Martes 25.06.2019
SéPTIMO ENCUENTRO DE LA SOCIEDAD CIVIL EN CHILE

La economía sostenible nace de la economía social

El Comité Económico y Social Europeo organizó el Séptimo Encuentro de la Sociedad Civil Organizada Unión Europea-América Latina en Santiago de Chile

En la declaración final se considera que los gobiernos deben tener en cuenta, entre otras necesidades, la promoción de las cooperativas y otras formas de economía social para promover el desarrollo sostenible en la promoción de las inversiones.

El Comité Económico y Social Europeo organizó el Séptimo Encuentro de la Sociedad Civil Organizada Unión Europea-América Latina en Santiago de Chile los días 4, 5 y 6 de diciembre.

"La economía social contribuye a impulsar la producción y generalización de nuevas tecnologías, así como la protección del medio ambiente"

En él se dieron cita representantes de las organizaciones de la sociedad civil de la Unión Europea y América Latina, incluidas sus instancias consultivas nacionales y regionales.

En la declaración final se considera que los gobiernos deben tener en cuenta, entre otras necesidades, la promoción de las cooperativas y otras formas de economía social para promover el desarrollo sostenible en la promoción de las inversiones.

Así mismo piden un mayor reconocimiento e impulso de la Economía Social (ES), conocida en otros países como Economía Solidaria:

- Piden que las empresas de la Empresas de Economía Social tengan acceso a los programas europeos de I+D y de cooperación al desarrollo para America Latina en pie de igualdad con otros beneficiarios;
- Demandan de la Cumbre que, en estos momentos de crisis global, favorezca las relaciones empresariales y comerciales en general, incluidas las de la Empresas de Economía Social, de la UE y de América Latina;
- Solicitan que los acuerdos comerciales, acuerdos multipartes o acuerdos de asociación vigentes o futuros entre la UE y países o regiones de América Latina, fomenten el desarrollo de la microempresa y de la pequeña y mediana empresa, de las cooperativas y de las organizaciones sin ánimo de lucro y, en general, de la Economía Social;
- Solicitan que se cree el marco jurídico necesario para el desarrollo de la Empresas de Economía Social;

"Se debería aumentar el uso de las tecnologías de la información y las comunicaciones y de energías favorables al medio ambiente, además de diversificar la matriz energética con fuentes renovables no convencionales, para avanzar hacia una economía sostenible"

El documento también recoge las siguientes consideraciones para el debate de la economía social

- Estiman que la Economía Social puede contribuir al desarrollo sostenible, a la cohesión económica y social, a fomentar el tejido productivo y la distribución de la renta, a favorecer el empleo y a procurar la igualdad de oportunidades;
- Subrayan que este tipo de empresas son una parte integrante de la sociedad civil que merecen el debido reconocimiento legal;
- Consideran que la Economía Social debería configurarse como un elemento integrante del sistema económico;
- Estiman que sería necesario sistematizar la información sobre este sector para darle una mayor visibilidad social, e instan a las organizaciones de la ES de América Latina y de la UE, a facilitar datos estadísticos homogéneos y fiables;
- Observan que una de las tareas pendientes de la Economía Social debería ser conseguir reconocimiento institucional y acuerdos y alianzas con los poderes públicos basadas en el respeto mutuo que aseguren su independencia del poder político;
- Entienden que es necesario separar claramente la noción de economía social del fenómeno de la “tercerización” laboral que, en ocasiones, se ejerce utilizando impropiamente el nombre de cooperativas.

Además exhortan a los gobiernos a que, en la promoción de las inversiones, tengan en cuenta las siguientes necesidades para favorecer el desarrollo sostenible:

- El fortalecimiento de mecanismos de protección social como, por ejemplo, las pensiones, el desempleo y la asistencia a las personas con discapacidad;
- El fomento del empleo de los jóvenes, las mujeres y las personas con discapacidad;
- La promoción de las cooperativas y otras formas de economía social;
- Instan a que se favorezca la Economía Social como un medio eficaz para contribuir a transformar la economía informal en formal y aumentar la transparencia;
- Destacan que el año 2012 fue designado por las Naciones Unidas como Año Internacional de las Cooperativas.

Por último, consideran que la economía social contribuye a impulsar la producción y generalización de nuevas tecnologías, así como la protección del medio ambiente. En este sentido, se debería aumentar el uso de las tecnologías de la información y las comunicaciones y de energías favorables al medio ambiente, además de diversificar la matriz energética con fuentes renovables no convencionales, para avanzar hacia una economía sostenible.

Comentarios