#TEMP
viernes. 12.08.2022
SEGURIDAD SOCIAL

Máximo histórico de ingresos de la Seguridad Social

Los ingresos por cotizaciones a la Seguridad Social crecen un 7,8%, hasta los 57.413 millones de euros, alcanzando un nuevo máximo histórico 
Seguridad social
Seguridad social
  • Las cotizaciones sociales de los ocupados crecen al mayor ritmo de los últimos 15 años por el buen comportamiento del empleo 
  •  Los ingresos por cotizaciones crecen 1,6 puntos porcentuales más que el gasto en pensiones  

 El buen comportamiento del empleo continúa impulsando los ingresos por cotizaciones a la Seguridad Social. En concreto, en los cinco primeros meses del año se ha producido un aumento del 7,8%, lo que sitúa los ingresos por cotizaciones en 57.413 millones de euros, cifra que supera en 4.135 millones de euros la registrada en el mismo periodo de 2021 y que marca un nuevo máximo histórico hasta el mes de mayo.   

En comparación con los datos del último ejercicio que no estuvo afectado por la pandemia, 2019, el incremento de las cotizaciones es del 12,6% (6.425 millones de euros más) motivado por la intensa creación de empleo de los últimos meses. El crecimiento viene impulsado por las cotizaciones de los ocupados, que aumentan al ritmo más alto desde 2007 (9,3%) en datos acumulados de enero a mayo.  

 

De esta forma, los ingresos por cotizaciones sociales alcanzan su máximo histórico en el acumulado enero-mayo y el tercer ritmo de crecimiento interanual más alto de los últimos 15 años (sólo por detrás de 2007 y 2019, años de fuerte creación de empleo)  

Además, su aumento interanual supera en más de un punto y medio el que registra el gasto en pensiones, lo que está contribuyendo a reducir el déficit del sistema. En concreto, las cuentas de la Seguridad Social registran un saldo negativo, a 31 de mayo de 2022, de 1.970 millones de euros, debido al desfase en las transferencias recibidas del Estado y Organismos Autónomos, no habiéndose recibido hasta el momento la totalidad de los ingresos previstos por este concepto.  

Ingresos no financieros  

Las cotizaciones sociales ascienden a 57.413 millones de euros, lo que supone un incremento del 7,8% respecto a los ingresos del ejercicio 2021 (4.135 millones de euros más). Este incremento viene impulsado por la evolución de los ingresos por cotizaciones de ocupados que experimentan un incremento interanual del 9,3% (4.580,27 millones de euros más). Por su parte, las cotizaciones de desempleados registran una disminución del 11,4% (445,09 millones de euros menos) como consecuencia del descenso del número de éstos. 

Las transferencias recibidas por la Seguridad Social ascienden a 9.364 millones de euros, con una disminución del 18,9% interanual. La partida más significativa corresponde a las transferencias recibidas del Estado y Organismos Autónomos que suma un total de 7.621 millones (un 22,2% menos), que se reduce por la percepción de menores ingresos del Estado para financiar los complementos por mínimos de pensiones (600 millones de euros menos), y, sobre todo, por el distinto calendario de la transferencia del Estado en cumplimiento de la Recomendación Primera del Pacto Toledo 2020 que, a 31 de mayo de 2022, no se ha recibido y sí está incluida en la ejecución presupuestaria hasta mayo de 2021. 

 

Gastos no financieros 

Por el lado de los gastos, prestaciones económicas a familias e instituciones, alcanzaron 64.329 millones, un 3,4% más que en el mismo periodo de 2021. Esta cifra representa un 92,8% del gasto total realizado en el sistema de Seguridad Social. La mayor partida, 59.113 millones, corresponde a pensiones y prestaciones contributivas, con un aumento de un 3,1%.  

En un análisis detallado del área contributiva, el gasto en pensiones (incapacidad permanente, jubilación, viudedad, orfandad y en favor de familiares) se incrementa un 6,2% hasta los 51.570 millones de euros, debido al aumento del número de pensionistas, a la elevación de la pensión media y a la revalorización general del 2,5% para las pensiones contributivas en cumplimiento de la nueva ley, que garantiza el poder adquisitivo de las pensiones. El incremento del gasto en pensiones es 1,6 puntos menor que el de los ingresos por cotizaciones.  

Respecto a los subsidios de incapacidad temporal, el gasto total aumenta un    6,2% respecto al mismo periodo del año anterior, hasta alcanzar los 5.578 millones de euros, mientras que las prestaciones por nacimiento y cuidado de menor, corresponsabilidad en el cuidado del lactante, riesgo durante el embarazo y durante la lactancia natural y cuidado de menores afectados por cáncer u otra enfermedad se incrementan interanualmente el 16% hasta alcanzar los 1.511 millones.  

Las pensiones y prestaciones no contributivas, incluidos los complementos por mínimos de las pensiones contributivas, alcanzan los 5.215,48 millones de euros, un 7,1% más que en el mismo periodo del ejercicio anterior, motivado por la revalorización general del 3% para pensiones mínimas y no contributivas, mientras que el Ingreso Mínimo Vital aumenta un 17% respecto a mayo del año pasado, debido al aumento del número de prestaciones y al incremento transitorio de la prestación del 15%, que se aplica desde abril.  

Máximo histórico de ingresos de la Seguridad Social
Comentarios