#TEMP
viernes. 01.07.2022

18 días después de iniciada el 24 de febrero la guerra de Ucrania con la invasión de las tropas rusas, las informaciones facilitadas por las diferentes agencias de prensa permiten concluir que el avance de las fuerzas terrestres rusas es continuo y permanente.

Los esfuerzos realizados por la Unión Europea y países como China para parar la guerra no han dado fruto. Las tres rondas de negociaciones celebradas en Bielorrusia y Turquía tampoco.

El 10 de marzo se llevó a cabo la reunión de más alto nivel desde que empezó el conflicto: el encuentro entre el ministro ruso de Exteriores Sergéi Lavrov y su homólogo ucraniano Dmytro Kuleba, en Turquía, con la mediación del canciller de ese país, Mevlut Cavusoglu. Aunque son conversaciones destinadas a un alto al fuego, Moscú insiste en que no parará hasta que logre “desmilitarizar” a Ucrania y que lo buscará ya sea por la vía militar o diplomática.

Ni la batería diplomática ni la ola de sanciones para asfixiar a la economía rusa han logrado que Putin desista de sus objetivos. 

El drama de los refugiados, con más de dos millones y medio de desplazados a los países limítrofes como Polonia, Moldavia, Bulgaria o Rumanía se ha convertido ya en un problema de primer orden en Europa.

La Unión Europea y los Estados Unidos han impuesto duras sanciones en el terreno económico, diplomático y deportivo a Rusia y sus efectos ya se empiezan a notar en la vida cotidiana de las ciudades rusas. Centenares de empresas multinacionales están abandonando el país y sus repercusiones irán reflejándose en los próximos meses. En cuanto a las repercusiones en Europa de las sanciones, su efecto se hará notar según los analistas, fundamentalmente en un incremento notable de la inflación y en la falta de disponibilidad de algunos productos alimenticios.

Tanto el presidente de Estados Unidos como el presidente de Rusia han mencionado los riesgos de una Tercera Guerra Mundial en el caso de una confrontación directa entre la OTAN y el ejército de Rusia. Por el momento todas las partes han rechazado con fuerza dicha posibilidad dado que Ucrania no está incorporada a la OTAN y esta no se ve obligada a intervenir directamente.

 La Unión Europea y  Estados Unidos han anunciado la entrega de armamento militar al ejercito ucraniano, lo que ha conllevado la respuesta de Rusia de amenaza a los convoyes que penetren en Ucrania portando material bélico.

Las informaciones diarias sobre lo que ocurre en los campos de batalla son obviamente dispares como en todas las guerras. Rusia ha prohibido cualquier información contraria a la oficial con penas de cárcel y cerrado medios contrarios al gobierno de Putin. En Europa Occidental se ha prohibido la cadena de TV propiedad del gobierno ruso Rusia Today y las informaciones de agencias de prensa como Sputnik. Sin embargo dados los medios actuales de comunicación a través de Internet y redes sociales las informaciones de una y otra parte llegan a los ciudadanos de todo el mundo.

En Europa se hace hincapié en todas las informaciones a la resistencia del ejercito ucraniano y en la violencia de los ataques del ejercito ruso a la población civil y a objetivos no militares como hospitales y residencias civiles. Los corredores humanitarios acordados entre ambas partes en conflicto se desconoce a ciencia cierta si se están respetando. La información que facilita el gobierno ruso por el contrario hoy 13 de Marzo es que han destruido 3.687 objetivos militares ucranianos según el portavoz del Ministerio de Defensa general Ígor Konashénkov y que no realizan ataques contra ciudades sino que sólo inhabilitan la estructura militar ucraniana al tiempo que aseguran que los civiles no están en peligro.

Según Konashénkov, se destruyeron 99 aviones, 128 vehículos aéreos no tripulados, 1.194 tanques y otros vehículos blindados de combate, 121 lanzacohetes múltiples, 443 piezas de artillería de campaña y morteros, 991 unidades de vehículos militares especiales.

La información no puede ser más dispar entre la que ofrece el gobierno ruso y el gobierno ucraniano.

En lo que sí coinciden las informaciones es en el hecho que Gazprom sigue suministrando gas a Europa a través de Ucrania de forma regular según ha  declarado el representante de la empresa, Serguéi Kupriyánov.

