Los 'otros' escenarios de "La cabina" de Mercero

Además de una plaza escondida del barrio madrileño de Chamberí, Antonio Mercero eligió diferentes escenarios para "La cabina", una de sus obras maestras. Estos días se cumplen cuarenta y seis años del rodaje.

La genial producción televisiva narra la progresiva angustia de un hombre atrapado en una cabina telefónica. Lo que en principio parece un contratiempo sin trascendencia se convierte en una situación tan inquietante y terrorífica que provoca en el hombre una desesperación y una angustia sin límites.

2018072415152579000

Cuando José Luis López Vázquez leyó el guión, se enamoró de la historia. ​Aunque pasó miedo en algunas secuencias, aportó muchas ideas a Mercero. El rodaje comenzó el 17 de julio de 1972 y se prolongó durante el mes de agosto. La primera parte de la película se desarrolla en un patio interior de varios bloques de viviendas, ubicado entre las calles Rodríguez San Pedro y Arapiles, que en la actualidad son de propiedad privada. El Ayuntamiento aprobó recientemente la instalación de una cabina roja, similar a la usada en el mediometraje, en un lugar aún por determinar del barrio de Chamberí. 

La iniciativa fue impulsada por el guionista David Linares, que recogió de más de 4.000 firmas en una campaña que llevaba la etiqueta #UnaCabinaParaMercero, y que contó con el respaldo de familiares y amigos del director, así como de la Academia del Cine y de instituciones privadas como la Fundación Telefónica.

Los otros escenarios

Después de diferentes intentos infructuosos por abrir la cabina en la citada plaza, cuatro operarios la suben a un camión que recorre, entre otros lugares identificables, los antiguos "Scalextric" de Atocha y el paso subterráneo de la calle María de Molina.

cab 1

(Vista panorámica del antiguo "Scalextric" de la glorieta de Atocha)

El recorrido prosigue en el actual distrito de Hortaleza. La secuencia del funeral delante de una parroquia de color azul (desaparecida hace décadas) está rodada en la avenida de San Luis, junto al barrio de Manoteras. En la actualidad hay un edificio de nueva construcción, con piscina.

col 3

Los planos siguientes fueron rodados en el barrio de Pinar de Chamartín. Pueden verse varios edificios de las calles Arturo Soria y Jazmín.

col 1

(Uno de los edificios más antiguos de Pinar de Chamartín apenas ha cambiado)

col 2

(Edificios de la calle Arturo Soria, junto a la boca de Metro de Pinar de Chamartín)

(col 4

(El bar del número 44 de la calle Jazmín -32 en la actualidad- sigue funcionando como cafetería)

"La cabina" recorre después los descampados de la periferia norte de la ciudad, convertidos en la actualidad en edificios de viviendas y zonas ajardinadas. Mercero pensó que el apocalíptico desenlace esta ficción debería grabarse en decorados construidos en plató. Pero encontró un lugar perfecto:  La central hidroeléctrica de Aldeadávila, en Salamanca, propiedad de Iberduero en aquel momento. Otros escenarios fueron la terminal de carga del aeropuerto de Barajas y algunos parajes de Portugal cercanos a la frontera.

‘La Cabina’, obra icónica del cine español

Fue una de las películas de culto para toda una generación. Se estrenó en TVE el 13 de diciembre de 1972 y ha sido el único programa español que logró un Emmy, el Oscar televisivo. El guión, en el que colaboró José Luis Garcimezcla suspense, drama y surrealismo, y para muchos críticos era una velada crítica a la situación política española, si bien el propio Mercero clasificó la cinta como “una parábola abierta a todo tipo de interpretaciones”. 

Además de López Vázquez, participaron en el rodaje actores como Agustín González, Goyo Lebrero, Tito García, María Vico o Blaki. "La cabina" puede verse, íntegra, en este enlace de RTVE.