martes 30/11/21
esquerra verde

El sábado 20 de marzo ha visto la luz el nuevo partido eco-socialista Esquerra Verda. Es un partido surgido de una base de más de un millar de militantes y cotizantes que quieren mantener viva la tradición política del espacio que han representado tanto el PSUC como ICV. Después de la desaparición de ICV una buena parte de sus militantes han decidido conformar un espacio político heredero de una tradición histórica de la izquierda catalana.

El nuevo partido se define como una fuerza democrática, de izquierdas, ecologista, catalanista, republicana, feminista, municipalista e internacionalista. Y defiende un modelo de estado y de Europa basado en los principios del federalismo.

El nuevo partido como hemos dicho ha salido desde una base  militante superando dudas, suspicacias, recelos e incluso obstáculos. Su dirección, núcleo coordinador y ejecutiva están en gran parte conformados por gente sin cargos públicos. Uno de los dos Coordinadores de Dirección, el más veterano y con una dilatada trayectoria política en el PSUC y en ICV es Andreu Mayayo catedrático de Historia, la otra es Anna Martin, joven Teniente de Alcalde del Ayuntamiento del Prat.

evEl nuevo partido  tiene la voluntad de sumar en el campo de la izquierda alternativa por eso, en principio, pretende actuar dentro del espacio político de los “Comunes”. Pero quiere ser una referencia para el ecologismo político y un ámbito de debate ideológico y estratégico de la izquierda. Es un partido que nace con militancia cotizante, con voluntad de defender un proyecto ideológico y estratégico dentro del espacio de la izquierda alternativa. El nuevo partido está integrado como miembro de pleno derecho en el Partido Verde Europeo donde ocupa el lugar que hasta hace poco ocupaba ICV.

La nueva dirección política está formada básicamente por una nueva generación política si bien tiene un amplio apoyo de la militancia más veterana que pueden representar antiguos dirigentes de ICV como Joan Saura elegido Presidente de Honor de la nueva formación, Joan Herrera o Joan Coscubiela y otros, así como una amplia representación de la militancia sindical y feminista.

Esquerra Verda se define como una propuesta política genuinamente de izquierdas, fuertemente vinculada con el movimiento feminista y muy especialmente con el sindicalismo de clase y confederal al cual considera un componente imprescindible en un proyecto que busca una transformación social que garantice la igualdad y la justicia social.

Partido de izquierdas comporta defender una reorientación económica enfocada a un mejor reparto del bienestar social, a partir de potenciar servicios públicos de calidad, de derechos laborales y erradicación de la pobreza. Hay que impulsar una nueva propuesta económica basada en los principios de la democracia económica, el trabajo digno y la economía social y solidaria.

Todo ello vinculado al objetivo eco-socialista de repartir mejor la riqueza y supeditándola al mantenimiento de un planeta sostenible luchando para que las condiciones sociales de vida no sean tratadas como una mercancía más. Esto comporta una transformación revolucionaria de conseguir una transición ecológica de la sociedad que se haga de forma justa.

Esquerra Verda nace por la necesidad de defender el objetivo de la sostenibilidad y la ecología en la sociedad. Por lo tanto impugna el actual sistema económico del capitalismo basado en la explotación del trabajo depredador y derrochador de los recursos mediante el consumismo desaforado y la agravación de la desigualdad social.

Esquerra Verda defiende la necesidad de cambio de un sistema económico y social que tiene un fuerte componente patriarcal y que hay que cambiar de raíz. Un sistema actual basado en la división sexual de los trabajos, transfiriendo a las mujeres la responsabilidad del trabajo reproductivo y de curas que las sitúan en posiciones desiguales y discriminadas.

Esquerra Verda como opción de izquierda eco-socialista tiene como principal objetivo fortalecer el espacio de la izquierda alternativa especialmente reforzando aquellos aspectos hasta ahora más deficientes como son los de la organización militante y comprometida, el debate colectivo y la elaboración y difusión de ideología así como de planteamientos estratégicos en un mundo hoy dominado por el tacticismo y los relatos de corto vuelo y escasa consistencia.

En definitiva aportar desde su modestia cuantitativa un espacio de reflexión, debate y propuestas que permitan el mantenimiento de lo que históricamente ha sido un espacio político de fuerte y larga tradición en Catalunya y que fue hegemónico en la lucha contra la dictadura.

Esquerra Verda intenta actualizar su análisis ideológico, fortaleciendo los tradicionales planteamientos de izquierda, del sindicalismo de clase y de los movimientos feminista y ecologista. Actualizando desde el eco-socialismo la base del pensamiento gramsciano de unificar el pensamiento con la práctica, las ideas con la organización siempre bajo el principio del optimismo de la voluntad.

Esquerra Verda se presenta como una opción política que quiere ayudar a fortalecer un pensamiento radicalmente de izquierdas y progresista que permita hacer frente a los cambios económicos y sociales del entorno concreto y global. Con voluntad unitaria y radicalmente transformadora de una realidad que precisa de cambios urgentes para garantizar incluso la supervivencia del planeta e intentando hacer su modesta aportación de futuro para un cambio radical de paradigma.

En el discurso de cierre del acto de constitución del nuevo partido Andreu Mayayo hizo una referencia expresa al pensamiento y la praxis de Gramsci y Berlinguer y finalizó con un claro “HEMOS VUELTO” todo un grito de cara al futuro. Y después se finalizó con el canto de la Internacional.

Nace Esquerra Verda, un partido eco-socialista