#TEMP
jueves 19/5/22
ESTRATEGIA FARMACÉUTICA DE LA UNIÓN EUROPEA

La FADSP advierte sobre la política farmacéutica de la UE: “Ponen al lobo a cuidar de los corderos”

El elevado precio de los nuevos medicamentos que fijan los laboratorios sin información sobre el coste de su investigación y fabricación, pondrán en riesgo la sostenibilidad económica de los sistemas sanitarios.

farmaceuticas
 

La Federación de Asociaciones en Defensa de la Sanidad Pública (FADSP) ha hecho pública su posición crítica ante la aprobación, en la Comisión del Parlamento Europeo, de la propuesta de Estrategia Farmacéutica de la Unión Europea.

La Comisión del Parlamento Europeo ha aprobado la Estrategia Farmacéutica de la Unión Europea para actualizar la legislación y el sistema de incentivos para nuevos medicamentos. Esta estrategia pretende impulsar la construcción de la nueva Unión Europea para la Salud, a través de diferentes instrumentos: el Programa Unión Europea para la Salud 2021-2027 que cuenta con un presupuesto de 5.100 millones de euros diez veces mayor al anterior, la Nueva Estrategia Farmacéutica Europea o los Fondos Next Generation.

La ponente ha sido Dolors Monserrat, portavoz del Partido Popular en el Parlamento, abogada especializada en derecho urbanístico, inmobiliario y ambiental, que fue ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad en el gobierno de Mariano Rajoy desde 2016 y 2018 y, como señala FADSP, “fiel ejecutora de su política neoliberal de recortes del Sistema Sanitario Público y apoyo al sector privado”, señala Manuel Martín, presidente de la FADSP, que advierte que "ponen al lobo a cuidar de los corderos".

¿Has leído esto?

Lobbies farmacéuticos

Del análisis de esta estrategia, la organización sanitaria considera en su informe que la ponente y su equipo “han sido muy permeable a la presión de los lobbies de los poderosos laboratorios y multinacionales de tecnologías sanitarias que pretenden poner a la Unión Europea al servicio de sus intereses”. Existen 3.848 entidades representadas ante la Comisión que declararon interés en Salud Pública y celebraron 1.356 reuniones con altos cargos de la Unión Europea. La Federación Europea de Industrias Farmacéuticas defiende los intereses de las empresas farmacéuticas y aglutina a las grandes farmacéuticas y laboratorios como AstraZeneca, Pfizer, Merck, Sanofi, Gilead o Bayer y celebró 86 reuniones con la Comisión y gastan 36 millones de euros al año en hacer lobby en la UE.

En investigación, el Programa Horizonte Europa incluye un Plan Europeo contra el Cáncer, la medicina personalizada centrada en intervenir sobre los factores moleculares y genéticos de la salud y la enfermedad; la lucha contra la resistencia a los antibióticos, “tras los excesos en las prescripciones de los mismos, antes y después de la COVID”, indican en el comunicado de la FADSP;  el tratamiento de las enfermedades raras; y el denominado Big Data que recopila información de los servicios de salud de todos los países  para poner a disposición de laboratorios e industria datos de salud de todos los pacientes atendidos, “que será utilizada por las farmacéuticas para planificar sus estrategias de desarrollo empresarial” como se demuestran en que los lobbies más activos fueron las tecnológicas, como Google (250 encuentros declarados), Microsoft (144), Vodafone (123) o Deustche Telekom (105) o Telefónica (87).

En Innovación se pretende poner los resultados de las investigaciones, financiadas con dinero público, al servicio de los grupos empresariales

En Innovación se pretende poner los resultados de las investigaciones, financiadas con dinero público gracias a la colaboración público privada, al servicio de los grupos empresariales, para que fabriquen medicamentos y aparatos diagnósticos. Se apoya la utilización de tecnologías de alto coste, “muchas de ellas con problemas de eficacia y seguridad, como en el tratamiento del cáncer, en detrimento de políticas  de salud pública con intervenciones sobre los determinantes de la salud como el medio ambiente y los hábitos y estilos de vida, más efectivas para la salud y menos costosas para los sistemas sanitarios”, advierte la Federación.

La Nueva Estrategia Farmacéutica Europea con la “coartada” de mejorar el acceso a los medicamentos a la ciudadanía de todos los países de la UE pretende fomentar el I+D+I para crear nuevos medicamentos (cáncer, enfermedades raras, cáncer infantil y resistencias antimicrobianas) y apoyar la competitividad de los laboratorios europeos a los que parece exigir mejorar sus estándares de calidad, eficacia, seguridad e impacto ambiental. Para la asociación de Defensa de la Sanidad Pública, “el elevado precio de los nuevos medicamentos que fijan los laboratorios sin aportar información sobre el coste de su investigación y fabricación y que en muchos casos multiplican por diez los anteriores, pondrán en riesgo la sostenibilidad económica de los sistemas sanitarios”, subrayan.

Los Fondos Next Generation están destinados a apoyar la industria farmacéutica mediante la colaboración público-privada por la que los laboratorios recibirán dinero público para investigar nuevos medicamentos “made in Europa”; subvenciones públicas para incrementar la capacidad productiva de los laboratorios y hacerlos más competitivos; y acelerar la difusión de estos nuevos medicamentos en todos los países de la Unión,  reduciendo la burocracia para facilitar su aprobación simultánea en todos los países  y equiparar los precios de venta, “lo que generará un gran problema a la población de los países con menor nivel de desarrollo y capacidad de compra”, advierten.

Aspectos positivos

Entre las medidas positivas, destaca el informe de la asociación de Defensa de la Sanidad Pública, estarían “Incorporar la salud en todas las políticas intersectoriales como agricultura y producción de alimentos, transporte, sector energético, el desarrollo industrial, educación y servicios sociales; apoyar los medicamentos genéricos y biosimilares; promover contratación pública conjunta de medicamentos a nivel europeo; elaborar una Guía Terapéutica común para la utilización de antibióticos; y exigir a que industria farmacéutica sea respetuosa con el medio ambiente y el clima reforzando la inspección y la auditoría de la cadena de producción”.

La FADSP advierte sobre la política farmacéutica de la UE: “Ponen al lobo a cuidar de...