#TEMP
miércoles. 29.06.2022
CRóNICAS DE AMéRICA LATINA | JAVIER M. GONZáLEZ

Dirigente piquetero argentino pide que fusilen a Leopoldo López

Luis D´Elía es uno de los principales exponentes del kirchnerismo y fue funcionario del gobierno.

argentina
Luis D´Elía.

@jgonzalezok | Los acontecimientos de Venezuela se están viviendo en Argentina con una especial intensidad. El gobierno de Cristina Fernández ha expresado su apoyo total al gobierno de Nicolás Maduro. El ministro de Relaciones Exteriores, Héctor Timerman, dijo en declaraciones a la agencia oficial Télam: “cualquier intento de desestabilización a un gobierno democrático de la región lo vemos como un ataque a nosotros mismos, porque no quieren que sigamos viviendo en democracia”.

La declaración era previsible en términos diplomáticos, dada la sintonía entre los gobiernos de Buenos Aires y Caracas. Pero un mensaje en Twitter de uno de los más importantes dirigentes del kirchnerismo, ha removido el tablero de la discusión en torno al caso venezolano. Se trata de Luis D´Elía, que fue funcionario en el gobierno de Néstor Kirchner.

Escribió en su cuenta de Twitter: “Si Perón hubiese fusilado a Menéndez en el 51, habríamos ahorrado mucha sangre al pueblo. Maduro debe fusilar a López, agente de la CIA”. Se refería a Benjamín Menéndez, un militar que encabezó una frustrada sublevación contra Perón en 1951, y que integró un clan familiar con varios golpistas, incluyendo a su sobrino Luciano Benjamín, uno de los más terribles represores de la última dictadura.

En otro mensaje en la misma red social D´Elía se preguntaba cómo habrían reaccionado San Martín y Bolívar –los padres de la patria latinoamericana- “con un compatriota que hace inteligencia para una potencia extranjera”. Y contestaba su propia pregunta insistiendo: “Maduro debe fusilar a López”. La pena de muerte no existe en ninguno de los dos países, ni en Argentina ni en Venezuela.

Ante la polémica que se armó, y lejos de retroceder, reiteró lo dicho en otros dos mensajes: “Viva los fusilados de José León Suárez (por un grupo de civiles y militares fusilados sin juicio tras el golpe militar contra Perón, en 1955), viva los héroes de Trelew (en referencia a un grupo de guerrilleros a los que se les aplicó la ley de fugas durante la pasada dictadura), vivan los 30.000 fusilados por la dictadura genocida”. El último mensaje –al menos hasta la noche del lunes-, afirma que en América Latina hace cien años que hay pena de muerte: “las oligarquías se cagan en la ley y asociadas con el Imperio, te matan cuando quieren”.

D´Elía es uno de los personajes más polémicos de la clase política argentina. Se hizo conocido como dirigente piquetero, es decir, de grupos de desocupados por la crisis del 2001-2002. Después fue funcionario del gobierno de Néstor Kirchner. Su salida del cargo –fue Subsecretario de Tierras-, no significó un alejamiento, por el contrario, es invitado a casi todos los actos de la presidente. Fundó hace unos meses el partido Miles (Movimiento Integración Latinoamericana de Expresión Social), uno de los grupos que integran el universo kirchnerista.

Admirador y propaganditas del régimen islámico de Irán –ha viajado varias veces al país-, se le conocen numerosos comentarios antisemitas. A propósito del atentado de 1994 a la mutual judía de Buenos Aires, la AMIA, sostuvo que había que investigar a la derecha judía y no a Irán. Apoyaba así la teoría de Norberto Ceresole, un argentino que estuvo exiliado en España, asesoró a Hugo Chávez durante años, también aconsejó a los militares carapintadas argentinos y que es considerado por el Centro Simon Wiesenthal como neonazi.

D´Elía es claro partidario de la acción directa, protagonizando varios incidentes violentos. En junio de 2004 encabezó la ocupación de una comisaría, donde supuestamente estaría el responsable del crimen de un dirigente comunitario. Además de destrozos en el local, desapareció del mismo un cuadro del pintor Quinquela Martín, uno de los artistas más importantes de la pintura argentina. También protagonizó la agresión a un dirigente rural en el curso de una contra-manifestación durante el conflicto del campo, en el 2008, cuando la patronal agropecuaria mantuvo un paro que duró semanas, en protesta por el aumento de los impuestos a la exportación.

El mensaje fusilador de D´Elía lo escribió precisamente cuando salía de prestar declaración ante el juez por la causa abierta por dicha agresión. Y añadió un nuevo tuir:

“Odio a la puta oligarquía, quieren condenarme dos veces por haberle pegado una piña (puñetazo) a un agrogarpa golpista”.

Su referencia a la puta oligarquía es un clásico del personaje. En 2008 tuvo un cruce violento a través de las ondas con Fernando Peña, un personaje inclasificable de la radio argentina, ya fallecido, caracterizado por su humor ácido e inteligente. Con algunas cuentas pendientes entre ambos, el diálogo lo empezó D´Elía preguntando: “¿cómo te va, sorete (caca)?”. Para después desahogarse: “odio a la oligarquía, odio a los blancos (…) Te odio, Peña, odio tu plata, odio tu casa, odio tus coches, tu historia, odio a la gente como vos, que defienden un país injusto e inequitativo”.  

El polémico dirigente piquetero tiene actualmente un programa en Radio Cooperativa, de 7 a 9 de la mañana, que es un verdadero tanque de agitación y propaganda. Además, maneja otra emisora, Radio Rebelde, sin permiso oficial para emitir y con una audiencia muy débil ya que tiene una muy débil señal.

Hay un detalle de la historia de Radio Cooperativa que es muy significativo y que pinta de lleno a este controvertido personaje. Hasta julio del 2010 la emisora transmitía en una parte del dial que quedó muy próxima a otra radio que empezó entonces su andadura, por lo que le provocaba interferencias. Dos días después de una acción misteriosa contra la antena de transmisión de Radio Amplitud, Radio Cooperativa comenzó a emitir en esa misma frecuencia. Que, además, tampoco podría usar porque es un canal libre internacional que pertenece a Uruguay. Tiene la ventaja de que tiene mucha potencia, por lo que se escucha bastante bien en el superpoblado dial de Buenos Aires y está justo al lado de Radio Mitre, líder de audiencia y enemiga ideológica. 

Dirigente piquetero argentino pide que fusilen a Leopoldo López