jueves 9/12/21
MADRID HIPERCAPITALISTA (II)

Netflix y Amazon en Madrid: un proyecto de segregación industrial (y social)

Netflix a Tres Cantos, Amazon a San Fernando de Henares, Leganés, Getafe, Alcalá de Henares e Illescas
amazon_madrid

Este es el segundo de una serie de dos artículos en los que he tratado de analizar la relación entre las actividades económicas y el territorio en la Comunidad de Madrid, buscando los datos que confirmen la siguiente hipótesis: la especialización territorial en la Comunidad de Madrid implica un modelo de segregación económica y social en la región. En el primer artículo analizamos algunos de los grandes proyectos del centro y del norte de la capital, ilustrando cómo el centro parece destinado al turismo de lujo y el norte de la ciudad al desarrollo del sector financiero. En este segundo artículo vamos a analizar los desarrollos industriales de alto valor añadido del norte de la Comunidad de Madrid frente a la especialización logística del sur y el este metropolitanos. Para ello vamos a utilizar los datos que nos aporta el Plan Industrial de la Comunidad de Madrid 2020-2025, así como los anuncios públicos de grandes proyectos de inversión en diferentes áreas de la región madrileña.

EL PESO Y EL PERFIL DE LA INDUSTRIA EN LA COMUNIDAD DE MADRID

Aunque no es un debate nuevo, la cuestión del modelo productivo de nuestro país ha pasado a un primer plano de la agenda política y mediática por varios motivos relacionados con las debilidades de nuestra economía puestas en evidencia por la crisis derivada de la COVID-19.

Lo cierto es que, en los últimos años, España ha seguido la senda de la mayoría de las economías avanzadas, en las que el sector servicios ha ido ganando peso en detrimento, sobre todo, de la industria. Sin embargo, no en todas las economías avanzadas la terciarización se ha manifestado con la misma dimensión, ni esta es necesariamente negativa si una parte importante de estos servicios son avanzados, tienen un fuerte componente tecnológico y son intensivos en conocimiento. Lamentablemente este no es el caso de España (1). Este mismo proceso ha tenido lugar también en la Comunidad de Madrid, donde se viene produciendo una reducción del peso relativo de la industria sobre la economía.

En este contexto, el gobierno de la Comunidad de Madrid, siendo esta la región más rica de España tanto por su PIB como por su renta per cápita, aprobó en junio de 2019 el Plan Industrial 2019-2025 (2) que, sobre el papel, prioriza la formación y empleo de calidad en la industria, la competitividad y el crecimiento basados en la I+D+i, el crecimiento de las pymes y la colaboración industrial, la orientación hacia el exterior y la participación en cadenas de valor globales, así como la eficiencia energética y el autoconsumo en los polígonos industriales.

En la actualidad, según los datos que ofrece el mencionado Plan Industrial, el sector industrial madrileño, con un valor agregado bruto por encima de los 20.000 millones de euros, se sitúa en entre las 20 primeras regiones europeas, donde únicamente el 6 % de las regiones tuvieron un valor agregado bruto superior. Por delante de Madrid se encuentran regiones como Lombardía, Stuttgart, Oberbayern, Île de France, Cataluña, Düsseldorf, Véneto, Emilia-Romagna, Rhône-Alpes, Köln... y otras, hasta llegar al puesto 19 que ocupa la Comunidad de Madrid (2).

Otra característica importante es el tamaño de las empresas madrileñas. Según el número de empleados, el 99,7 % son pymes, de las cuales el 95,15 % son micropymes (menos de 10 trabajadores). Poniendo el foco en el sector industrial, se constata que el porcentaje de pymes es algo menor, pero sigue por encima del 99% de las empresas (2).

Si se analiza el nivel tecnológico de la industria de la región, puede comprobarse cómo la Comunidad de Madrid lidera el panorama nacional con un 3,9 % de empresas de alta tecnología, un porcentaje sensiblemente superior a la media de España, donde este tipo de industrias apenas suponen un 1,7 % del total (2).

