martes 24/11/20

Se desvanecen los indicios de desaparición forzada de Santiago Maldonado

Las primeras conclusiones de la autopsia apuntan a que se ahogó en el río Chubut.

@jgonzalezok | Todavía no hay un informe final de la autopsia del cadáver de Santiago Maldonado, el artesano argentino que desapareció después de haber participado en una protesta con los indios mapuches, el pasado 1º de agosto, pero la falta de lesiones en su cuerpo parece apuntar a una muerte por ahogamiento en el río Chubut, que habría intentado atravesar huyendo de los gendarmes que actuaron contra los manifestantes. También podría haber muerto de frío, ya que las aguas patagónicas de dicho río tienen en esta temporada temperaturas inferiores a los 5º.

El cadáver no tendría signos de golpes, ni orificios de bala; tampoco nada que lleve a pensar en tortura. Quedan todavía exámenes de laboratorio, que deben determinar cuánto tiempo llevaba el cuerpo en el río. Aunque parece haber consenso entre los técnicos que participaron en el estudio del cuerpo, que hay indicios de que por lo menos llevaría 2 meses en el agua. El cuerpo se habría hundido y habría vuelto a la superficie como consecuencia de los gases producidos por la descomposición del mismo.

Los peritos -más de 50, que representaban a todas las partes en conflicto- utilizaron el método que se conoce como “Protocolo de Minnesota”, que se utiliza internacionalmente en casos en los que se sospecha que la muerte se debe a una ejecución y que pueden haber intervenido agentes del Estado. Entre los expertos estaban miembros del Equipo Argentino de Antropología Forense, de gran prestigio internacional, que en el pasado ayudaron a identificar los cadáveres de cientos de desaparecidos durante la dictadura militar. Y miembros del Cuerpo Médico Forense de la Corte Suprema.

Toda la autopsia fue filmada, lo que da seguridad de un trabajo serio y solvente, muy importante después del fiasco que supuso el caso Nisman. Dos años después de la muerte del fiscal, que acababa de acusar a la ex presidente de “traición a la Patria”, por el presunto encubrimiento de los responsables del atentado a la mutual judía AMIA, se pudo saber que la autopsia fue manipulada, así como la escena del crimen.

Si las conclusiones preliminares sobre el caso Maldonado se confirman, se desmontan varias de las hipótesis que se manejaron desde el 1º de agosto, prematuras a la luz de los acontecimientos o interesadas políticamente. La primera sería la de una “desaparición forzada”, lo que sirvió a ciertos sectores a relacionar al gobierno de Macri con la dictadura militar y a utilizarlo como tema de campaña de cara a las legislativas de este domingo.

Otra consecuencia es que algunos de los testigos pueden enfrentar ahora las consecuencias de una acusación de falso testimonio. Entre ellos el mapuche Matías Santana, que dijo haber visto cómo la gendarmería se había llevado a Santiago Maldonado en una camioneta, después de haberlo sometido a una brutal paliza. Aseguró que había visto todo con binoculares -dada la distancia a que se encontraba- aunque tales binoculares no aparecieron y dijo haberlos perdido.

Por el contrario, adquiere relevancia la declaración judicial de otro testigo, también indígena mapuche, conocido como “testigo E”, que en un primer momento también culpó a la gendarmería, pero que después cambió su testimonio. Dicho testigo habría sido alentado a culpar a los gendarmes en su primera declaración por integrantes del grupo Resistencia Ancestral Mapuche (RAM). Después rectificó y dijo que huyó con Santiago Maldonado de los gendarmes, que lo intentó ayudar a cruzar el río, pero que el artesano se soltó de su brazo e intentó volverse, diciéndole: “siga usted, yo no puedo más, yo me vuelvo”. Después lo perdió de vista.

Otro aspecto que va camino de ser desmentido es el de que el cuerpo había sido “plantado”, presumiblemente por los gendarmes. Fue lo que dijeron en un primer momento los mapuches, la familia y diversos activistas.

A pesar de todos estos datos nuevos, grupos de encapuchados provocaron incidentes en una marcha sobre la Plaza de Mayo, que había sido convocada por el grupo Encuentro, Verdad y Justicia y en la que participaron dirigentes de pequeños partidos de izquierda, como el Partido Obrero, Libres del Sur y el FIT (Frente de Izquierda y de los Trabajadores). Se pudo ver pancartas como “Queremos la Verdad”, “El Estado responsable” y “Fuera Bullrich” (en referencia a la ministra de Seguridad). En la ciudad de Mar del Plata otra manifestación acabó con violencia, cuando un grupo atacó la municipalidad causando destrozos.

Qué repercusiones tendrán estas últimas noticias del caso Maldonado en las elecciones legislativas de este domingo, es incierto. Desde que desapareció el 1º de enero, hasta la aparición del cuerpo, los sondeos indicaban que no había sido un tema que tuviera una influencia importante. Cuando el cadáver apareció en el río Chubut, los encuestadores detectaron que había un movimiento de votos contra el gobierno. Pero eso fue antes de conocerse que el cuerpo de Santiago Maldonado no presentaba ningún signo de violencia.

Se desvanecen los indicios de desaparición forzada de Santiago Maldonado
Comentarios