#TEMP
domingo 22/5/22
  • La Mari de Chambao, María Rozalén, Juan Echanove, Leticia Dolera, Rosa Montero y Raúl Arevalo, protagonizan un vídeo en el que hacen suyas las reivindicaciones de las personas con trastorno mental y sus familiares. 
  • A través de la campaña “Queremos ser felices” la Confederación FEAFES busca concienciar a la sociedad de que las personas con trastorno mental son “tan raras o normales” como cualquier otra. 

En España más de un millón de personas presentan un trastorno mental grave, y cerca del 15% de la población adulta pasará por algún problema de salud mental a lo largo de su vida

“No vamos a conformarnos con ser normales. Tenemos derecho a ser felices”. Con motivo del Día Mundial de la Salud Mental que se celebra el 10 de octubre, la Confederación FEAFES, entidad que reúne a cerca de 300 asociaciones de personas con enfermedad mental y familiares, ha querido reivindicar así la integración social de este colectivo.

Para ello, ha contado con la colaboración de la actriz Leticia Dolera, de las cantantes La Mari de Chambao y María Rozalén, de los actores Juan Echanove y Raúl Arevalo, así como de la escritora Rosa Montero. Todos ellos dan lectura en un vídeo al manifiesto de la campaña “Queremos ser felices, donde se afirma que todas las personas, tengan o no un problema de salud mental, somos diferentes, tenemos rarezas, manías, y también el derecho a buscar la felicidad en el modo que creamos conveniente.

Así, la campaña plantea que las personas con un problema de salud mental son “tan raras o normales” como cualquier otra, poniendo el énfasis en que debemos acabar con “las etiquetas que nos separan”. “Lo mejor de mí es aquello que me hace diferente”, es una de las conclusiones que se incluyen en el manifiesto.

Desde FEAFES argumentan que, en muchas ocasiones, las personas con trastorno mental encuentran en el rechazo social la principal dificultad para llevar una vida plena, antes incluso que los propios síntomas de sus enfermedades.

Acabar con la discriminación

En España más de un millón de personas presentan un trastorno mental grave, y cerca del 15% de la población adulta pasará por algún problema de salud mental a lo largo de su vida.

“Para ellos ser felices no les basta con un tratamiento adecuado, también necesitan que se acabe con la discriminación y los prejuicios que sufren debido a su diagnóstico”, apuntó el presidente de FEAFES, José María Sánchez Monge. Desde esta entidad recuerdan que entorno al 75% de este colectivo afirma haberse sentido discriminado en algún ámbito de su vida.

En particular, desde las asociaciones de personas con trastorno mental y familias reclaman que se eliminen las barreras a la hora de conseguir un puesto trabajo, así como que se les permita una mayor participación a la hora de tomar decisiones que afecten a su recuperación.

Las personas con trastorno mental no se "conforman con ser normales"
Comentarios