Además, la Comunidad de Madrid se sitúa como la segunda región de España con más intensidad en el gasto en I+D (gasto/PIB) con un 1,66 %, cuando la media española es 1,19 %, liderando el volumen de gasto en términos absolutos con un gasto total en I+D de 3.504,9 millones de euros, que suponen el 26,4 % del realizado en toda España. Sin embargo, si se comparan estos datos a nivel europeo, se constata que aún existe margen de mejora, sobre todo en cuanto a nivel de inversión privada en I+D+i, que se sitúa en el 0,94 %, lejos de Alemania, que lidera este indicador con un 2,8 % (2).

En lo que se refiere a la generación de conocimiento, la Comunidad de Madrid es sede de 15 universidades (con algunas de las facultades más importantes del país en los campos de la economía, la ingeniería, la medicina y las ciencias), la mayoría de ellas de titularidad privada.

Asimismo, cuenta con un capital humano altamente capacitado. El 48,9 % de la población activa cuenta con un título universitario (31,4 % en la EU-28, según Eurostat) (2).

Veamos ahora cómo se distribuyen todos estos activos en el territorio de la Comunidad de Madrid.

LOCALIZACIÓN DE LA INDUSTRIA: ÁREAS INDUSTRIALES DE LA COMUNIDAD DE MADRID

Hay todo un conjunto de factores que determinan el mapa industrial de la Comunidad de Madrid.

Uno de esos factores es el reciente crecimiento urbano en torno a la ciudad de Madrid, que ha supuesto un incremento en la demanda de suelo para usos residenciales y comerciales, desplazando parte de la industria hacia la periferia de la región.

Otro de ellos es la red de infraestructuras de comunicación, especialmente la red de carreteras. A partir de los ejes trazados por estas, tradicionalmente se definen dos grandes zonas de carácter industrial dentro de la región: el sur metropolitano que se extiende hasta el norte de la provincia de Toledo, y el Corredor del Henares y su área de influencia al sur y al norte de la A-2 (Madrid-Barcelona), junto con su prolongación a lo largo de esta carretera hacia Guadalajara. Por su parte, como áreas emergentes, el norte y, en menor medida, el oeste metropolitano, cuentan también con recientes e importantes desarrollos industriales. En conclusión, puede hablarse de una concentración principal en el arco formado por el Corredor del Henares, el Norte Metropolitano, el municipio de Madrid y el Sur Metropolitano, quedando el Oeste como zona de menor localización industrial.

Sin embargo, una vez más, la distribución de los recursos es profundamente desigual entre estas áreas y, lo que es más preocupante, la diferencia tiende a acentuarse sobre la base de la especialización de cada una de ellas.

Así, por ejemplo, de acuerdo con los datos que nos ofrece el Barómetro de Economía de la Ciudad de Madrid, de las 10 ciudades españolas con más empresas multinacionales, 7 están en la Comunidad de Madrid (3). La primera de ellas es la propia ciudad de Madrid, con 1.278 empresas multinacionales (la segunda es Barcelona con 729 multinacionales). A cierta distancia se encuentra Alcobendas, que ocupa la tercera posición en el ranking nacional (153 multinacionales), seguido de Las Rozas y Pozuelo, en cuarto y quinto lugar respectivamente, en ese mismo ranking. A continuación, encontramos a San Fernando de Henares y San Sebastián de los Reyes, situados en la posición séptima y octava. Por último, la décima ciudad de España con mayor número de empresas multinacionales es Tres Cantos.

cuadro 1

Aunque si utilizamos otros criterios de ordenación tales como el volumen de facturación o el empleo generado, encontramos que la primera sigue siendo Madrid, pero esta vez seguida de Alcobendas, que ocupa la segunda posición, por delante de Barcelona en facturación. En el top 10 de ordenación por estos criterios se encuentran también: Tres Cantos, en la séptima posición; Las Rozas, en octavo lugar; y Pozuelo, que ocupa el número nueve.