"Gazprom suministra gas ruso para el tránsito a través del territorio de Ucrania de forma regular, de acuerdo con las peticiones de los consumidores europeos: 109,6 millones de metros cúbicos al 13 de marzo", detalló. Hasta el sábado 12 de marzo, las solicitudes fueron de 109,5 millones de metros cúbicos. Este volumen corresponde a lo establecido para el tránsito a largo plazo.

Recientemente Europa empezó a aumentar las retiradas de gas de sus almacenes e incrementó considerablemente las compras correspondientes a Rusia. Lo hizo en medio del crecimiento de los precios spot causado por el frío, la falta de viento y la escalada en Ucrania.

La divergencia de las cifras en la guerra

En toda guerra uno de los mayores retos es verificar las cifras de personas muertas y este caso no es la excepción. Las cifras son muy dispares. El teniente general y director de la Agencia de Inteligencia de Defensa estadounidense, Scott Berrier, afirmó que entre “2.000 y 4.000″ soldados rusos han fallecido en el marco del conflicto en Ucrania. Sin embargo, señaló que se trata de una estimación que debe tomarse con prudencia.

Por su parte, el Ejército ucraniano ha indicado que hasta el momento van 12.000 militares rusos caídos en combate. Es una cifra más de 20 veces mayor a la reconocida por el Kremlin.

El pasado 2 de marzo, el Ministerio de Defensa ruso informó hasta ahora por única vez sobre sus fallecidos. Indicó que 498 uniformados de su país han perdido la vida desde que inició el ataque. 

Hasta la semana pasada, las tropas ucranianas indicaron que en su país han fallecido más de 2.000 personas sin contar a los uniformados, cuya cifra no es clara. Naciones Unidas informó esta semana que ha podido verificar 550 civiles muertos, entre ellos 41 niños, aunque advirtió que los números pueden ser mucho mayores.

Por tierra, Rusia ha desplegado más de 150.000 soldados. Por aire la ventaja de su poderío militar es inmensa. La petición del presidente de Ucrania Zelinsky de cerrar el espacio aéreo ha sido rechazada tanto por la Unión Europea como por Estados Unidos.

Las fuerzas rusas han capturado varias ciudades en los suburbios de Kiev, tienen sitiado el puerto estratégico de Mariúpol y todavía intentan tomar Chernihiv en el norte, así como avanzar sobre las ciudades de Mykolaiv, Krivói Rog, Voznesensk y Novovorontsovka en el sur, informó el jueves 10 de marzo el general del estado mayor de las fuerzas armadas de Ucrania.

Un determinante desequilibrio en defensa aérea

Los esfuerzos de los ucranianos por defender su país han frenado a las tropas rusas por alcanzar un control total del espacio aéreo y el Ejército ucraniano ha difundido imágenes sobre el derribamiento de aviones y helicópteros rusos.

Sin embargo, los analistas militares han enfatizado en que las defensas aéreas son justamente una de las principales vulnerabilidades del Ejército ucraniano, por lo que hay un alto grado de incertidumbre sobre lo que ocurrirá en los próximos días.

Esta semana el presidente Zelenski pidió a sus aliados occidentales el envío de aeronaves de combate de fabricación rusa, dado a que son las que más conocen las tropas ucranianas para su manipulación. La petición se produjo después de que el pasado 4 de marzo la OTAN descartara la solicitud de Kiev de establecer una zona de exclusión aérea sobre su país.

La alianza justificó que instalarla significaría que sus militares se verían obligados a enfrentarse directamente a la fuerza aérea rusa para garantizar su cumplimiento. Además de insistir en que Ucrania no forma parte de la OTAN, por lo que no es posible activar el artículo 5 para su defensa, Occidente intenta evitar “una tercera guerra mundial”, indicó el jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell.

Putin advirtió a las naciones extranjeras que no intervengan al tiempo que puso en alerta máxima a sus fuerzas de disuasión nuclear.

¿Qué ayuda militar recibe Ucrania?

Las naciones europeas han enviado armas al Ejército ucraniano para su defensa. Además, la Cámara de Representantes de EE. UU. aprobó un proyecto de ley el miércoles para enviar 13,6 mil millones en ayuda al territorio ucraniano y sus aliados en el Viejo Continente.

Casi la mitad de dicho importe es para enviar tropas y armas a Europa del Este y equipar a las fuerzas aliadas allí. Se espera que el proyecto de ley también pase por el Senado en los próximos días.

Algunas claves de la guerra de Ucrania 18 días después de su inicio