viernes 25/9/20
CRÓNICAS DE AMÉRICA LATINA | JAVIER M. GONZÁLEZ

Ponen en duda que Cristina Fernández sea abogada

Se reactivan viejos rumores de que no habría acabado la carrera universitaria.

Foto: Casa Rosada
Foto: Casa Rosada

“Nunca se colegió, nunca firmó un escrito, es raro para una abogada exitosa”, señaló Sabsay

@jgonzalezok / Cuando la presidente argentina, Cristina Fernández, fue consultada sobre el espectacular crecimiento de su patrimonio, en un encuentro con estudiantes de la Universidad de Harvard (septiembre de 2012), respondió: “toda la vida he tenido una determinada posición económica y todo el mundo sabe que siempre he ejercido la profesión (…) Si he tenido un crecimiento en mis bienes es porque he sido una exitosa abogada y soy una exitosa presidente”.

Aunque los rumores que ponen en duda su título son antiguos, en los últimos días se ha vuelto sobre el tema con declaraciones de peso. Primero fue el constitucionalista Daniel Sabsay, que en una intervención ante el congreso anual de IDEA (Instituto para el Desarrollo Empresarial de la Argentina), acusó a la presidente de no saber nada de derecho y la exhortó a mostrar el título. “Nunca se colegió, nunca firmó un escrito, es raro para una abogada exitosa”, señaló Sabsay.

El ex fiscal del juicio a las Juntas Militares, Julio César Strassera, se sumó a la polémica y también aseguró que la mandataria no era abogada. En declaraciones a la FM Identidad, afirmó: “tuve a la vista todos los habeas corpus del país porque los pedí para el juicio y no hay uno solo firmado por Néstor o Cristina Fernández de Kirchner”, añadió el fiscal, que acusa a los Kirchner de usurpar el tema de los derechos humanos, “porque jamás se preocuparon del tema”. Para Strassera, si se confirma que la presidente no es abogado, estaría cometiendo un delito de usurpación de títulos y honores.

En 2007, un comunicado oficial de la Universidad Nacional de La Plata aseguraba que la mandataria se habría graduado en octubre de 1979 y que el título correspondiente tiene fecha de 10 de diciembre de ese mismo año. Pero también añadía que solo los interesados pueden acceder a la documentación correspondiente, con lo que la polémica no queda zanjada. Esta institución es uno de los principales centros del kirchnerismo militante, sobre todo la facultad de Periodismo. Uno de sus edificios fue bautizado con el nombre de Néstor Kirchner y su decana, Florencia Saintout, es una de las más destacadas figuras del kirchnerismo local.   

Se sabe que Néstor y Cristina se conocieron en la ciudad de La Plata, donde ambos estudiaban derecho. Poco después del golpe militar de 1976,  ambos deciden casarse y se van a Río Gallegos, en la Patagonia, lejos de los lugares donde más actuó la represión. Pero antes, Néstor consiguió licenciarse y obtener el título que le permitió abrir un bufete en Río Gallegos, con algunos socios. De la actual presidente no consta que terminara la facultad.

Aún así, se integró en el bufete, donde los casos eran los propios de una pequeña ciudad, de 95.000 habitantes, según el último censo. Hasta que la vuelta de la democracia los impulsó a la actividad política a tiempo completo. El bufete quedó atrás y la única actividad paralela fueron los negocios.

Carlos Andreucci, presidente de la Federación Argentina de Colegios de Abogados, habría dicho que todo lo que es documentación referida a Cristina y a Néstor Kirchner, “hay ordenes de guardarlas bajo siete llaves, tanto en la Universidad de La Plata como en los registros de las personas”. El abogado Tomás Jiménez, de Río Gallegos, recuerda que Cristina Fernández nunca integró la Asociación de Abogados de la ciudad.

El periodista Christian Sanz, que viene siguiendo el tema hace años y que llegó a denunciar a la entonces senadora en 2007, llegó a ofrecer 10.000 dólares a quien muestre una foto de la graduación de la mandataria. Según Sanz, solo se encontraron datos de que cursó hasta tercer año de la facultad de Derecho, pero no hay alumnos ni profesores que aseguren que se licenció.

El rector Hernán Gómez presentó al juez, el controvertido Norberto Oyarbide, una nota sin membrete asegurando que Cristina Fernández se habría recibido (licenciado) en octubre de 1979, en una fecha que era festivo. Esa nota sirvió al juez –que después – a archivar el expediente. Una nota del diario El Cronista asegura que la Universidad también entregó la ficha de entrega del título, pero según Christian Sanz el documento está claramente adulterado, ya que se aprecian borrones en el mismo y los datos corresponderían a otra persona.

En 2009  el juez Oyarbide sobreseyó al matrimonio presidencial por presunto enriquecimiento ilícito -572 % de aumento en el patrimonio entre el 2003 y el 2008-, en un fallo que causó una enorme polémica por la rapidez con que se pronunció y las irregularidades procesales.

Sin embargo, un apoyo inesperado vino para apoyar la versión oficial. La periodista del diario La Nación Laura Di Marco, autora del libro Cristina Fernández, La Verdadera Historia, afirma que Cristina Fernández se inscribió en el Tribunal Superior de Justicia de Santa Cruz en febrero de 1980 y en la Cámara de Apelaciones de Comodoro Rivadavia, en octubre de 1985, para lo que necesitaría el título. Cita también testimonios que citan causas en las que la ahora presidente litigó.

“¿Por qué no muestra el título si la beneficiaría?”, se pregunta en su cuenta de Twitter la periodista, y se contesta: “Revisen la historia de CFK (la presidente) y está llena de esas sinrazones, no es novedad, es ella”. El último tuit de la periodista, muy crítica con el kirchnerismo, afirma que el hecho de que la Universidad de La Plata se sume al secretismo y no muestre el título no prueba que no sea abogada, “prueba que vivimos en un país anormal”. 

Ponen en duda que Cristina Fernández sea abogada