sábado 07.12.2019
IGUALDAD

En respuesta a Alicia Rubio, diputada de Vox en la Asamblea de Madrid

En respuesta a Alicia Rubio, diputada de Vox en la Asamblea de Madrid

Libertad Camino Alcocer Onrubia es secretaria de Juventud en FSC-CCOO y fue alumna de Alicia Rubio, diputada de Vox en la Asamblea de Madrid. Al hilo de sus declaraciones en la tribuna del parlamento regional surge este artículo.


Qué caprichoso es el destino, hace años estábamos en posiciones diferentes Alicia Rubio diputada en la Asamblea de Madrid por VOX y yo, ella como profesora y yo como alumna, ella con un estatus superior por ser la enseñante y yo la enseñada. Muchos años después parece que eso no ha cambiado para ella, quiere seguir de enseñante y querer que haya personas enseñadas con su ideología anclada en tiempos pasados, aunque es curioso que tache al feminismo de doctrinal cuando ella está en esa postura.

Que Alicia Rubio está en contra de la igualdad entre hombres y mujeres, es más que evidente y más con estas declaraciones en las que nos manda a coser, puede que su concepto de que hay igualdad es que no segregaba la clase de gimnasia

Me resulta curioso que una mujer diga que sería más constructivo dar clases de costura, ya que cosiendo un botón las mujeres se empoderan, y me resulta curioso a la par de hipócrita, ya que ella está donde está gracias a mujeres feministas que levantaron la voz , para que pueda tener esos derechos que ahora quiere quitarnos.

Señora Rubio, mi empoderamiento viene de poder trabajar y no tener que dejarlo por casarme, de ser independiente económicamente, de poder tener una cuenta bancaria sin que mi marido me tenga que autorizar como en tiempos que usted añora, de poder decidir sobre mi cuerpo, decidir si quiero tener hijos o no y no por ello ser juzgada por la sociedad.

Pero déjeme decirle que usted pudiera trabajar y ser profesora nada menos que de educación física es gracias al feminismo, que usted pueda estar en un partido político también es gracias al feminismo, y que usted pueda votar también es gracias al feminismo, y en concreto a Clara Campoamor.

Que Alicia Rubio está en contra de la igualdad entre hombres y mujeres, es más que evidente y más con estas declaraciones en las que nos manda a coser, puede que su concepto de que hay igualdad es que no segregaba la clase de gimnasia. 

Que tiene LGTBIfobia también queda declarado diciendo que hay “lesboterrorismo”, todavía no conozco atentados perpetrados por una asociación de lesbianas, pero el populismo y la falta de verdad  cada vez está más de actualidad. En cambio agresiones a mujeres lesbianas hay muchas, y si lo llevamos a violencia contra el colectivo LGTBI sube la estadística.

Cuando leo sus declaraciones me vienen a la mente muchas anécdotas y con el paso del tiempo comprendes que pueda estar en VOX, como que debíamos “comportarnos como señoritas y no como fulanas” o “que luego nos quejábamos de que nos violaban por ir en camiseta de tirantes”, pero sobre todo recuerdo un día de clase en el cual nos contaba su experiencia al prepararse las pruebas físicas para entrar en la Policía Nacional, unas pruebas que tienen un componente del cual ella está en contra pero se benefició: la discriminación positiva en las pruebas físicas, y esto también tiene que ver con el feminismo, con una coherencia que no encuentro entre su discurso y el de sus compañeros y compañeras de partido y sus actos.

Pero, como empezaba este artículo, el destino es muy caprichoso, y años después volvemos a estar enfrente, puede que nunca hayamos dejado de estarlo, pero esta vez ella como diputada de la Asamblea de Madrid por un partido de extrema derecha y yo como feminista y sindicalista de CCOO. Seguiré defendiendo la igualdad entre las personas, seguiré defendiendo el matrimonio igualitario y la diversidad de las familias, seguiré defendiendo al colectivo LGTBI, seguiré defendiendo el NO es NO y en ausencia del SI es NO, defenderé la ley de violencia de género porque en lo que llevamos de año son 51 las mujeres asesinadas, y puede que según escribo estas líneas haya sido asesinada alguna más.

Seguiré en la lucha no solo por aquellas mujeres que lucharon para que yo tuviera un presente mejor, si no para dejar un futuro a las generaciones que vengan.

Comentarios