miércoles 20.11.2019
primarias argentina

Un paso a la derecha

Las elecciones Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO) que se celebraron ayer en Argentina, confirman que el oficialismo y el poderío de sus medios de comunicación pueden contra cualquier pronóstico

Un paso a la derecha

La elección de candidatos a senadores en la provincia de Buenos Aires quedó suspendida alrededor de las 4.30 de la mañana con el 95,68% de las más de 35 mil mesas bonaerenses escrutadas y un empate provisorio entre el candidato oficialista (Esteban Bullrich, 34,19%) y la candidata de Unidad Ciudadana (la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, 34,11%). 1País, con la candidatura de Sergio Massa, se mantuvo en 15,53%, mientras que Cumplir y Florencio Randazzo alcanzaron un 5,90%.

Los medios de comunicación oficialistas celebraron la victoria desde el inicio mismo del recuento de los votos, mientras las cadenas televisivas reprodujeron los festejos desde el búnker de Cambiemos, apenas iniciado el escrutinio. Antes de las 9 de la noche las placas de los medios afines al gobierno indicaban una ventaja de 7 puntos para Esteban Bullrich (actual Ministro de Educación de la Nación que en campaña celebró la gestión de su gobierno por la cual cada día hay en Argentina “un metro más de asfalto y un pibe preso”). Sin embargo los resultados oficiales comenzaron a mostrar que la candidata de Unidad Ciudadana recortaba diferencias, en una clarísima tendencia que se mantuvo hasta alrededor de las 4 de la mañana en que la ventaja del candidato de Cambiemos se redujo a un 0,01%.

El radical Leopoldo Moreau denunció el retiro de “data enters” por parte del oficialismo, que dejó apenas a un 20% de los trabajadores que realizaban la carga de los telegramas. Según Moreau, con esta maniobra se buscaba ralentizar la tendencia a favor de Unidad Ciudadana, “secuestrándole” el voto a millones de bonaerenses que no podían conocer el resultado final de la elección.

A las 3:44 Cristina Fernández de Kirchner  inició su discurso disculpándose con los presentes por la hora y por el “bochorno que hemos vivido”, en referencia a la demora de los datos oficiales. “Esto que hemos vivido hoy, este montaje de un show para que salga en el horario prime time de la televisión, es una ofensa a la democracia y los ciudadanos que fueron leal y honestamente a depositar su voto y que lo menos que se merecían era conocer cuál fue el resultado de su voto”, afirmó.

En el recuento oficial de votos, Esteban Bullrich se impone por 0,08 por ciento frente a Cristina Kirchner, pero la carga de datos oficiales se frenó cuando los números se volcaban para la candidata de Unidad Ciudadana y se congeló en los distritos donde la fuerza kirchnerista se alza con más votos y donde tiene más ingerencia del electorado.

El escrutinio definitivo, que según denuncia la oposición dejó llamativamente afuera precisamente cientos de mesas de distritos claramente favorables a la ex presidenta, estará disponible en 15 días, luego de una evaluación de la Justicia.

Un paso a la derecha
Comentarios