jueves 19.09.2019
ASAMBLEA DE MADRID

La ‘re-degeneración’ de C’s en la Comunidad de Madrid

Isabel Díaz Ayuso e Ignacio Aguado.
Isabel Díaz Ayuso e Ignacio Aguado.

Es curioso cómo es el devenir de los tiempos en la política y cómo cambian los vientos de algunos en la misma. Ciudadanos irrumpió en el panorama político español haciendo creer a la ciudadanía que venía a ocupar el centro político, incluso con algunas declaraciones de sus entonces líderes, instaladas en la defensa de principios socialdemócratas, que fueron sustituidas en tiempo breve por recetas de marcado corte neoliberal, siguiendo la famosa frase de Groucho Marx: “estos son mis principios, pero si no les gustan, tengo otros”.

Aun así, algunos de sus fundadores, que eran personas solventes y anteponían la estabilidad institucional al partidismo declarado e interesado, intentando buscar un proceso de regeneración política, o eso decían, en gobiernos lastrados por la corrupción durante décadas, expresaban que su máxima era la novedad, el aire fresco y un proyecto de regeneración de la vida política española.

¿Dónde quedó ese proyecto? ¿Dónde quedaron los principios de progreso y regeneración de Ciudadanos? La respuesta en alguno de los territorios de este país es obvia: en manos de VOX.

En el marco nacional, tenemos al Sr. Rivera poniendo vetos al PSOE, a 140 años de historia democrática y a uno de los principales artífices de nuestra Constitución y del desarrollo del Estado del Bienestar y los derechos de ciudadanía en los últimos 40 años en nuestro País. No solo establece un cordón sanitario inexplicable a este partido, bloqueando la investidura de un presidente que ha ganado las elecciones, sino que en un acto de falta de respeto democrático absoluto, ni siquiera acude a la ronda de consultas realizadas por el que ha sido nominado como candidato a presidente por S.M. el Rey, tal y como indica la Constitución en su artículo 99.1, esa de la que el Sr. Rivera se llena la boca constantemente mientras que pacta con aquellos que la ponen en cuestión con su discurso involutivo.

Pero si bajamos a la Comunidad de Madrid, la situación es todavía peor. Esa presunta regeneración aireada a los cuatro vientos por el Sr. Aguado tiene visos de convertirse en una profunda degeneración, cuando no en una perversión del propio sistema parlamentario, como indican las primeras decisiones del propio presidente de la Asamblea, el Sr. Trinidad, poniendo en jaque los más elementales principios del parlamentarismo con su actitud interesada y partidista, convocando un Pleno de Investidura sin candidato, cuando un diputado, el Sr. Gabilondo, había mostrado disposición a serlo de forma expresa, siendo el ganador de las elecciones y presentando más apoyos en la ronda de consultas, 64 diputados, que los que presentó la Sra. Díaz Ayuso, que tenía 56.

El Sr. Aguado y su partido hablaban de convertirse en la fuerza regeneradora de la Comunidad, en esa fuerza que cambiaría décadas de conductas irregulares en Madrid, que han acabado con dos presidentes autonómicos del Partido Popular en la cárcel y con otra presidenta dimitida. Sin embargo, los actos del Sr. Aguado y de Ciudadanos en Madrid indican más bien lo contrario, no solo ha vetado cualquier tipo de dialogo y pacto con Ángel Gabilondo -sin duda una persona reconocida en todos los ámbitos por su moderación, su capacidad para hablar con todos y su espíritu transformador-, sino que ha manifestado que el Gobierno de la Comunidad de Madrid solo pasará por un pacto con el Partido Popular, el mismo que lleva 25 años en Madrid con los casos antes mencionados, y apoyado por VOX. ¿De veras Sr. Aguado, después de escuchar en el Congreso al Sr. Abascal y su discurso es lo que desea para Madrid y para España?

La Comunidad de Madrid gracias a Ciudadanos y al Sr. Aguado tendrá la involución y el peligro sobre derechos fundamentales conseguidos durante los últimos 40 años en su programa de Gobierno

El apoyo de VOX es condición sine qua non para que pueda haber investidura de un candidato o candidata del bloque de la derecha en la Comunidad de Madrid, porque PP y Ciudadanos solo suman 56 escaños y, por tanto, ni siquiera suman la mayoría simple de la Cámara. Así que haría bien el Sr. Aguado en ir de frente y contarle a los madrileños y las madrileñas la verdad, que esa presunta regeneración de la que tanto alardea en su discurso se reduce a mantener en el poder tras 24 años a uno de los partidos con más casos de corrupción en Europa e institucionalizar a la ultraderecha en el Parlamento madrileño. La Comunidad de Madrid gracias a Ciudadanos y al Sr. Aguado tendrá la involución y el peligro sobre derechos fundamentales conseguidos durante los últimos 40 años en su programa de Gobierno.

Esta es la tierra prometida en el discurso regenerador del Sr. Aguado, tres ejemplos son suficientes, primero, vetos a personas moderadas y dialogantes que buscan un proceso transformador de la hastiada política del Partido Popular en Madrid los últimos 24 años; en segundo lugar, el apoyo explícito al régimen establecido en Madrid por el PP durante décadas, recuerdo a Ciudadanos hablar de que había que cambiar el Gobierno en Andalucía porque llevaba demasiados años, habrá que preguntarle al Sr. Aguado si 24 años en Madrid de Gobiernos del PP y con lo que ha pasado, le parecen pocos ; y en tercer lugar, dando carta de naturaleza al proceso de normalización e institucionalización a un discurso involutivo y reaccionario, el de la ultraderecha de VOX en nuestra Comunidad, en línea contraria a las actuaciones de los partidos liberales, incluso conservadores en Europa, que renuncian de forma sistemática a formar Gobiernos con la extrema derecha

Esos y no otros son los mimbres del discurso actual del Sr. Aguado en Madrid, ese es el proceso de regeneración y transformación que propone a la sociedad madrileña desde su posición de actor secundario, las elecciones le pusieron en tercer lugar, propiciando el pacto de los perdedores y dejando todo en manos de VOX. La primera foto de la “regeneración” de tres ya la tiene, con la Sra. Díaz Ayuso y con la Sra. Monasterio, tal vez un par de fotos más y el proyecto de re-degeneración en Madrid habrá sido investido.

Fernando Fernández Lara | Diputado de la Asamblea de Madrid del Grupo Parlamentario Socialista

La ‘re-degeneración’ de C’s en la Comunidad de Madrid
Comentarios