miércoles 8/12/21
XUNTA DE GALICIA

Las 'trampas' de la Xunta con la bolsa de demandantes de empleo

Enrique Negueruela denuncia en este artículo la manipulación que la Conselleira de Emprego hace de los datos de paro en Galicia y el perjuicio causado a 88.000 demandantes de empleo.

oficina empleo xunta

Con la entrada en vigor del Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, por el que se declaró el estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19 se suspendieron los plazos administrativos, entre ellos la renovación de las demandas de empleo.

Los directores de los diferentes Servicios Públicos de Empleo acordaron suspender las bajas por no renovación mientras durase la pandemia estableciendo un sistema de renovación automática de las demandas.

Este sistema de renovación automático de la demanda estuvo vigente hasta que el Director General del SEPE anunció que finalizaba el pasado 1 de julio.

La renovación de las demandas es una actuación que proviene de cuando el Servicio Público de Empleo no estaba informatizado. Mensualmente los demandantes pasaban por la Oficina de Empleo para decir si seguían en paro o no, y poder tenerlos en cuenta de cara a las ofertas de trabajo. La comunicación se a

notaba en una ficha individual y, si no acudían, se les daba de baja. Por ello la acción se denomina “renovación de la demanda”. Con la mecanización se mantuvo inicialmente la renovación mensual y posteriormente pasa a hacerse trimestral.

Si bien actualmente hay muchas maneras de “renovar la demanda” sin tener que pasar por la Oficina de Empleo, hay muchas personas que en ese momento, o se olvidaron de la contraseña y no saben recuperarla, o no se fían de saber hacer bien la renovación y renuevan habitualmente en la Oficina de Empleo.

El SEPE tendría que abrir una investigación de lo ocurrido

LA XUNTA HACE TRAMPA

A conselleira de Emprego e Igualdade, María Jesús Lorenzana, clausurará a xornada Catro décadas de autogoberno. A igualdade, un camiño sen retorno.

La Conselleira de Emprego e Igualdade, María Jesús Lorenzana

La Consellería de Emprego e Igualdade de Galicia decidió de manera unilateral no continuar en enero con la renovación automática de la demanda. Como primera consecuencia, en Galicia hay una causa de baja que, salvo en Euskadi, no existe en el resto de los Servicios Públicos de Empleo de las CC.AA.

Hay una segunda circunstancia de la que se aprovechan para hacer estas trampas. Cuando salen los datos del avance del paro registrado a principios de mes, que son los datos que se comentan en el conjunto de la prensa, no se conoce cuáles fueron las causas de la baja. Esto impide que se pueda saber si hubo deslealtad o no.

En el diseño de la trampa tienen en cuenta que desde mediados de marzo de 2020 no hubo bajas por no renovación. Esta situación hace que sea sencillo que la variación anual sea siempre favorable a 2021. Si un mes las cosas van mal, en vez de hablar de la variación mensual, hablarán de la anual.

En el mes de enero hubo 18.208 demandas que fueron dadas de baja por nos renovación.

En la nota que acompaña a la rueda de prensa se dice: “Galicia lidera la caída del paro en el Estado. La directora general de Formación y Colocación, Zeltia Lado, valoró hoy los datos del paro registrado, que solo desciende en Baleares y en la comunidad gallega en la comparativa mensual, mientras que en el Estado aumenta (1)”.

Lo que no dice es que en enero, como la Xunta no respeta el acuerdo de hacer automáticamente la renovación de las demandas, el 54,9% de las bajas de demandas producidas tienen como causa la no renovación.

Si eliminamos las bajas por no renovación, las demandas de no ocupados aumentarían un 6,6% en relación con el mes anterior, cuando la media de incremento del Estado sería del 3,6%.

La afirmación realizada por la Directora Xeral Zeltia Lado siendo consciente de que la utilización de la no renovación como causa de baja, rompiendo el acuerdo con las demás comunidades es una indignidad propia de una ventajista.

Esa actitud ventajista se transforma en una fuerte inconsciencia si tenemos en cuenta que elimina la renovación automática justo en el mes en el que la incidencia de la pandemia fue más elevada. En enero hubo 32.052 nuevos contagios

En el mes de febrero hubo 18.186 demandas que fueron dadas de baja por no renovación. En los dos primeros meses del año fueron dadas de baja 36.394 personas demandantes.

En la nota de prensa dice: "Galicia es una de las tres únicas comunidades en las que desciende el paro al cerrar febrero con una bajada del 0,41% con respecto a enero. La directora general de Formación y Colocación, Zeltia Lado, destacó que la Comunidad sigue registrando menos personas sin empleo que en el inicio de la pandemia (2)”.

En febrero hay 30.592 bajas de las que el 59,4% son por no renovación y suponen el 9,1% de todos los demandantes. De mantener el compromiso de la renovación automática habría un incremento en 16.809 demandas de no ocupados más. En este mes también en la rueda de prensa la Directora Xeral hace gala de su ventajismo en relación con las demás comunidades.

