miércoles 20/10/21
TRIBUNA DE OPINIÓN

Lo de las residencias, Ayuso, Posse y Monterreal, separadas al nacer

posse y monterreal
Noelia Posse (Izq.) y Mónica Monterreal

¿Se imaginan que después de la tragedia más dura en España de los últimos 100 años alguien se pasara sus propias propuestas por el arco del triunfo?

¿Se imaginan que después de 6.187 “fallecimientos” en residencias geriátricas alguien cediera durante 50 años suelo público para que esas empresas volvieran a mercadear con nuestros mayores?

Pues no imaginen, es real, pero no de la mano de Ayuso ni de nadie del PP, el PSOE de Móstoles junto a Podemos Móstoles han tenido la maravillosa idea de ceder durante 50 años suelo público mostoleño a la gestión privada de residencias geriátricas, competencia de Ayuso, ahora vamos a darle contexto al gravísimo asunto que a este que suscribe le ha producido tal escozor que, no tengo más remedio que poner nombre y apellidos a los artífices de lo que para mí, es la guinda al sometimiento al régimen del 78 para perpetuar durante al menos dos años un sueldazo, otra explicación no le encuentro, faltando así el respeto de una manera indigna a todas aquellas personas que han defendido la inocencia de Pablo Iglesias respecto a las competencias de las residencias, una autentica falta de respeto a familiares de fallecidos en residencias, una auténtica falta de respeto a todas aquellas personas que confiaban en que lo primero es cumplir con la decencia, la palabra y la dignidad de defender lo público por encima de todo.

4.709 personas fallecieron entre el 14 de marzo y el 22 de junio de 2020 con síntomas compatibles con la enfermedad (no confirmado), mientras que 1.478 lo hacían con PCR confirmado, el 80% de los fallecidos en marzo, que vivían en residencias, no fueron trasladados a hospitales, fallecieron asfixiados en la soledad de una habitación o contagiando a su compañera ya que, en ningún momento se hicieron separaciones de contagiados al no contar con el espacio suficiente para ello, casi el 60% de estas personas lo hacían en residencias privadas o de gestión privada.

Durante la pandemia, la Comunidad de Madrid registraba 472 residencias operativas, prácticamente el 90% de ellas son privadas o concertadas, es decir, públicas con gestión privada, y no precisamente porque gestionen mejor, a no ser que gestionar sea incrementar sus ingresos mientras miles de personas son desatendidas, las acciones de DomusVI, el gigante de las residencias en España, se incrementaban en un 316%, hasta tal punto llega lo inhumano de esta panda, que sacaron tajada de los propios fallecidos en sus residencias, durante la primera ola sumaban 1.800 personas las que fallecían en sus instalaciones, teniendo un acuerdo para pillar comisiones a través de que los familiares contratasen los servicios de “Mémora”, quien se encargaría del servicio funerario, ambas empresas son fondos buitre extranjeros.

La escandalosa noticia de la cesión de suelo público para gestión privada de residencias no pasaba por alto a distintas plataformas, Pladigmare, Asociación Plataforma por la Dignidad de las Personas Mayores en las Residencias, hacía lo propio en la red social twitter, etiquetando a Paloma García Villa, quien impulsara en la Asamblea de Madrid de mano de Podemos una Ley de Residencias, el silencio por respuesta.

En un principio se puede llegar a pensar, siendo generoso, que se trata de otro sapo más a tragar para dorar la píldora al PSOE, pero no es así, Podemos Móstoles anunciaba jocoso y orgulloso la decisión tomada, eso sí, omitiendo que la construcción y gestión de las 4 residencias de las que presumen iba a ser privada.

En la red social Facebook, las críticas realizadas por la Plataforma de Pensionistas de Móstoles eran eliminadas con el posterior bloqueo a la plataforma, cosa que indignó más si cabe a quienes en su tabla reivindicativa, dejan claro que la defensa de los servicios públicos va por encima de cualquier color político, no es el primer encontronazo que tienen los pensionistas con la formación morada en el municipio, los de Podemos Móstoles tumbaban recientemente una moción presentada por los pensionistas en donde estos solicitaban las cuentas de la seguridad social, resulta curioso tumbar algo en un municipio cuando en el propio Congreso de los Diputados, los minoritarios de la coalición se postularon a favor días antes.

Si nos vamos al código ético de Podemos leemos:

  • a) El desempeño de las funciones para las que han sido de signadas con lealtad a la ciudadanía, con sencillez, con  moralidad y con transparencia, velando por el buen uso de los bienes públicos y por una gestión de los recursos  públicos basada en los principios de eficiencia, equidad y  eficacia, fomentando la participación y el empoderamiento  de la ciudadanía [....] y rechazando siempre los comportamientos autoritarios y las actitudes antidemocráticas.

