sábado. 13.07.2024

Llevamos varios meses de una campaña electoral inacabable, pero es precisamente ahora cuando comienza la de verdad.

No se entiende que esta sociedad aguante de forma tan paciente esta circunstancia, pero como se suele decir coloquialmente, es lo que hay.

Eso después de una legislatura difícil pero fructífera, en la que el gobierno de coalición ha tenido que lidiar con situaciones de gran dificultad. Primero la epidemia de la Covid, después la erupción del volcán en La Palma, una sequía prolongada y para rematar la faena la guerra provocada por Putin en Ucrania que nos ha traído la temida crisis económica.

A pesar de ello, a pesar de crisis internas que comenzaron por la dimisión del vicepresidente Pablo Iglesias, a pesar del lío provocado por una ley necesaria del “sólo sí es sí” pero mal elaborada, que trajo como consecuencia la reducción de penas para algunos canallas, a pesar de tensiones con la ley trans, o la de vivienda, o la dejación con la llamada “ley mordaza”, han ido salvando el temporal.

En el último CIS de Tezanos se resaltaba que aún no está todo perdido y todavía se puede mantener el gobierno

Así en el último CIS de Tezanos se resaltaba que aún no está todo perdido y todavía se puede mantener el gobierno. Incluso si la terquedad de algunos logra que no exista una lista común en la izquierda que se sitúa a la izquierda del PSOE.

Es cierto que desde que Tezanos lo dirige dicho CIS no goza de buena salud y menos prestigio recibiendo numerosas críticas, especialmente desde quienes no reciben buenas noticias de él.

Pero también cabe reseñar que es la macro encuesta más importante que se realiza y que efectivamente falló en sus previsiones en las elecciones autonómicas de Madrid y Andalucía. Pero lo que callan los críticos es que clavó los resultados de las últimas generales y eso podría pasar de nuevo ahora.. 

Comienza pues una recta final crucial para el futuro de este país (ponga aquí cada cual lo que desee).

Hemos hablado de lo negativo de este gobierno, pero para ser justos debemos reseñar también lo positivo.

Con luces y sombras su labor en la pandemia tiene saldo positivo. Tomó medidas que han protegido a los más débiles; los ERTE, medidas sobre alquileres y desahucios que han culminado en la reciente ley de vivienda, o creó el ingreso mínimo vital, propuso la reforma laboral anulando partes, no todas, negativas de la que puso en marcha Rajoy, ha subido el ingreso mínimo, o las medidas anti crisis que han permitido sobrevivir a una parte importante de la sociedad. 

En las elecciones que nos vienen las izquierdas mayoritarias ahora en la sociedad, se pueden quedar en minoría

También actuó sobre los precios de la energía y los carburantes, o medidas de control del IPC que comienzan a dar resultado.

Lo primero que debieran preguntarse los votantes de la izquierda críticos que están pensando en abstenerse, es si esas medidas se habrían puesto en marcha con un gobierno de mayoría absoluta de PP y VOX, que es lo que se nos viene encima si no reaccionamos a tiempo.

Porque en las elecciones que nos vienen las izquierdas mayoritarias ahora en la sociedad, se pueden quedar en minoría no sólo por las broncas en su interior que desactiven la participación de sus seguidores, sino también porque estos funcionen con ceguera o miopía en mayo y diciembre.

Está muy bien ser críticos, lo está que cada partido de la izquierda defienda con esa ceguera o miopía lo que considera suyo, pero nos jugamos mucho, demasiado en esas contiendas electorales y todos y todas tenemos la responsabilidad compartida de lo que suceda en ellas.

Se puede entender que la derecha acceda al poder si tienen más votos, no sería entendible que lo haga por no participación de nuestros votantes

Las cúpulas de PSOE, Podemos y Sumar deben ser conscientes de que si después de todo el esfuerzo realizado, después de la positiva labor realizada, si por no tener altura de miras se pierden, millones y millones de ciudadanos de este país sufrirán sus negativas consecuencias.

El mismo mensaje es para quienes entre la ciudadanía progresista por dejación, o falta de responsabilidad no vayan a votar.

Se puede entender que la derecha acceda de nuevo al poder si tienen más votos, lo que es difícilmente entendible es que lo haga por no participación de nuestros votantes.

A esos votantes críticos con el PSOE les digo, no se os ocurra abstenerse, que es preferible antes votar a Podemos, a Sumar, en Catalunya a ERC, en Euskadi a PNV o Bildu. No puede, no debe ir ni un voto progresista a la abstención, ni uno.

Ningún progresista y/o de izquierdas debe abstenerse