Nuevatribuna

POR CRÍMENES DE GUERRA EN YEMEN

Human Right Watch pide en Argentina enjuiciar al príncipe de Arabia Saudí

La demanda se ha hecho en Argentina donde Mohammed bin Salman se encuentra para asistir a la cumbre del G20.

El príncipe saudita quedó en el centro de la mirada mundial tras el asesinato del periodista Jamal Khashoggi en Turquía

Human Rights Watch, la organización no gubernamental con sede en los Estados Unidos, solicitó a la Justicia argentina iniciar una causa penal contra el príncipe heredero de Arabia Saudita, Mohammed bin Salman, recientemente llegado al país con motivo de la cumbre del G20. Entre otras acusaciones, la organización de Derechos Humanos hace hincapié en los crímenes de guerra cometidos en Yemen.

Human Rights Watch y Amnistía Internacional ya han denunciado previamente la detención de decenas de escritores, periodistas, activistas y líderes religiosos. Mohammed es el primer príncipe saudita de la tercera generación de la Casa Al-Saud; fue promovido al rango de heredero en junio de 2017, luego de que se conociera que su padre, el Rey Salmán bin Abdulaziz, padece Alzheimer.

Desde su designación, bin Salmar acumula cada vez más poder y ha ganado popularidad mediante grandes reformas sociales y medidas de gobierno que fueron muy cuestionadas, así como lo son también sus estrechos vínculos con la Casa Blanca.

Kenneth Roth, director ejecutivo de Human Rights Watch, sostuvo que “las autoridades judiciales argentinas deberían evaluar el papel de Mohammed bin Salman en posibles crímenes de guerra cometidos por la coalición liderada por Arabia Saudita en Yemen desde 2015”. Además señaló que la participación del príncipe heredero en la Cumbre G20 en Buenos Aires podría permitir que las víctimas de abusos que no lograron que se haga justicia en Yemen o Arabia Saudita puedan obtenerla en los tribunales argentinos.

Mohammed bin Salman llegó a la Argentina encabezando la delegación saudí que participará de la cumbre del G20. El diario The New York Times señaló que la denuncia se centra en crímenes de guerra en el marco de una intervención militar liderada por Arabia Saudita en Yemen. El príncipe saudita quedó en el centro de la mirada mundial luego del asesinato del periodista Jamal Khashoggi en Turquía. De hecho, las torturas y el asesinato del periodista disidente saudí también es parte de la denuncia. Los últimos momentos de Khashoggi fueron grabados por un escalofriante audio. "Mohammed bin Salman debería saber que podría enfrentar una causa penal si viaja a la Argentina", afirmó Kenneth Roth antes de la llegada del príncipe al país organizador de la cumbre del G20.