martes 30/11/21
REGIÓN DE MURCIA

Vuelve la Agencia Regional del Clima y el Medio Ambiente (ARCA)

Frente a los intentos de privatización de la protección del medio ambiente de Murcia, hay que anteponer el derecho de disfrute de la naturaleza como un patrimonio colectivo.
ARCA
Imagen: UGT

Vuelve la Agencia Regional del Clima y el Medio Ambiente (Croem propone recuperar el ARCA para agilizar los trámites ambientales) empujada por vientos propicios de la nueva mayoría política recreada por la fallida moción de censura en la Región de Murcia. Y vuelve la oposición de FSC-CCOO a una iniciativa que solo persigue privatizar la gestión del medio ambiente de la Región mediante la creación de un ente público privado, de la colonización de lo público por lo privado. Y volverá, sin duda, la oferta de convertir la Región de Murcia en tierra de libertad (económica) y la naturaleza en un negocio. Esa maquinaria de la libertad que, en palabras de David Friedman, defiende que todas las funciones del Estado se dividen en dos categorías: aquellas que pueden suprimirse o privatizarse hoy, y aquellas que pueden suprimirse o privatizarse mañana, perteneciendo la mayoría al primer grupo.

Han pasado varios años desde que la oposición de los sindicatos y de los trabajadores de la Consejería de Agua, Agricultura, Ganadería, Pesca y Medio Ambiente tumbó la creación del ARCA en la Asamblea Regional, de aquellas jornadas de Medio Ambiente realizadas en el Edificio Moneo en las que se diagnosticaron los déficits y soluciones para una eficaz gestión medioambiental en la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia, del veto definitivo de Ciudadanos (Cs) a la misma, de la apuesta de este último partido por leyes de protección del Mar Menor más ambiciosas.

No obstante, la antigua mayoría aprovechó la pandemia para seguir desprotegiendo el medio ambiente mediante el Decreto-Ley 5/2020, de 7 de mayo, de mitigación del impacto socioeconómico del COVID-19 en el área de medio ambiente, y continuó en su decisión de no dotar con el personal suficiente a las Direcciones Generales de Medio Ambiente, del Medio Natural y del Mar Menor, siendo notorio que tales direcciones generales nunca han tenido los recursos humanos suficientes para cumplir y hacer cumplir la ley.

Es normal que intereses privados intenten colonizar lo público. Esta ha sido una pretensión desde siempre, en la línea de la concepción del medio ambiente como una forma de hacer negocio. En unas declaraciones a La Opinión de Murcia, el 29 de abril de 2018, el por entonces Consejero de Empleo, Universidades, Empresa y Medio Ambiente, Javier Celdrán, declaró que “el empresario que no vea el medio ambiente como una oportunidad de generar riqueza se quedará fuera del mercado”, añadiendo que “el medio ambiente es una oportunidad de negocio (La épica y el Arca).

Frente a los intentos de privatización de la protección del medio ambiente de nuestra Región, hay que anteponer el derecho de disfrute de la naturaleza como un patrimonio colectivo, a la protección de la misma ante agresiones cortoplacistas, el derecho de las sociedades futuras a recibir un mundo en condiciones. Y esto pasa por una gestión exclusivamente pública del medio ambiente, desempeñada por empleadas y empleados públicos que cumplan y hagan cumplir las leyes, servidores del interés general.

No es cierto que el ARCA sea necesaria “para solucionar un problema real” como afirma el Portavoz del Grupo Parlamentario de Cs, Francisco Álvarez, en La Verdad de Murcia. Lo que realmente se necesita es que la Administración Regional dote del personal necesario a las direcciones generales correspondientes. Si hay interés en una administración ágil y eficaz pero que al mismo tiempo cumpla y haga cumplir la ley, invitamos a todos los grupos parlamentarios para que, en la tramitación de los Presupuestos Regionales para 2021, presenten enmiendas parciales para dotar a las direcciones generales competentes del personal necesario. Todo lo demás sería meter a la zorra en el gallinero, lo que ha demostrado ser desastre antes que solución.

Vuelve la Agencia Regional del Clima y el Medio Ambiente (ARCA)