cuadro 2

Si sumamos las empresas multinacionales de Alcobendas, San Sebastián de los Reyes y Tres Cantos (tres municipios limítrofes) vemos cómo se configura un área especialmente dinámica que, con los datos disponibles, es sede de nada menos que 223 empresas multinacionales. Se trata del eje principal de la A-1, y del eje secundario de la M-607 (carretera de Colmenar Viejo). En ella se encuentra la sede de empresas como Mercedes, Toyota, Ford, Renault, Kia, Volkswagen, ASS, Indra, Emerson, Telvent, Acciona, Porcelanosa o Bankinter, entre otras.

Esta área cuenta con la Universidad la Autónoma de Madrid, con la Universidad Internacional de Villanueva en sus proximidades (Fuencarral) y con la futura universidad que el Grupo Planeta prevé instalar en Tres Cantos, como veremos a continuación.

Por otra parte, Tres Cantos será la sede de Madrid Content City (4), el que será el mayor hub de producción audiovisual en España y uno de los más grandes de Europa hasta el momento. Contará con servicios a los rodajes, campus universitario, oficinas, zonas de restauración y comerciales, así como áreas deportivas y de ocio, entre otras instalaciones. Se trata de 140.000 metros cuadrados destinados a la industria audiovisual. El proyecto, gestionado por la productora Secuoya, cuenta con el respaldo de Netflix y del Grupo Planeta, quien tiene previsto desarrollar allí su propio proyecto universitario, como ya hemos mencionado.

Un segundo polo de creciente localización de empresas multinacionales fuera de la capital se encuentra en el área de Las Rozas, Pozuelo, Majadahonda y Boadilla del Monte, las tres primeras conectadas por el eje de la A-6. Entre las dos primeras ciudades (Las Rozas y Pozuelo) suman 129 empresas multinacionales. Si a ellas sumamos Majadahonda y Boadilla del Monte, con empresas como Mapfre o la Ciudad del Santander, vemos cómo se configura una segunda área de gran desarrollo empresarial de alto valor añadido en el área metropolitana de Madrid.

En esta área o en sus proximidades se encuentra una buena parte de las universidades madrileñas, tales como la Universidad Alfonso X El Sabio, la Nebrija, la Camilo José Cela, la Universidad Europea de Madrid, la Francisco de Vitoria, la Universidad a Distancia de Madrid (UDIMA), así como la Universidad Complutense, la Politécnica o la Universidad Pontificia de Comillas, estas tres últimas en la ciudad de Madrid, pero muy conectadas con esta área.

Por otro lado, tenemos las áreas industriales clásicas del Corredor del Henares y del eje de la A-4 (carretera de Andalucía).

La primera de ellas, el Corredor del Henares será objeto de un plan de revitalización enmarcado en el Plan Industrial 2020-2025 de la Comunidad de Madrid con una dotación de 514 millones de euros para la puesta en marcha de distintas iniciativas orientadas a «crear un modelo productivo más competitivo, tecnológico y respetuoso con el medio ambiente en la región». La realidad es que este espacio industrial se ha convertido en punto de referencia de cargadores y operadores logísticos, concentrando algunas de las operaciones más sonadas del mercado. Carrefour, Leroy Merlin, DHL, ID Logistics, Inditex, XPO Logistics, DSV, Alcampo, Luís Simões, Primark, H&M o Amazon son solo algunas de las compañías que han decidido instalarse en esta zona durante los últimos años. Y estas no son precisamente actividades que destaquen por su componente tecnológico ni mucho menos por ser respetuosas con el medio ambiente.

El mismo camino parece que lleva el eje industrial del sur de Madrid, el que tiene como arteria principal la A-4 (carretera de Andalucía). A la reciente ejecución por la constructora Pavasal de la Plataforma Logística M-40 de 92.000 m2, con la oposición activa de vecinos y asociaciones de Usera y Villaverde, se han ido sumando una gran cantidad de proyectos que definen el perfil empresarial de toda el área sur metropolitana de la Comunidad de Madrid (5).