En el mes de marzo hubo 5.734 demandas que fueron dadas de baja por no renovación. En los tres primeros meses del año fueron dadas de baja 42.128 personas demandantes no ocupadas.

En la nota de prensa dice: “Galicia es la segunda comunidad con mayor caída del paro. La directora general de Formación y Colocación, Zeltia Lado, destacó hoy que la reducción del desempleo con respecto a febrero, en un -2,43%, es la mayor inscrita en toda la serie histórica, desde 1996 (3)”.

De no existir las bajas por no renovación, en Galicia las demandas de no ocupados se incrementarían en 774 en relación con el mes de febrero.

Con las trampas, las demandas de no ocupados disminuyen en un 2,5%; y, sin ellas, habrían aumentado en un 0,4%. De tener un resultado entre los mejores del Estado, baja 1,1 puntos más que la media estatal. De no haber hecho trampas, en Galicia aumentarían las personas desempleadas 1,3 puntos más que la media estatal y sería la tercera comunidad en peores resultados.

Hay que destacar que en el primer trimestre se producen en Galicia 55.379 nuevos casos de Covid-19, la cifra más alta en un trimestre desde el inicio de la pandemia. En ese trimestre de 2021 la media de dosis de la vacuna del Covid-19 administradas fue de 178.760 dosis y a 31 de marzo solamente había 154.528 personas vacunadas con las dos dosis. En ese primer trimestre solamente el personal sanitario, algunos de los servicios esenciales y mayores de 80 estarían entre las personas vacunadas. Casi ninguna persona parada estaría entre eses colectivos.

Pero al Gobierno de la Xunta le da igual. Con tal de mantener ese ventajismo en relación con las otras comunidades, no le importa que las personas sin empleo corran riesgos al acudir a su oficina.

En este primer trimestre hubo 42.128 bajas por no renovación, cifra que contrasta con las 28.098 bajas producidas entre 2017 e 2019. Un aumento de las bajas del 49,9% solamente se explica en contexto del miedo al contagio en esta situación de pandemia.

En el mes de abril hubo 29.201 demandas que fueron dadas de baja por no renovación. En los cuatro primeros meses del año fueron dadas de baja 71.329 personas demandantes no ocupadas por no hacer la renovación automática como se acordó entre todas las CC.AA.

En la nota de prensa se dice: “Galicia crea empleo y lidera la caída del paro a nivel anual y mensual. La directora general de Formación y Colocación, Zeltia Lado, destacó hoy que el mercado laboral gallego está resistiendo a la covid-19, ya que las afiliaciones suben y el paro cae a nivel anual y mensual”.

De media en el mes de abril entre 2017 y 2019, los tres años anteriores a la pandemia, hubo 9.970 bajas por no renovación. Las bajas en este mes multiplican por tres esa cifra. Si consideramos los datos desde 2006 la media es de 13.111 bajas, la mitad que este año. Un número tan elevado de bajas tiene difícil explicación.

Tres de cada cuatro bajas que se producen en este mes, son por no renovación. Sin ellas, en cómputo mensual, en vez de disminuir en un 6,3%, tendría un aumento del 8,7%. Otra manifestación del ventajismo de la Directora Xeral: manteniendo las mismas causas de bajas que las demás comunidades, en vez de “liderar a caída do paro” (sic), sería la segunda comunidad en la que más crece.

CÓMPUTO ANUAL

A directora xeral de Formación e Colocación, Zeltia Lado, fai unha valoración dos datos do paro rexistrado.

Directora Xeral Zeltia Lado

Si ocurre así en el cómputo mensual, en el anual no es menos grave. Se pasaría de una disminución de un 10,3%, siendo la comunidad en la que más bajan las demandas de no ocupadas, a tener un incremento del 4,1%, muy similar a la media estatal. Este es el incremento mínimo, sin arrastrar las demandas dadas de baja en meses anteriores. La Consellería debería informarnos de cuántas de esas bajas continúan en esa situación.

En el mes de mayo hubo 9.713 demandas dadas de baja por no renovación. En los cinco primeros meses del año fueron dadas de baja 81.042 personas demandantes no ocupadas por no hacer la renovación automática como se acordó entre todas las CC.AA.

En la nota de prensa se dice: “Galicia lidera la caída del paro en el estado en la evolución anual con un 13,49% de bajada, el mayor descenso porcentual en un mayo desde 1996. La directora general de Formación y Colocación, Zeltia Lado, valoró hoy los datos del paro inscrito destacando que el desempleo bajó. El descenso conseguido en Galicia, del -13,49%, es 11,5 puntos superior al registrado en el Estado (-1,98%)%) (4)”.

