sábado 24/7/21
RECHAZO A LOS INDULTOS

Fracaso de la concentración de PP, Vox y Ciudadanos en Madrid

Casado, Abascal y Arrimadas hacen declaraciones disgregados en los alrededores de la plaza y han evitado las fotos juntos o por parejas

PP colon

Unas 25.000 personas se han concentrado este domingo en la plaza de Colón de Madrid en protesta contra los indultos a los presos independentistas catalanes, según datos del Cuerpo Nacional de Policía, facilitados por la Delegación del Gobierno. Sorprendentemente hay un importante baile de cifras de asistentes entre la Policía Municipal y la Policía Nacional. La Policía del Ayuntamiento de Madrid multiplica por 5 la cifra de la Policía del Ministerio de Interior. Podían ponerse de acuerdo por lo menos en algo tan elemental como calcular asistentes a una manifestación los cuerpos de seguridad. En todo caso muy lejos de los 400.000 que dieron los organizadores de la concentración de Colón de 2019. 

Los accesos al lugar de la protesta, convocada por la plataforma Unión 78, dirigida por Rosa Díez y a la que han acudido los líderes del PP, Vox y Ciudadanos, han sido cortados por las calles de Génova y el Paseo de la Castellana.

Los escasos asistentes han mostrado  su rechazo a los indultos a los presos catalanes condenados por el Tribunal Supremo el 15 de Octubre de 2019 a penas de entre 9 y 12 años.

Una de las dudas sobre el desarrollo de la manifestación era si se repetiría la imagen de 2019 entre PP, Ciudadanos y Vox, (Casado, Rivera y Abascal). Contrariando a los fotógrafos que buscaban las fotos conjuntas los dirigentes de estas formaciones han hecho declaraciones separados en diferentes lugares de los alrededores y no se han subido juntos al escenario y han huido de posibles encuentros.

Los asistentes no han mantenido las distancias marcadas para evitar los contagios por la covid, ha ofrecido un desfile de mascarillas con los colores de la rojigualda y abanicos a juego, trajes de legionario, una banda de gaiteros o un escudo del Capitán América coloreado de rojigualda. Bastante jocosidad ha generado  un manifestante vestido con una cabeza de toro que rapidamente ha sido comparado con el famoso asaltante del Capitolio seguidor Trump.

Todo ello trufado de pancartas que rezaban '¡Majestad, no firme!', 'Golpistas protegidos, españoles abandonados' o 'Sánchez, a ti España no te indulta', y con cantidad de cánticos que han resonado en la plaza y alrededores para repudiar al Gobierno y, también, para increpar a la prensa.

"Sánchez dimisión", "No a los indultos", "Catalunya es España", "Yo soy español, español, español", "Que viva España" y "España, unida, jamás será vencida" han sido algunos de los gritos que se han coreado

Al calor se ha venido a sumar una mala organización. El acto ha empezado más de una hora tarde porque no funcionaba la megafonía. Un poco "berlanguiano" todo en estas fechas que se homenajea al cineasta valenciano.

A un grupo personas que esperaban en la calle de Serrano ha hablado Rosa Díez que, megáfono en mano, les ha pedido paciencia y les ha explicado que el acto se demoraría por problemas técnicos que se solucionarían con la llegada de un generador.

Eso ha ocurrido sobre las 12:15, y finalmente el artefacto ha aparecido alrededor de media hora después en un camión que ha atravesado Serrano ovacionado por los presentes y custodiado por dos patrullas de coches policiales.

Establecido el sonido los intervinientes -Rosa Díez o Andrés Trapiello, por ejemplo-, han hecho hincapié en la variedad ideológica de los presentes, en el carácter civil de la convocatoria, y han comentado que no será la última protesta y que se convocarán en otros lugares de España.

Se ha guardado un minuto de silencio en memoria de las víctimas del coronavirus que ha dejado que se escuchara claramente los helicópteros que han sobrevolado la zona, el único momento en que no se han escuchado las consignas contra el Gobierno y los posibles indultos.

Fracaso de la concentración de PP, Vox y Ciudadanos en Madrid