#TEMP
jueves 19/5/22
A PROPUESTA DE ERC, JXCAT Y LA CUP

Parlament debatirá la reparación de la memoria de condenadas por brujería

Catalunya es uno de los lugares de Europa donde más mujeres fueron acusadas de brujería.

parlament
 

El pleno del Parlament de Catalunya debatirá el próximo martes una propuesta de resolución para la reparación y restitución de la memoria de los acusados de brujería.

Se trata de una resolución presentada conjuntamente por los grupos de ERC, JxCat, la CUP para “reparar la memoria histórica” de todas las mujeres que fueron “injustamente condenadas, ejecutadas y reprimidas a lo largo de la historia por brujería”.

En su exposición de motivos, la resolución explica que Cataluña es uno de los lugares de Europa donde más mujeres fueron acusadas de brujería. Los inicios de esta persecución se remontan al año 1471, “un claro ejemplo de la violencia y la discriminación a las que las mujeres han sido sometidas a lo largo de la historia”.

La resolución insta a los ayuntamientos de Cataluña a incluir los nombres de las mujeres condenadas por brujería en sus calles

“En el siglo XV, en una sociedad impregnada por la misoginia, muchas mujeres fueron acusadas injustamente de provocar muerte y destrucción, y se las trató como miembros de una organización criminal liderada por el mismo diablo. A las mujeres se las acusaba de brujas en base a la mentida y la manera de forzarlas a confesar estos crímenes inverosímiles eran las torturas más terribles. Contra estas mujeres, el poder se saltó las propias leyes y las juzgó sin ninguna garantía procesal. Aquellas mujeres vivían en una sociedad plenamente convencida del origen maléfico de sus desgracias”, se asegura en el texto de la iniciativa.

La resolución traslada su apoyo a la campaña "No eran brujas, eran mujeres", impulsada por la revista Sàpiens y alude a estudios recientes que recuperan el nombre de más de setecientas mujeres que, entre los siglos XV y XVIII, fueron procesadas, torturadas y ejecutadas en la horca. “Mujeres inmigradas, mujeres pobres, mujeres curadoras, mujeres con saberes sobre la sexualidad y la reproducción, mujeres consideradas conflictivas, mujeres viudas, mujeres gitanas... Todas ellas estigmatizadas y señaladas por sus propios vecinos y vecinas como brujas”.

Sin embargo -señalan los Grupos impulsores de la iniciativa- dichos estudios han sido escasos y no se ha incorporado de manera normalizada este episodio a los currículos académicos. Tampoco se han impulsado políticas públicas de reparación de la memoria de las víctimas.

“Ahora es el momento de cambiar esta situación e impulsar las políticas públicas encaminadas a promover la memoria de tantas mujeres que injustamente han sido ejecutadas por condenas no fundamentadas, y promover justicia histórica en la línea de las iniciativas que han surgido en otros lugares, como Escocia, Suiza, Noruega o Navarra”, reivindican.

Por todo ello, la resolución insta al Parlament a “reconocer a las mujeres acusadas y condenadas por brujería como víctimas de una persecución misógina que llevó al asesinato a miles de mujeres en todo el mundo”.

Asimismo, reclama al Govern a reparar la memoria de estas mujeres “injustamente condenadas, ejecutadas y reprimidas a lo largo de la historia por brujería” y sensibilizar al conjunto de la población en los valores de la igualdad y los derechos humanos.

La resolución plantea la necesidad de impulsar estudios académicos con perspectiva de género sobre la cacería de brujas y sus causas, incorporando este hecho al currículo académico, así como impulsar la promoción de acciones divulgativas para dar a conocer la cacería de brujas realizada durante tantos años en Cataluña, y sensibilizar sobre este episodio histórico y sus causas.

También emplaza a los ayuntamientos de Cataluña a la revisión de su nomenclátor para incluir los nombres de las mujeres condenadas por brujería de su municipio, “como ejercicio de reparación histórica y de feminización de los nombres de las calles”.
 

Quizá también te interese esto

Parlament debatirá la reparación de la memoria de condenadas por brujería