En el mes de mayo asoma la faceta más indigna y ventajista de la Directora Xeral: El 13,5% de disminución, de no dar bajas por no renovación, quedaría en una disminución del 3% teniendo en cuenta que habría que añadir las bajas dadas en meses anteriores y que no se dieron de alta en ese mes.

En el mes de junio hubo 7.472 demandas dadas de baja por no renovación. En los seis primeros meses del año fueron dadas de baja 88.514 personas demandantes no ocupadas por no hacer la renovación automática como se acordó entre todas las CC.AA.

En la nota de prensa se dice: “Galicia es la única comunidad donde el paro desciende por sexto mes consecutivo. La directora general de Formación y Colocación, Zeltia Lado, valoró hoy los datos del paro inscrito destacando que el desempleo bajó. Galicia registró el mayor descenso porcentual en la lectura anual del paro (-14,59%) de la serie histórica de datos (5)”.

Como en este mes ya son 8 las comunidades que no realizan la renovación automática, la Directora Xeral tiene que hablar de los meses en los que pudo hacer trampas de manera más clara. En los cinco años anteriores en los que hubo bajas por no renovación, entre 2015 y 2019, el promedio anual de bajas es de 66.050, un 25% inferior a las habidas este año. Ello refleja la situación de miedo a la pandemia que impide ir a renovar la demanda.

En el mes de septiembre todas las comunidades, excepto Cantabria y la C. Valenciana eliminan la renovación automática. La Sra. Lado quedó sin ventaja y en Galicia aumentan las demandas de no ocupados en un 1,3% frente a la disminución de la media del Estado del 2,4%.

Una vez más vemos como respecto del paro el PP solo consigue unos aparentes buenos resultados con mentiras y ventajismo. Cuando todas las comunidades están en una situación similar,  sus resultados son de los peores del Estado. Hay que estar atentos a nuevas trampas.

La Consellería de Emprego e Igualdade no respeta el acuerdo de renovar automáticamente las demandas de empleo para poder decir que Galicia lidera la caída del paro, cuando lo que lidera es, una vez más, la adopción de medidas tramposas y mentirosas.

Hemos visto lo ocurrido en los seis primeros meses del año, especialmente en los tres primeros cuando se puso en riesgo grave la salud de las personas demandantes de empleo. Frente a esta situación y si aún le queda un mínimo de dignidad , la Directora Xeral de Formación e Colocación, Zeltia Lado, debería dimitir. De no hacerlo, la Conselleira de Emprego e Igualdade, María Jesús Lorenzana, debe cesarla.

Si la Conselleira de Emprego e Igualdade no la cesa, mostrará su complicidad en la manipulación de los datos del paro y debería dimitir o ser cesada por Feijoo.

En todo caso, el Gobierno de Galicia y el partido político que lo sustenta, una vez más, demuestran que no les importa manipular y poner en riesgo la vida de las personas demandantes de empleo, ante un posible éxito en los medios de comunicación, que no en la realidad.

FINALIZA LA RENOVACIÓN AUTOMÁTICA

El SEPE anunció que desde el 1 de julio de 2021 la renovación de la demanda dejaba de ser automática. Una vez más vemos como el PP hace lo que le da la gana sin atenerse a los acuerdos y normas comunes. La finalización de la renovación automática cuando era más alto el número de nuevos casos diarios do Covid-19 fue una temeridad que, obviamente, no fue respaldada desde el SEPE.

La antigüedad de la inscripción en la Oficina de Empleo es un elemento importante que, entre otros cometidos, establece cuando una persona puede reanudar la RAI, establece un orden para el acceso a las políticas activas de empleo, a las ofertas de empleo, etc. Por ello es preciso que a todas las personas dadas de baja por no renovación de la demanda antes del mes de julio que han vuelto a inscribirse, se les recupere de oficio la antigüedad que tenían antes de la baja por no renovación.

Durante el primer semestre de este año la Directora Xeral de Formación e Colocación estuvo mintiendo en todas y cada una de las ruedas de prensa que después se materializan en unas notas de prensa colgadas en la página web.

Ante esta situación la Xunta debería recabar de los 88.214 demandantes dados de baja por no renovación que no estén de alta en la actualidad, su voluntad de una nueva inscripción manteniéndoles la antigüedad que tenían en el momento de darles de baja.

También debería recuperarles la antigüedad que tenían en el momento de darles de baja por no renovación a aquellos que volvieron a inscribirse en el Servicio Público de Empleo de Galicia.

Asimismo, el SEPE tendría que abrir una investigación de lo ocurrido. Se produce una transgresión de una normativa estatal, y si se considera improcedente el comportamiento de la Xunta, tendría que hacer, de oficio, una actualización de las estadísticas de empleo en las que aparecieran como demandas activas estas bajas por no renovación.

Las 'trampas' de la Xunta con la bolsa de demandantes de empleo