viernes 06.12.2019
CRóNICAS DE AMéRICA LATINA | DESDE BUENOS AIRES

Buenos Aires suma un nuevo centro cultural que marcará época

Construido en el viejo edificio del Correo, una de las construcciones más emblemáticas de la capital argentina.

Foto: Casa Rosada | Presidencia de la Nación Argentina
Foto: Casa Rosada | Presidencia de la Nación Argentina

El centro tiene, además, 16 salas de ensayo, más de 40 salas para exposiciones y seis auditorios. Como curiosidad se podrá visitar el despacho que usó Eva Perón durante tres meses, con todo el mobiliario original

@jgonzalezok | La vibrante vida cultural de Buenos Aires, que hace décadas brilla incluso en épocas de crisis, cuenta desde ahora con el Centro Cultural Kirchner, un espacio en el edificio del viejo Correo, que ha sido concebido como el Teatro Colón de los Kirchner. Son 116.000 metros cuadrados, en el que hay una gran sala de conciertos con capacidad para 1.750 personas, una sala para conciertos de cámara con casi 600 butacas y una multitud de espacios para exposiciones, proyecciones de cine, y otras actividades.

La joya del edificio se ha bautizado como la ballena azul, la sala de conciertos que será desde ahora la sede de la Orquesta Sinfónica Nacional, que hasta ahora no tenía una sede fija. La sala, exteriormente, tiene la forma de un gran cetáceo. Preside la sala un gran órgano de 3.500 tubos y 35 toneladas, fabricado especialmente en Alemania. La estética interior recuerda la filarmónica de Berlín.

El centro tiene, además, 16 salas de ensayo, más de 40 salas para exposiciones y seis auditorios. Como curiosidad se podrá visitar el despacho que usó Eva Perón durante tres meses, con todo el mobiliario original. Y una sala dedicada a Néstor Kirchner, hijo de un empleado del Correo en la patagónica ciudad de Santa Cruz y que visitó el actual edificio desde niño, cuando su padre viajaba a Buenos Aires.

La intervención del edificio requirió una extraordinaria obra de ingeniería. Desde el punto de vista arquitectónico, se mantuvo toda el área histórica, recuperando un edificio que, en el momento de su construcción –se terminó en 1928-, sirvió de modelo para numerosos edificios públicos en Buenos Aires, que también quisieron tener este tipo de construcción de tipo academicista francés. La parte industrial se vació totalmente y es ahí donde se encuentra la ballena azul.

Situado a pocos metros de la Casa Rosada, de la Bolsa y del Banco Nación, todos edificios de alto valor histórico y artístico, también está en las cercanías de Puerto Madero, el barrio más joven de la capital argentina que, con sus espectaculares rascacielos, ofrece un contraste notable por su modernidad.

En el viejo Correo se ha recuperado la cúpula y un par de miradores que ofrecen espectaculares vistas de la ciudad. La cúpula, con una iluminación de color azul, le da al edificio una visibilidad extraordinaria. En la parte alta también habrá un bar y un restaurante abierto a todo el público. Todas las actividades serán gratuitas, algo que no es extraño en Buenos Aires.

Con el nuevo Centro Cultural Kirchner, la oferta cultural de Buenos Aires se potencia de manera extraordinaria. El gobierno de la ciudad tiene a su cargo el complejo cultural San Martín, sobre la tradicional calle Corrientes, con teatro de gran calidad a precios populares. También maneja otros teatros, como el Cervantes –fundado por Lola Membrives- y el Alvear, que también ofrecen una importante programación. Recientemente se sumó La Usina del Arte, en el tradicional barrio de La Boca, donde también hay salas de conciertos y espacios múltiples para distintas actividades.

La capital argentina tiene una oferta teatral que es comparable a cualquiera de las grandes metrópolis del mundo, con más de cien obras distintas cada fin de semana, sumando los teatros comerciales y el circuito off Corrientes.

El nuevo Centro Cultural Kirchner nació no exento de polémica, empezando por el nombre. Originalmente iba a llamarse Centro Cultural del Bicentenario, pero muerto Néstor Kirchner, y aprovechando su mayoría en el Congreso, el gobierno impuso su votó por darle el nombre del ex presidente fallecido: primero Néstor Kirchner, aunque ahora solo lleva el apellido de la familia presidencial.

La pianista argentina Marta Argerich, que iba a participar en el concierto inaugural con la Orquesta Sinfónica Nacional, desistió de viajar a Buenos Aires después de la polémica que se desató sobre sus honorarios y sobre la posible utilización política que se haría de su figura. Ha sido sustituida por Horacio Lavandera, un joven pianista argentino de 31 años que ya brilla en la escena internacional. Reside en Madrid, donde acabó de formarse con Josep Colom.

El ministro de Planificación, Julio De Vido, cuyo ministerio llevó a cabo la obra, se defendió de las acusaciones por la multiplicación del presupuesto inicial, señalando que los sobrecostos se debieron a obras que se añadieron al proyecto original. Y sobre la compra de dos costosos pianos, sin licitación, lo justificó señalando que los pianos de la marca Steinway eran los mejores.

La inauguración del Centro Cultural Kirchner se enmarca en los festejos del 25 de Mayo, que conmemora la revolución que dio inicio a la emancipación de España. A poco más de seis meses de dejar el gobierno, Cristina Fernández ha querido hacer un gran festejo, similar a los que se desarrollaron en 2010, año del Bicentenario, que supusieron un gran momento de popularidad para el gobierno. Fue solo unos meses antes de la muerte de Néstor Kirchner y un año antes de que Cristina Fernández fuera reelegida con el 54 % de los votos. 

Comentarios