sábado 25/9/21
PASO PREVIO A LA DEMANDA

El sindicato madrileño de enfermería interpone requerimiento judicial por los traslados forzosos al Hospital Isabel Zendal

zen

Desde la asesoría jurídica del sindicato madrileño de enfermería SATSE se presentará un requerimiento judicial, paso previo a la interposición de una demanda, por incumplir la legislación actual e instando a la Administración “a anular todas las actuaciones administrativas llevadas a cabo hasta el momento”. Requerimiento que se pondrá a disposición de los afiliados a la organización que hayan sido emplazados a su traslado forzoso para que la puedan presentar, también, a título individual con asesoramiento jurídico por parte del sindicato.

Los profesionales sanitarios del Sermas siguen firmando los escritos de renuncia a ser trasladados forzosamente al Hospital Enfermera Isabel Zendal. Son ya de 15.237 los sanitarios, tanto fijos como no fijos, los que han suscrito el escrito y en el que se visibiliza una realidad que el Gobierno regional no ve: “Los profesionales del Sermas no consideran que el Hospital Enfermera Isabel Zendal solucione los problemas asistenciales que sufre Madrid sino más bien lo contrario, afirman que detraerá personal de hospitales, que sufren una falta evidente de profesionales, especialmente enfermeras y fisioterapeutas, y que, además, no serán cubiertos por nuevos contratos”.

La última forma de presión hacia los profesionales es su penalización en caso de renuncia a ser trasladados. En la última Mesa Sectorial, celebrada el 1 de diciembre, desde el sindicato pidieron expresamente que no se penalizara a los profesionales a los que se les indicase la obligación de trasladarse al Hospital Enfermera Isabel Zendal y que decidieran renunciar al nombramiento (ya que ese hospital no está seleccionado en sus solicitudes). La propuesta fue secundada por el resto de organizaciones sindicales presentes en la Mesa Sectorial. 

La orden de la Consejería de Sanidad se está llevando a cabo sin el procedimiento reglado de movilidad de profesionales previsto e infringiendo varios preceptos jurídicos

“Ahora la Administración considera que de renunciarse al traslado forzoso se penalizará al profesional con un año sin poder trabajar en la Sanidad Pública Madrileña lo que es, claramente, una vulneración de sus derechos como trabajador”. 

“Faltan muchas enfermeras en la Sanidad Pública Madrileña y lo que hace el Gobierno regional es ‘obligarlas’ a trasladarse a otras Comunidades para poder trabajar. Eso es justamente lo contrario de lo que hablan. No es fidelizar, es castigar a enfermeras y fisioterapeutas a emigrar a otras regiones o a otros países si quieren desarrollar su profesión”, afirman desde SATSE Madrid.

“Si de verdad quieren aligerar la presión asistencial en los hospitales, que según el propio Gobierno regional ha disminuido sustancialmente en las últimas semanas, lo que tienen que hacer es fidelizar a enfermeras, enfermeras especialistas y fisioterapeutas con mejores condiciones laborales, mejores retribuciones, facilitando la conciliación y no lo que hacen: Castigar con un año la negativa a ser trasladados a un centro sanitario de dudosa o nula eficacia sanitaria en estos momentos”, indican.

Las alternativas, varias, deberían de haberse aplicado antes del inicio de la segunda ola: Recuperar la Atención Primaria, reabrir los Servicios de Urgencia de Atención Primaria (que siguen cerrados); habilitar los espacios sanitarios existentes en múltiples hospitales (Infanta Leonor, infanta Sofía, Henares, Sureste …); utilizar las instalaciones Ifema, siempre y cuando volvieran a darse las condiciones en las que fue abierto; fomentar la existencia de hospitales limpios (trasladando los pacientes de Covid a otros como si fueran monográficos) o crear una plantilla estable en el Hospital Enfermera Isabel Zendal. 

“No lo han hecho y prefieren generar malestar entre unos profesionales muy escasos, enfermeras y fisioterapeutas, que consideran un castigo tener que ir a un centro que no creen que servirá para paliar los problemas asistenciales de sus centros sino todo los contrario, que no cuenta con transportes públicos adecuados y a los que muchos profesionales sanitarios les supone dos horas de desplazamiento de ida y otros dos de vuelta a sus domicilios”, sentencian desde el sindicato madrileño de enfermería.

Por su parte, desde Comisiones Obreras han pedido al juzgado medidas cautelarísimas contra el Gobierno de Madrid para que cese de inmediato el traslado forzoso de profesionales al Zendal.

Desde la federación madrileña de CCOO han solicitado al juzgado la cesación inmediata de la adscripción forzosa de profesionales al Hospital Enfermera Isabel Zendal por considerar que se está llevando a cabo sin seguir el procedimiento reglado de movilidad de profesionales previsto en el Estatuto Marco, en el Plan de Ordenación de Recursos Humanos del SERMAS y por vulnerar el Acuerdo de Bolsa del SERMAS de 2016.

El Gobierno Regional no cumple con lo que se estipula en los citados acuerdos y normativas legales y no respeta las opciones que marcan los profesionales. A juicio de CCOO, el traslado forzoso y bajo presión supone una vulneración de derechos para los/as profesionales afectados y para los/las usuarios/as de los hospitales que están viendo minoradas sus plantillas actuales. Una decisión de la Comunidad de Madrid “arbitraria, acelerada y opaca que hay que parar”.

El sindicato madrileño de enfermería interpone requerimiento judicial por los traslados...