jueves 28/10/21
FIESTA PCE CENTENARIO

"Yolanda, presidenta", el deseo de militantes y simpatizantes del PCE

Al grito de "Yolanda, presidenta", ha tomado la palabra la ministra de Trabajo en el acto de clausura de la fiesta del centenario del PCE, el partido en el que milita, y que, ha asegurado, siente como su casa, su cultura y forma parte de ella.

Un grito que se ha repetido durante los veinte minutos de intervención de Yolanda Díaz en el acto que ha puesto fin a la fiesta del partido comunista, que este domingo ha levantado una gran expectación y ha congregado a miles de personas en el auditorio Miguel Ríos de Rivas.

Con más de una hora de retraso se han abierto las puertas del recinto para dar paso a las 8.000 personas (según los organizadores) que aguardaban en una kilométrica cola bajo un fuerte sol, sin que haya dado tiempo a que accedieran muchos de ellos cuando ha comenzado el acto.

Aunque "con muchos errores", el PCE siempre ha estado en el "lado correcto de la historia", ha dicho Díaz, quien abría su intervención con un "salud y ánimo para este centenario" y daba las gracias a "dos personas que representan lo mejor de este país: Unai Sordo y Pepe Álvarez", dirigentes de CCOO y UGT, respectivamente, que han compartido escenario con ella.

"¿Lo vamos a hacer, verdad Unai y Pepe?. Vamos a construir un país mejor", les ha interpelado Díaz a los responsables sindicales, antes de advertir de que "el proyecto empieza ya y son necesarias "todas las manos y todas las mentes para cambiar la vida de la gente" y desterrar los trabajos en situaciones "de mierda" existentes en España.

"Estamos en el Gobierno para hacer estas cosas, para que mi hija pueda decir con orgullo que su abuelo estuvo en el lado bueno de la historia y no se avergüence de lo que pasa en su país", ha manifestado la ministra de Trabajo.

El ministro de Consumo, Alberto Garzón, el dirigente de Unidas Podemos Pablo Echenique o la Delegada del Gobierno para la Violencia de Género, Victoria Rosell, son algunos de los "compañeros" de Gabinete o proyecto político que han escuchado a Díaz, junto a los militantes y simpatizantes del partido.

"Veteranos camaradas" que "peinan canas", como ha dicho Díaz, han llenado el auditorio de Rivas, localidad gobernada por IU, junto a muchos jóvenes "entusiasmados con la evolución de la política en la última década", que ondeaban banderas rojas con la hoz y el martillo, republicanas, cubanas o del Frente Polisario, entre otras, y que llevaban camisetas con lemas antifascistas y por la igualdad y contra el machismo.

Asistentes que han reclamado a la ministra innumerables selfis, que Díaz, que ha acudido a la Fiesta del PCE acompañada de su hija, no ha dudado en hacerse sonriente.

En su discurso, Pepe Álvarez ha asegurado que la sociedad española tiene motivos para sentirse orgullosa del PCE, mientras recordaba la ligazón histórica entre UGT y el partido comunista, al que ha definido como referente en la lucha por los derechos de los trabajados. Por su parte, Unai Sordo ha dicho que la democracia en España no se entiende "sin ver los archivos y comprobar quien estaba en la cárcel y estaba siendo torturado, (en alusión a los militantes del PCE). ¡Que no nos cuenten la historia de otra manera!".

"Viva la lucha de la clase obrera" o "Aquí se ve la fuerza del PCE" han sido algunos de los lemas coreados por los presentes en el acto que han recibido con un gran aplauso a Silvio Rodríguez, uno de los platos fuertes musicales de esta fiesta, quien ha entrado en escena agradeciendo "la solidaridad con el pueblo cubano"

Durante todo el fin de semana los dirigentes del PCE han incidido en que esta ha sido la primera fiesta del PCE en sus 42 años de historia con ministros comunistas en el Gobierno.

En estos tres días, cuatro de los cinco ministros de Unidas Podemos: Yolanda Díaz, Alberto Garzón, Ione Belarra e Irene Montero, han participado en los actos celebrado, así como el ex vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, en el que ha sido su primer acto público tras abandonar la política activa.

"Yolanda, presidenta", el deseo de militantes y simpatizantes del PCE