sábado 19.10.2019

¿Perdón y olvido o reconciliación y justicia?

Las víctimas de la guerra civil (1980-1992) piden justicia frente a los defensores de una ley de amnistía.

Asamblea Legislatirva El Salvador.
Asamblea Legislatirva El Salvador.

Para el politólogo Rubén Zamora, una ley de amnistía prolongaría el sufrimiento de las víctimas y avalaría la impunidad

Nelson López | La justicia transicional es un término muy poco usado en El Salvador, pero es importante retomarlo. El International Center for Transitional Justice define la justicia transicional como la forma en que los países que han sufrido conflictos y represión abordan las violaciones serias de los derechos humanos, donde el sistema normal no puede proporcionar una respuesta adecuada.

En la justicia transicional se usan mecanismos judiciales y no judiciales basados en la aceptación de responsabilidad en un hecho y asimismo reparaciones para las víctimas. Pero, ¿vale la pena traer a colación crímenes que ocurrieron durante los 80’ en una cruenta guerra que los jóvenes no conocen y los adultos no quieren recordar? Para la reconstrucción como nación, el perdón y olvido no es suficiente.

El hecho que no me haya pasado a mí no quiere decir que no les pasó a otros salvadoreños, tal es el caso de miles de desaparecidos que hasta la fecha nadie sabe de su paradero.

GUERRA CIVIL EN EL SALVADOR (1980-1992)

Expertos concuerdan que una amnistía de facto sería un retroceso. La Oficina del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos ha expresado que “El dolor continúa, las medidas deben ser urgentes” y es urgente el encontrar respuestas legítimas a las violaciones masivas durante el conflicto armado interno. Juan Dalton señala la hipocresía de la Asamblea Legislativa con respecto a su padre, el poeta Roque Dalton, a quien declararon poeta meritísimo y estableciendo el 14 de mayo como día nacional de la poesía, y que ahora proponen una ley de amnistía que, para el politólogo Rubén Zamora, prolongaría el sufrimiento de las víctimas y avalaría la impunidad.

El informe del Secretario General de la ONU en agosto de 2004 dice que “[...] no es posible consolidar la paz en el período inmediatamente posterior al conflicto ni mantenerla a largo plazo a menos que la población confíe en que se podrá obtener la reparación de las injusticias sufridas a través de estructuras legítimas encargadas del arreglo pacífico de las controversias y la correcta administración de justicia” Años después de haber firmado los acuerdos de paz, en El Salvador parece que la transición nunca llegó. El sistema judicial salvadoreño, aunque reformado, se ha visto imposibilitado de traer a los culpables de atrocidades ante la justicia. Esto ha debilitado a instituciones políticas y legales y ha hecho que se vea a El Salvador internacionalmente como un país frágil e inestable.

¿Qué se necesita para que las víctimas se sientan que se ha hecho justicia? Con la justicia transicional hay pasos a seguir para que la parte ofendida se sienta satisfecha. Es mucho más fácil querer con una ley borrar la dignidad de las víctimas y sus familiares y desestimarles, como se quiere hacer con una pensión risible.

La sentencia de la Sala de lo Constitucional subraya que debe aplicarse la justicia transicional, pero para ello debe de mencionarse en el articulado. Al accionar la justicia transicional, hay que llevar a cabo investigaciones para conocer y reconocer la verdad; los victimarios deben reconocer y aceptar haber cometido delitos y que éstos pidan perdón a sus víctimas para que las víctimas concedan el perdón, si así lo consideran, y que haya reparaciones que sean aceptables más allá del ámbito económico.

¿Perdón y olvido o reconciliación y justicia?
Comentarios