Entretanto, la antigua planta embotelladora de Coca Cola en Fuenlabrada (escenario de uno de los enfrentamientos sindicales más importantes de los últimos años) se transforma en una gran planta logística de la mano de la plataforma inmobiliaria Stoneweg. La operación supone la compra de más de 220.000 metros cuadrados de superficie por parte de la multinacional suiza (6).

A la vez, Mountpark anuncia que invertirá 30 millones de euros para desarrollar una nave de 44.000 metros cuadrados ‘llave en mano’ para XPO Logistics en Illescas, con una inversión de 30 millones de euros. Este proyecto se enmarca en la citada Plataforma Logística Iberum promovida por Airbus (7). Aunque Illescas no está en la Comunidad de Madrid, su relación con esta es evidente.

Los proyectos son incontables por lo que solo mencionaremos algunos de ellos, tales como la Plataforma Logística del grupo Zalando en Getafe (8), con una inversión prevista de 20 millones de euros, o la adquisición por parte de la multinacional Goodman de suelo logístico también en Getafe por valor de 90 millones de euros (9).

Aunque quizá entre los más importantes desarrollos logísticos del sur y el este de Madrid se encuentren las plataformas creadas por Amazon, quien recientemente ha anunciado que abrirá este otoño un nuevo centro logístico de 75.000 m2 en Alcalá de Henares, que generará más de 500 empleos fijos en la región. Este centro se suma a los anteriores de San Fernando de Henares, con 77.000 m2, Getafe, con 55.000 m2, Leganés, con 25.000 m2, e Illescas, cuya ampliación lo convertirá en uno de los más grandes de Europa, pasando de 100.000 a 300.000 m2, empleando a 3.500 trabajadores (10).

Tal como dice la propia SAREB en su blog: en Madrid se ubica la que llaman “la milla de oro de la logística en España”, el corredor que abre la A2, la autovía que va de la capital a Barcelona, en sus primeros kilómetros y que comprende municipios como Coslada, San Fernando de Henares o Torrejón de Ardoz, para adentrarse luego en Guadalajara.

Es la “zona cero del comercio electrónico” en España, sobre todo desde que hace casi siete años Amazon abrió su primer gran almacén en nuestro país, en San Fernando de Henares (...) esta zona concentra casi 6 millones de metros cuadrados en instalaciones, algo más de la mitad que toda la zona centro (que comprende Madrid, Guadalajara y Toledo).

En la zona centro también es importante el eje sur, que corre paralelo a la A4 (la autovía de Andalucía) y que ofrece más de 2,5 millones de metros cuadrados de almacenes, y donde destacan poblaciones como Villaverde, Getafe o Valdemoro. También hay desarrollos logísticos en torno a la A3 (la carretera de Valencia) y la A5 (la de Extremadura) (11).

En definitiva, un modelo de industrialización para la zona este y sur de Madrid que promueve empleos de baja cualificación (mozos de almacén, carretilleros, conductores...), en general precarios y de escasa retribución.

Así es como las élites económico-financieras junto a los sectores mejor situados en la estructura administrativa de la región más rica de España desarrollan lo que Thomas Piketty (Capital e Ideología) ha llamado el modelo hipercapitalista, que implica una enorme desigualdad en el acceso a la propiedad y a la renta, junto a una hiperconcentración de esta en muy pocas manos.

Javier Pontes Real | Sociólogo


Lujo, dinero y poder en el centro y norte de la ciudad (I)


 

FUENTES:

(1) Cinco Días – El País
(2) Plan Industrial de la Comunidad de Madrid 2019-2024
(3) Barómetro de Economía de la Ciudad de Madrid
(4) El Confidencial
(5) El Diario
(6) Cinco Días - El País
(7) C de Comunicación
(8) Expansión
(9) El Confidencial
(10) Business Insider
(11) Hu ellas by sareb

Netflix y Amazon en Madrid: un proyecto de segregación industrial (y social)