domingo 23/1/22
5 ARGUMENTOS QUE DERRIBAN EL GRAN MITO

5 razones para no cocinar con aceite vegetal

Desde su existencia, los aceites vegetales se han vendido como un producto saludable en todos los aspectos y, principalmente, al compararse con las grasas saturadas.

thumb

Desde su existencia, los aceites vegetales se han vendido como un producto saludable en todos los aspectos y, principalmente, al compararse con las grasas saturadas.

No obstante, hoy tenemos la suerte de conocer la verdadera historia de estos aceites nocivos gracias a los resultados de los estudios científicos más recientes.

Te invito a conocer 5 argumentos de peso que derriban el gran mito de los aceites vegetales.

Los aceites vegetales son el aceite que se obtiene de determinadas clases de semillas, como las de algodón, girasol o soja.

Para su elaboración, las semillas son sometidas a un largo e intenso procesamiento que involucra la utilización de disolventes tóxicos que contaminan el aceite, altas temperaturas que oxidan las grasas y desodorantes para eliminar olores indeseados.

Además, todo este proceso artificial da lugar a la creación de grandes cantidades de grasas trans, una grasa tóxica que aumenta el riesgo de numerosas enfermedades.

Pero eso no es todo…

Veamos por qué los aceites vegetales son tan nocivos para la salud:

1. Calorías vacías

Los aceites vegetales son alimentos procesados y refinados que han perdido todas sus propiedades saludables durante su elaboración.

El uso de sustancias químicas agresivas suprime la mayor parte de nutrientes que se encuentran naturalmente en las semillas.

Esto da lugar a un producto con una cantidad mínima de nutrientes o, incluso inexistente, que no posee ningún beneficio para la salud y además aporta muchas calorías.

Los alimentos con estas características se denominan calorías vacías.

2. Ácidos grasos omega 6

Los ácidos grasos omega 6, al igual que los omega 3, son un tipo de grasa esencial que no puede ser producida en nuestro organismo y que debemos obtener a través de la dieta.

Los ácidos grasos omega participan en diversas funciones vitales del cuerpo: son el combustible de las mitocondrias celulares, están involucrados en la inmunidad, inflamación y coagulación sanguínea y son parte de la estructura celular.

Sin embargo, se requiere una proporción equilibrada de grasas omega 6 y omega 3 para que ambas desempeñen sus funciones correctamente.

¿Qué tiene que ver esto con los aceites vegetales?

Los aceites vegetales contienen grandes cantidades de omega 6, pero muy poco omega 3, lo que deriva en la formación de eicosanoides proinflamatorios que:

  • Favorecen la aparición de trombos y ateromas.
  • Provocan reacciones alérgicas.
  • Promueven la multiplicación de células.

3. Enfermedades cardíacas

El ácido linoleico es uno de los ácidos grasos omega 6 que más abunda en los aceites vegetales.

Esta grasa se caracteriza por su elevada sensibilidad a la oxidación y por su facilidad y tendencia a acumularse en las membranas celulares.

De acuerdo con varios estudios, un consumo excesivo de ácido linoleico aumenta el estrés oxidativo y disminuye la producción de óxido nítrico, lo que se traduce en:

  • Pérdida de la capacidad para regular la tensión y la coagulación.
  • Mayor riesgo de aterosclerosis, trombosis, etc.
  • Mayor riesgo de enfermedades cardíacas.
  • Oxidación del colesterol LDL.
  • Aumento de la inflamación.

4. Grasas trans

Las grasas trans son un tipo de grasas tóxicas que se producen durante la elaboración de aceites vegetales, al introducir moléculas de hidrógeno en el aceite.

Su consumo a través de la dieta se ha asociado con un aumento del colesterol LDL, de la resistencia a la insulina y de la inflamación, así como de un mayor riesgo de disfunción endotelial y enfermedades cardíacas, cáncer y diabetes.

5. Cáncer

Ya he explicado que las grasas de los aceites vegetales son muy sensibles a la oxidación causada por los radicales libres, y esta es uno de los mayores factores de riesgo de cáncer.

Cuando las grasas presentes en los aceites vegetales refinados se oxidan, se pueden producir reacciones en cadena que terminen por deteriorar gravemente otras proteínas y pueden favorecer la producción de sustancias carcinógenas.

Por último, existe evidencia científica que ha probado y confirmado que el consumo de aceites vegetales aumenta las probabilidades de desarrollar cáncer en seres humanos.

¿Necesitas más razones para alejarte de estos aceites y proteger tu salud y la de los tuyos?

5 razones para no cocinar con aceite vegetal
Comentarios