hasta un 70% del precio habitual.

Para los negocios locales con una presencia en Internet nula o reducida, estas webs suponen una oportunidad de incrementar las ventas, superar problemas de estacionalidad y conseguir una inyección de liquidez.

El argumento comercial de las empresas de descuentos es que este canal es muy positivo para las empresas porque el cliente que va inicialmente con descuento posteriormente repite y paga precios sin descuento, hecho que es muy cuestionado por algunos comerciantes, sobre todo del sector de hostelería.

Para los consumidores y según estudios elaborados por las propias compañías una familia puede conseguir ahorros regulares entre los 150 y 180 euros mensuales si se preocupa de valorar y comprar utilizando este sistema.

En un primer momento, todas las páginas enfocadas a los cupones tenían la misma forma de actuar: el usuario se registraba previamente, y a partir de ese momento empezaba a recibir ofertas de todo tipo. Durante los últimos años, este modelo de negocio ha evolucionado permitiendo al usuario no tener que adquirir ningún tipo de compromiso con la web suprimiendo el registro y atrayendo de esta forma un mayor número de consumidores como es el caso de los mencionados cupones mágicos.

Este tipo de portales anima a la fidelización del consumidor gracias a la posibilidad de probar nuevos productos o servicios a mejor precio, sin necesidad de recibir correos diarios con ofertas o verse obligados a formar parte de una base de datos desconocida.

6 de cada 10 compradores en España usan cupones descuento
Comentarios