viernes 17/9/21
LUCHA CONTRA EL FRAUDE FISCAL

Gestha prevé una caída de las denuncias de los delitos fiscales

Los Técnicos de Hacienda apremian a la AEAT para que informe de los resultados de 2020.

at

Los Técnicos del Ministerio de Hacienda apremian a la Agencia Estatal de Administración Tributaria (AEAT) para que informe de los resultados de las Actuaciones de prevención y control tributario y aduanero desarrolladas en 2020, tras el retraso de tres meses de la fecha ordinaria de rendición de cuentas.

Y es que habitualmente los resultados del año anterior se venían presentando entre febrero y marzo, hasta que la presentación de los resultados de 2018 se pospuso a agosto de 2019, un ejercicio marcado por la convocatoria electoral, y los resultados de 2019 se conocieron en julio pasado, condicionados por el estado de alarma decretado tras la pandemia.

Los técnicos de Hacienda consideran que ya se han superado esas dos excepcionalidades, y conviene agilizar la rendición de cuentas.

En este sentido, Gestha anima al organismo público a que realice este ejercicio de transparencia, a pesar de la previsible caída de los resultados del control tributario y de las denuncias de los delitos fiscales.

Delitos fiscales denunciados por la Inspección Financiera y de Aduanas e Impuestos Especiales

1Fuente: Técnicos del Ministerio de Hacienda, Gestha, a partir de las Memorias de la AEAT

Gestha considera que la interrupción de los plazos administrativos por el confinamiento, la abrupta entrada en el teletrabajo y las dificultades de las personas y empresas para atender la marcha de sus negocios lastrarán los resultados de la AEAT.

La mayor rentabilidad en la lucha contra el fraude se encuentra en la comprobación a las Sociedades, que les determina una deuda media de unos 21.000 euros; en cambio, apenas soportan un 5% aproximadamente de las actuaciones de control.

Por ello, Gestha pide a los grupos parlamentarios del Congreso, que hoy inician el trabajo de la Ponencia, que la futura Ley de prevención y lucha contra el fraude fiscal sirva para que a los técnicos del Ministerio de Hacienda se les aumenten las competencias y responsabilidades para luchar contra el fraude más sofisticado y los delitos fiscales, mejorar la ratio de cobro de las deudas tributarias, y recuperar la senda descendente en el volumen de la deuda pendiente, que desde los 42.770 millones alcanzados en 2019, habrá aumentado nuevamente en 2020 por las medidas de aplazamientos COVID.

Precisamente, la Ponencia debatirá, entre otras enmiendas, la evaluación sectorial y territorial de la economía sumergida, la creación de un cuerpo superior técnico de Hacienda, el aumento de plantillas en el Ministerio de Hacienda, y el aumento de la colaboración entre administraciones tributarias y su transparencia.

En este contexto, indican que existe una enorme diferencia defraudatoria según el tipo de entidad. Así, las rebajas de las bases imponibles negativas, de deducciones en cuota pendientes de aplicar y de cuotas a compensar de las Grandes Sociedades de más de 100 millones de euros de ventas, representaron el 73% del total de estas actuaciones, nada menos que 5.250 millones en términos de incremento de cuotas tributarias “futuras”. Por otra parte, el Control de 880 personas con grandes patrimonios en 2019 reportó unas actas por unos 690.000 euros de media.

No obstante, Gestha sostiene que tradicionalmente la AEAT dirige sus esfuerzos de control en el IRPF, que soporta el 75% de las actuaciones selectivas y extensivas, con una deuda media de 980 euros por contribuyente. Le sigue el control del IVA con un 25% de las actuaciones de Gestión e Inspección tributaria y Aduanera, descubriéndose una deuda media de 9.300 euros. Las actuaciones sobre contribuyentes en Módulos suponen el 14% a los que se les detecta un incumplimiento medio de 667 euros.

Lucha contra el fraude fiscal

Así, remarca que las mayores competencias de los Técnicos serían determinantes para cumplir el cambio anunciado por el Proyecto de Ley de medidas de prevención y lucha contra el fraude fiscal, que señala que “se deben concentrar esfuerzos en el control de los contribuyentes con grandes patrimonios, así como en sus entornos societarios y familiares”. Aumento de responsabilidades que también será necesario para “incrementar la eficacia y eficiencia del control tributario”, como uno de los objetivos fundamentales del componente 27 del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, recientemente remitido por el gobierno a Bruselas.

Finalmente, respecto al control del gasto público, Gestha destaca que las limitaciones de las funciones de los Técnicos en la planificación, coordinación y elaboración de los informes de auditoría pública, así como en la firma de los expedientes de fiscalización, reducen la eficiencia y la calidad del gasto público. Y, asimismo, supondrán una rémora para garantizar una adecuada gestión del Plan de Recuperación, dado el importante papel que a este efecto debe desarrollar la Intervención General de la Administración del Estado, como Autoridad de Control del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia.

Gestha prevé una caída de las denuncias de los delitos fiscales