miércoles 23/9/20
CRÓNICAS DE AMÉRICA LATINA | JAVIER M. GONZÁLEZ

Evo Morales, sin contrincantes que le hagan sombra

Bolivia celebra elecciones generales este domingo, 12 de octubre.

Morales, sin contrincantes que le hagan sombra

@jgonzalezok | El presidente de Bolivia, Evo Morales, va camino de convertirse en el presidente más longevo de su país, tras una victoria que los sondeos pronostican como histórica. Las encuestas para la elección de este 12 de octubre le dan una ventaja de 40 puntos respecto a su más próximo rival. La oposición no ha podido unirse para tratar de enfrentar el ciclón Evo, que arrollará a sus rivales y se asegurará un tercer mandato consecutivo, con el que llegará a 14 años ocupando el Palacio Quemado, sede de la presidencia.

En 2005, Evo Morales fue elegido con el 53,74% de los votos y en 2009 con el 64,22%. Las encuestas, ahora, le dan un 59% de intención de voto. Un respaldo impreesionante, tres victorias por mayoría absoluta, aunque algo lejos del 74% que se había propuesto como meta al inicio de la campaña electoral.

La extraordinaria popularidad que estos números reflejan no puede ocultar la polémica interpretación legal que permitió hacer realidad su candidatura. La Constitución, que el mismo Evo impulsó, establece que no puede haber más de dos períodos consecutivos, cosa que el presidente boliviano está cumpliendo ahora. La argucia legal para habilitarlo nuevamente como candidato fue que Bolivia habría sido refundada, como si se hubiera convertido en otro país, al dar a luz el nuevo estado plurinacional.

La principal baza electoral de Evo Morales y su partido, el MAS (Movimiento al Socialismo) tiene que ver con la extraordinaria bonanza económica que experimenta el país en los últimos años, que contrasta con las penurias de alguno de sus vecinos, como Argentina. El gas y el petróleo, nacionalizados a poco de la llegada de Morales al poder, permitieron que el PIB se triplicara desde 2005. Este año el crecimiento será del 5,2% (el año pasado fue del 6,8 %), el mejor de América Latina, después de Panamá.

El salario mínimo se triplicó desde 2005. Los gastos sociales –en educación, salud, pensiones y programas sociales- aumentaron más del 45% en siete años. La reducción de la pobreza ha sido notable y ya ha dejado de ser el más pobre de la región, posición que ahora ocupa Paraguay: datos del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo indican que se redujo del 58,3% en el 2000 a 26,1% en el 2012. También hubo una reducción muy importante de la extrema pobreza. Y, lo que es más importante, se ha reducido la desigualdad, como señala el índice GINI, que mide la diferencia de ingresos del tope y la base de la pirámide social.

Los principales indicadores económicos sustentan el optimismo, aunque el FMI, el Banco Mundial y el BID anuncien que se acabó la fiesta en Latinoamérica. Con una inflación del 4,30%, la tasa de desempleo se sitúa en el 8%. Las reservas internacionales de Bolivia son más del 48% del PIB. La Inversión Directa Extranjera fue del 5,9% del PIB, la más alta de los países de la región, a pesar de la retórica antiimperialista. En el 2008, fue expulsado el embajador norteamericano, Philip Goldberg, así como los agentes de la DEA (Agencia antinarcóticos de los EEUU), acusados de conspirar contra el gobierno. Aunque ya hay acuerdos para volver a intercambiar embajadores, todavía no se concretó. 

En los últimos años Evo logró lo que parecía imposible: conquistar lo que se conoce como la Media Luna, los cuatro departamentos del oriente del país –Santa Cruz, Beni, Pando y Tarija- donde la población es mayoritariamente de origen europeo y donde se concentran los principales recursos del país: petróleo, gas, soja y ganado. Hace cinco años se produjo un enfrentamiento que parecía irreconciliable y que alentó, incluso, tensiones independentistas. Según las encuestas, el partido del presidente, el MAS (Movimiento al Socialismo) debe sacar este domingo en torno al 50 % de los votos en esta región.   

Este domingo se elige la fórmula presidencial, además de 36 senadores (cuatro por cada departamento), y 130 diputados para la Asamblea Legislativa Plurinacional. Las candidaturas que ha presentado cada partido fueron obligadas a una paridad de género, dato interesante en un país donde el machismo y los casos de femicidio son elevados. De hecho ha habido un movimiento de mujeres que actuó bajo el lema “Machistas, fuera de la lista”, que logró que dos candidatos acusados de violencia doméstica fueran sacados de las candidaturas y que el tema quedara instalado en la campaña.

El principal objetivo del MAS es recuperar la mayoría de dos tercios que tenía hasta que 5 diputados indígenas se fueron en el 2011 por el conflicto del TIPNIS, el parque nacional indígena por el que se quería hacer una carretera, y que llevó a movilizaciones masivas.

De conseguir recuperar esa mayoría, podría pensarse en modificar la Constitución para permitir la reelección indefinida de Evo. Aunque oficialmente se niega que esté en la agenda del gobierno, también es cierto que el presidente venía negando que aspirase a un tercer mandato.

Los principales candidatos de la oposición son: el empresario del cemento Samuel Doria Medina, ya varias veces candidato presidencial, que tiene como aliado a Rubén Costas, ex líder de los secesionistas de Santa Cruz; el ex presidente Jorge Tuto Quiroga (2001-2002), presentado por la Democracia Cristiana; el ex alcalde de La Paz, Juan del Granado, del Movimiento Sin Miedo (MSM); y Fernando Vargas, ecologista y líder indígena del oriente del país. 

Evo Morales, sin contrincantes que le hagan sombra