viernes 15/10/21
ENTREVISTA A LA FISCAL CONTRA LA VIOLENCIA MACHISTA

Fiscal Peramato: La violencia vicaria es crueldad y maldad, no enfermedad mental

"La violencia vicaria es una cosa terrible, es irracional, nos parece inconcebible, pero nada tiene que ver con las enfermedades mentales".
fiscal peramoto

La nueva fiscal de sala coordinadora contra Violencia sobre la Mujer, Teresa Peramato, ha explicado que la violencia vicaria es terrible e inconcebible, pero "nada tiene que ver con las enfermedades mentales": "La crueldad es simplemente maldad", y su origen está en el ánimo de dominación, control y posesión del maltratador sobre la mujer que también es madre.

"Sabemos que los maltratadores, los hombres que son dominadores, en determinadas circunstancias pueden usar cualquier tipo de violencia para causar el máximo daño a esas mujeres a quienes finalmente van dirigidas sus acciones. Y eso es precisamente la violencia vicaria (...) Es una cosa terrible, es irracional, nos parece inconcebible, pero nada tiene que ver con las enfermedades mentales", ha explicado en una entrevista con Efe.

La mayoría de los 39 asesinatos de menores por sus padres o las parejas o exparejas de sus madres desde 2013 se produjeron tras la separación, el divorcio o el inicio de la mujer de una nueva relación sentimental. También es el caso de las niñas Anna y Olivia de Canarias, que aún no figuran en las estadísticas oficiales.

Peramato sostiene que el asesinato de los hijos es la violencia más cruel y dañina para la mujer y hace hincapié en que el origen de este comportamiento criminal está en el patriarcado, "en la idea de una relación de poder desigual sobre las mujeres": "El entender que la mujer es de mi propiedad y por lo tanto no acepto cualquier decisión contraria a que siga conmigo".

"El origen está en esa relación de poder y en ese ánimo de dominación, de control y de posesión", insiste la fiscal.

Tras la conmoción que el hallazgo del cadáver de Olivia ha generado en la sociedad española, Permanato pide que este trágico desenlace se lea "como una lección" y se aprenda a no cerrar los ojos y a no mirar para otro lado en la violencia machista que pueda existir en el entorno cercano.

Reconoce que es muy difícil para las instituciones prevenir la violencia vicaria, porque muy pocos casos se denuncian.

APOYO PARA QUE LA VÍCTIMA DENUNCIE

"Pese a todos los esfuerzos, no hemos convencido a las víctimas de que denuncien y tendremos que analizar cuáles son las causas", reflexiona Peramato.

Fiscal desde 1990 y con una trayectoria profesional dedicada a la lucha por la igualdad y contra la violencia de género, ha asumido el cargo con un repunte de mujeres asesinadas tras finalizar el estado de alarma, un cambio que ha podido impactar en la mente de "un maltratador que es dominador" y que perdido el control sobre una mujer a la que posiblemente había sometido ante a una "situación de terror entre cuatro paredes".

"Los estudios criminológicos y sociológicos que se hagan al respecto tienen que ver si esa variable tiene ese resultado tan cruel; tenemos que tenerlo en cuenta de cara al futuro", apunta con la mirada puesta en futuras pandemias.

Sí se sabe ya que de las 17 mujeres asesinadas por sus parejas o exparejas solo cuatro habían denunciado y que, según la macroencuesta sobre violencia de género, un 70% de las victimas no denuncia y cuando dan el paso, tardan más de ocho años, por miedo, por su especial vulnerabilidad, por sus hijos, por no confiar en la justicia.

Peramato pide reforzar las medidas de apoyo, asistencia y acompañamiento a las víctimas para contar con ellas durante todo el proceso judicial, para que no flaqueen, y quiere lanzar también un mensaje positivo, recordando las 25.000 órdenes de protección concedidas el año pasado.

"Quiero creer que con esas órdenes hemos salvado a muchas mujeres de ese acto final de la violencia de género", señala.

No olvida, sin embargo, que, aunque se concedieron 25.000 órdenes de protección, se habían solicitado 35.000: "¿Qué pasó con las otras?", se pregunta la fiscal, que reclama que los juzgados cuenten con el auxilio de unidades de valoración integral forense para analizar adecuadamente la situación objetiva de riesgo de las mujeres.

SOLO SÍ ES SÍ

Peramato, hasta hace poco fiscal en el Tribunal Constitucional y presidenta de la Unión Progresista de Fiscales, apoya sin dudar la regulación del consentimiento expreso en el anteproyecto de la ley de garantía de la libertad sexual, la conocida como ley del solo sí es sí.

Defiende que la reforma tendrá un importante "efecto pedagógico": "Supone que cualquier persona que vaya a tener un contacto con otra u otra tiene que adoptar las medidas razonables para asegurarse de que para la realización de ese acto sexual concreto en ese momento y con esa persona cuenta con el consentimiento de ella", explica.

Y si no queda claro porque la mujer está dormida, o muy bebida, o drogada, o simplemente es incapaz de reaccionar por el contexto intimidatorio, no hay consentimiento, recalca.

La nueva fiscal de sala rebate al Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), que consideró que al exigir un consentimiento expreso se puede estar derivando la carga de la prueba al acusado.

Asegura que al investigado le bastará con afirmar que lo tuvo o con callar; que quien tendrá que demostrar que no existió ese consentimiento inequívoco seguirá siendo el fiscal y la acusación particular.

Funciona así, recuerda, en otros delitos en los que se incluye un elemento negativo, como la usurpación -la ocupación "sin la autorización debida" de una vivienda- o la difusión de fotografías sin consentimiento.

"No solo con el caso de La Manada en los Sanfermines; ocurrió también después de la Nochevieja famosa de Colonia. Ha sido una movilización a nivel mundial, que reclamamos que solo el sí es sí y que se tenga en cuenta que la voluntad de la mujer no se puede interpretar o presumir", concluye. 

Fiscal Peramato: La violencia vicaria es crueldad y maldad, no enfermedad mental