<---Taboola---> <---Taboola---> #TEMP
lunes. 26.09.2022
EVOLUCIÓN DE LA PANDEMIA EN ESPAÑA

Limitaciones durante el verano

Comparaciones por incidencia acumulada en las distintas comunidades autónomas.
covid
Imagen de archivo.

La Incidencia acumulada (IA) se calcula dividiendo el número de casos aparecidos en un periodo entre el número de personas que están libres de la enfermedad al inicio del periodo y se hace cada 100.000 personas para poder realizar comparaciones entre territorios con poblaciones muy distintas. En el denominador se utilizan los datos de la población de cada una de las CCAA que es una variable bastante estable en periodos cortos de tiempo.

Este método de cálculo no tiene en cuenta (en realidad es muy complicado hacerlo), los movimientos temporales de población entre las distintas CCAA, que hacen que la población real de algunos territorios, en general los situados en la costa en el este y sur del país se vea multiplicada durante las vacaciones y produce distorsiones en la IA sobreestimando o infraestimando la IA según los casos.

Pongamos dos ejemplos, la Comunidad de Madrid durante las vacaciones estivales es una de las comunidades autónomas que pierde población transitoriamente, es difícil conocer los números exactos, pero entre 1 y 2 millones de personas salen de Madrid durante periodos más o menos prolongados en el periodo estival, mientras que los procedentes de otras CCAA y/o del extranjero son pocos en esta época del año. Eso explica la aparentemente baja IA (en comparación con otras CCAA) de Madrid en estos momentos, los casos se relacionan con una población inexistente. Lo contrario pasa en Valencia o Baleares donde la población de referencia está muy por debajo de la real porque son 2 CCAA receptoras de turismo, nacional e internacional, que puede en muchos lugares multiplicar por 3,4 o 5 su población habitual, y que no es contada en el denominador, ofreciendo valores muy por encima de la realidad.

No es fácil corregir estos datos porque la movilidad de población en estas fechas es muy alta, y  en algunos lugares y/o zonas, varía prácticamente cada día, con oscilaciones muy amplias, por eso hay que tener bastante prudencia con los datos que pueden darnos impresiones muy equivocadas.

En todo caso es importante tener en cuenta la gran movilidad de población en estas fechas, que favorece la propagación del virus, la presencia de muchas personas sin vacunar entre la población y el hecho que hemos señalado reiteradamente, y que se está comprobando desgraciadamente (por casos y por ingresos) de personas que pese a estar vacunadas no están inmunizadas, que no por ser proporcionalmente pocas (en torno al 5-10%) dejan de ser un número importante que debemos tener en consideración (el 1% de la población son 470.000 personas ). De nuevo conviene hacer un llamamiento a la prudencia y recordar que la pandemia todavía no ha remitido y puede darnos más de un susto.

Marciano Sánchez Bayle, portavoz de la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública

Limitaciones durante el verano