Lo de los servicios públicos, por el arco del triunfo, lo de rechazar comportamientos autoritarios, por el arco del triunfo, la formación morada en el municipio de Móstoles parece abducida por el neoliberalismo capitalista practicando autoritarismos antidemocráticos al no aceptar críticas, hasta de su propia militancia.

Del mismo modo que las anteriores plataformas, Juntas X La Pública denunciaba en su perfil de twitter esta asombrosa falta de dignidad, obteniendo respuesta de Carolina Alonso, portavoz municipal de Podemos, la respuesta con todos mis respetos, no ha lugar, pretender defender que se ceda suelo público en Móstoles hablando de lo bien que va la limpieza en Alcorcón ensucia más que limpia el asunto, es indefendible que, al mismo tiempo que concedes a Ayuso el beneplácito de gestionar residencias privadas donde en el municipio del sur de Madrid fallecían 125 personas en cuestión de días, y se vayan a hacer cargo no uno ni dos, sino 50 años,  el día 6 de Julio en Castilla la Mancha se presente una Proposición no de Ley para impulsar un nuevo horizonte de cuidados en las residencias de mayores de Castilla la Mancha donde dice:

  • PRIMERO. – Cambiar el tipo de políticas de la Consejería de Bienestar en cuanto a la gestión de las residencias públicas, primando la gestión directa y descartando fórmulas de gestión indirecta o colaboración público-privada, aumentando la oferta pública de plazas en los municipios de Castilla-La Mancha y abriendo los centros que actualmente se encuentran clausurados, particularmente, la residencia de mayores del Hospitalito del Rey en Toledo.
  • SEGUNDO. – Impulsar un sistema de residencias público, universal, de calidad y de gestión directa o en colaboración con las entidades del tercer sector. El sistema de cuidados de personas mayores debe ser en un modelo de Atención Centrado en la Persona (ACP), que respete y fomente la autonomía y la dignidad de las personas y que articule unos servicios que se adapten a las necesidades de las personas, y no al revés. Los entornos residenciales deben caminar hacia modelos hogar.

El 4 de Marzo de 2020, Jacinto Morano, asumiendo la portavocía de Podemos por el embarazo de Isa Serra, presentaba por Unidas Podemos una ley de residencias, basada en un modelo público para garantizar "ratios dignas" y más recursos tanto sanitarios como físicos sociales y psicológicos.

El 10 de septiembre de 2020, Paloma García Villa volvía a presentarla, explicando a los medios que la ley responde a las carencias que la pandemia del coronavirus ha expuesto, y apunta a un "cambio de modelo" que incide en la atención sanitaria y en reforzar el carácter público de la red de residencias.

¿Qué ha cambiado desde entonces?

A riesgo de ser señalado, esta es la cruda realidad, y los que defienden los servicios públicos por encima de cualquier color, los que defienden la dignidad de las personas por encima de cualquier color, así tendrían que denunciarlo, como una auténtica vergüenza propiciada por un grupo municipal más pendiente de mantener su trono que de su código ético, más pendiente de mantener su sueldo, que del servicio que tienen que prestar a sus ciudadanos, la bisagra del PSOE en el Ayuntamiento de Móstoles ha caído dentro del saco del “todos son iguales”, por sus hechos los conoceréis.

Que al primer encuentro con la militancia el pasado 7 de julio, en las fotos no se puedan contar más de 25 personas, no tienen culpa en esta ocasión, ni la prensa ni las oligarquías, es culpa de la dinámica que mantiene desde hace tiempo la cúpula de la formación municipal en todo lo referente al baile de agua continuo a una más que reprobable actuación de una alcaldesa con ya demasiados escándalos a sus espaldas, no todo vale, su propia militancia lo está diciendo, militancia no escuchada, vetada y bloqueada, que se termine como se ha terminado en Galicia o País Vasco, depende de si desde más arriba van a seguir tolerando estas conductas o de si por el contrario van a hacer algo al respecto, por mi parte, conmigo que no cuenten para dar terrenos municipales a fondos buitres extranjeros que terminarán siendo competencia de Ayuso, yo, me bajo de este barco, sentarme en la misma mesa que Paloma en la sede de Podemos para buscar una solución a las residencias y encontrarme esto en mi municipio, es un oxímoron nivel Premium.

¿Qué pensará Pablo Iglesias al ver esto después de sufrir que se le condenara injustamente por el fallecimiento de miles de personas?

Luego que si la derecha gana las elecciones, la mejor oposición al gobierno “progresista” del consistorio la están haciendo desde el gobierno “progresista” del consistorio, o lo que viene siendo, estos son mis principios, si no les gustan, tengo otros.

No creo que todos los políticos sean iguales, lo que tengo claro es que Ayuso, Posse y Monterreal, actúan del mismo modo.

¿De qué sirve criticar a la prensa en manos de poderosos si luego callas las injusticias y aberraciones?

Lo de las residencias, Ayuso, Posse y Monterreal, separadas al nacer