LAS PROTESTAS ARRANCAN ESTE LUNES, 13 DE AGOSTO

Semana de lucha internacional por la libertad de Lula da Silva

Los seguidores del exmandatario defienden su derecho a ser candidato a la presidencia de Brasil.

Foto: Comité Internacional Lula Livre
Foto: Comité Internacional Lula Livre

El movimiento ‘Lula Libre’ defiende la inmediata liberación del exmandatario y su derecho a ser candidato a la presidencia de Brasil

La ola internacional de solidaridad con Ignacio Lula da Silva, preso desde hace casi cuatro meses en Curitiba, llegará esta semana a su cénit con el arranque de una jornada de lucha sindical el 13 de agosto por varias ciudades del mundo.

El Comité Internacional Lula Libre ha intensificado su campaña en defensa del expresidente brasileño después de que el Partido de los Trabajadores (PT) de Brasil oficializará hace unos días su candidatura a la presidencia del país en las elecciones programadas para octubre de este año.

El próximo 15 de agosto es el último día para inscribir candidaturas y distintas organizaciones y militantes brasileños se movilizarán para acompañar el registro de la misma.

Las manifestaciones exigiendo su puesta en libertad no han dejado de sucederse desde el arresto de Lula que permanece recluido en una celda individual en la sede de la Policía Federal después de que la justicia lo condenara a 12 años por corrupción, tras un proceso judicial “sin pruebas materiales y repleto de anomalías jurídicas” tal y como vienen denunciando sus seguidores y gran parte de la opinión pública internacional.

Con una intensa actividad en redes sociales, bajo los hastag @freelulabrasil, #LulaLivre #FreeLula #LulaLibre, los convocantes de estas jornadas de movilización que arrancaron a principios de agosto, denuncian que Lula es un “preso político” del golpe de Estado en 2016 que derrocó a la presidenta Dilma Rousseff en el marco de lo que califican como una “ofensiva conservadora” dirigida a “criminalizar los liderazgos populares” en Brasil y que culminó con el arresto del exmandatario.

Lula goza de una gran popularidad en Brasil. Desde 1970 se destacó como líder obrero y durante su mandato puso en marcha importantes políticas sociales para erradicar la pobreza y el hambre.

El movimiento sindical en Brasil está volcado en su causa a la que ya se han adherido varios sindicatos, como la Central Única de los Trabajadores (CUT), la Central de los Trabajadores y Trabajadoras de Brasil (CTB), el Movimiento de los Trabajadores Rurales Sin Tierra (MST); la Articulación de los Movimientos Populares de la ALBA (ALBA Movimientos), el Encuentro Sindical Nuestra América (ESNA), o la Confederación Sindical de los Trabajadores/as das Américas (CSA).

Aquí en España, sindicatos y fuerzas políticas de la izquierda también se han pronunciado para pedir la libertad del exsindicalista y se unirán a las protestas.

Movilizaciones frente a embajadas y consulados brasileños en el exterior, envío de cartas y declaraciones respaldadas por líderes populares, intelectuales, parlamentarios, etc., componen el grueso de las protestas que seguirán hasta el 15 de agosto, con el epicentro de las mismas el lunes 13 en Nueva York, Washington, Boston (EEUU), Montreal (Canadá); el 14 en París (Francia); el 15 en Ginebra (Suiza).

“Convocamos toda la comunidad internacional que defiende la democracia y los derechos humanos (gobiernos, organizaciones sindicales, sociales y populares, activistas, artistas, intelectuales, líderes religiosos, periodistas, políticos, etc.), a salir a las calles en el día 13 de agosto”, reza la convocatoria.

lula

CARTA AL TRIBUNAL SUPREMO 

“La libertad y la absolución en el tiempo debido de Lula da Silva es lo que la ciudadanía espera de la cúpula del Poder Judicial en este difícil momento de vida política brasileña", señalan los defensores del expresidente

El Comité Internacional Lula Libre también se ha dirigido al Tribunal Supremo Federal de Brasil. En una carta, se pide a los magistrados la anulación de la “arbitraria sentencia condenatoria” que le fue impuesta a Lula. Para los firmantes, llama la atención “la flagrante inconstitucionalidad de la prisión y la inconsistencia de la condenación, tanto del punto de vista jurídico, como de las inexistentes pruebas de su culpabilidad. Se hizo tabula rasa del debido proceso y del principio del juicio justo”, señalan.

Los firmantes advierten a los tribunales brasileños que de no corregir dicha condena, la justicia “quedará irremediablemente expuesta como jurisdicción política y podrá entrar en la historia como protagonista de un vergonzoso episodio de la vida pública brasileña”. Por ello, instan a las presidentas del Supremo Tribunal Federal (STF) y de Tribunal Superior de Justicia (STJ), Carmen Lucia y Laurita Vaz respectivamente que, “como guardianes del orden jurídico”, garanticen la igualdad de condiciones “para que se pueda disputar el mandato de forma limpia y democrática”.

“La libertad y la absolución en el tiempo debido de Luiz Inacio Lula da Silva es lo que la ciudadanía espera de la cúpula del Poder Judicial en este difícil momento de vida política brasileña. Y esperamos que Vuestras Excelencias tengan el empeño para realizar ese imperativo histórico. Por todo lo expuesto, se espera una decisión justa y legal de estas honorables cortes”, concluyen.