Nicaragua, país de volcanes, lagos y leyendas

Cuenta la leyenda que ambos volcanes, Concepción y Maderas, se enamoraron y entraron juntos en erupción dando lugar a la preciosa isla de Ometepe y así pudieron seguir unidos para siempre.

En esta ocasión los pasos me llevaron a recorrer Centroamérica. Bueno, la parte de Centroamérica que no había visitado o que hacía tanto tiempo desde mi última visita que prácticamente no la recordaba. Era el caso de Costa Rica y el de Nicaragua, que hacía un montón de tiempo desde mi última visita. Cuando recién acabada la revolución contra la dictadura somocista celebraban su segundo aniversario.

El título elegido quiere reflejar, simplemente, el positivo impacto que Nicaragua ha dejado en mí. Y de forma especial los tres lugares que voy a mencionar: Solentiname, Ometepe y Granada.

Solentiname, un paraíso de islas en el Sur del Gran Lago Cocibolca. Y cuya única manera de llegar (una vez de llegar a San Carlos que tampoco es fácil) es tomar una lanchita pequeña, y recorrer durante una hora la distancia que separa las islas de esta pequeña ciudad en el Sur de Nicaragua. Lancha que sale desde San Carlos, invariablemente, todos los días a las tres de la tarde.

Para pernoctar, la mejor opción sin duda, es el albergue de la Comunidad. Además de por la atención y el cariño con el que Esperanza Guevara atiende a sus visitantes, por el hecho de que los beneficios recaen sobre la comunidad que allí vive.

Recorrer las islas de Mancarrón, San Fernando, o la de los pintores del arte primitivista iniciado con Ernesto Cardenal, es todo un deleite para los sentidos. Lo mismo que visitar el Parque Natural de los Guatuzos ascendiendo en lancha por el pequeño río Guaturro…, admirando Caimanes, aves, y resto de fauna y flora en imágenes impresionantes.

Ometepe, en este caso se trata de la mayor isla existente en el mundo en un Lago de agua dulce…Con ese título y sus dos famosos volcanes: el Volcán Concepción y el Maderas, es obvio que en un País de leyendas como lo es Nicaragua, a Ometepe no podía faltarle la suya.

Cuenta la leyenda que ambos volcanes se enamoraron y entraron juntos en erupción dando lugar a la preciosa isla de Ometepe y así pudieron seguir unidos para siempre… Y Ometepe  pasó a convertirse en uno de esos lugares maravillosos de esta Nicaragua de insultante belleza.

Al recorrer sus pequeños pueblos se ve a la gente feliz a la puerta de sus pequeñas casas. Rostros marcados por el viento y el Sol que recorren de Este a Oeste y barren la isla cada día…

Lugares interesantes como finca porvenir, con muchos petroglifos que admirar, o finca Concepción desde donde comenzar la caminata que termina en la laguna del Cráter del Volcán Maderas (son unas seis horas subir, admirar y bajar).

El precioso contenido del Museo precolombino de Ometepe, es otro de los lugares dignos de ser visitados y merece dedicarle una mañana o una tarde, que puede complementarse con la visita a Charco Verde, ver el mariposario  y hacer el recorrido alrededor de su Laguna…

En definitiva, Moyogalpa y Altagracia junto a Magdalena y San José, son los lugares habitados de la isla con poblaciones permanentes. Aunque ya los hoteles van marcando también su propia realidad con todos  los servicios incluidos, excursiones y transporte, que los asemeja a pequeñas ciudades.

nicarg

Granada, la ciudad colonial por excelencia de Nicaragua, es en cambio, un torbellino de vida... Una calle larga, que hace de prolongación del mercado, con cientos de pequeños puestos donde se vende de todo, o se cambia dinero…, Dólares principalmente, pero también Euros, por Córdobas.

Donde se venden todo tipo de frutas, se corta el pelo si necesitas un corte, se hacen manicuras, se dan masajes o cualquier otra cosa que alguien necesite y pueda reportar algún dinero…

La ciudad fue fundada en 1524 por Francisco Hernández de Córdoba, y pasa por ser una de las ciudades coloniales más bonitas y antiguas del Continente Americano.

Granada es ese tipo de ciudad, ni pequeña ni grande, que te atrapa y enamora desde el mismo instante en que llegas a descubrirla. Dicen que tiene  doscientos mil habitantes y que fuera de Managua (por aquello de que ésta es la Capital) es la ciudad por excelencia de Nicaragua.

Puede ser bulliciosa o tranquila y relajada. Todo depende del lugar que quieras explorar. El paseo hacia el gran Lago Cocibolca o el Parque Central. Dos realidades contradictorias pero igualmente hermosas.

De una parte el silencio bucólico del gran Lago con sus cientos de islas para perderse en el silencio un día entero… Y de otra parte, la ruidosa Plaza-Parque centro de actividad y encuentro de la ciudad. Donde puedes encontrar todo tipo de servicios de transporte y de guías ocasionales que se ofrecen a mostrarte…, desde las iglesias granadinas hasta los bellos rincones (lo dicen con cierta malicia) que esconde la ciudad.

Nicaragua es el epicentro de la tierra de lagos y volcanes por excelencia. De una belleza insultante que muy bien pudiera gritarle al mundo que está ahí para ser descubierta y que pueda admirarse su belleza.

Hace calor en Nicaragua, su situación geográfica hace que goce de un clima semi tropical con unos cielos de un azul intenso, donde las nubes se ven ir y venir, a veces, a una gran velocidad dándole un encanto especial.

Nicaragua es también un País de hermosas leyendas. En general en torno a sus islas y volcanes. Las islas siempre general leyendas aquí allende los mares…Recuerdo algunas muy hermosas de Isla de Pascua o de Chiloé en Chile, y de Galápagos en Ecuador…

Así que a Nicaragua, con sus 430 islas que atesora en el Lago Cocibolca, bien podría ponérsele el nombre de País de volcanes, lagos y leyendas…