viernes 27/11/20
CONTESTA EL PRESIDENTE DE GESTHA

¿Cuántos años se necesitarían para equiparar la presión fiscal española a la media europea?

La ministra y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, presentó el pasado miércoles el proyecto de ley de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2021: la hoja de ruta que contiene las principales coordenadas para la lucha contra la pandemia.

Las medidas tributarias que recoge este proyecto de ley contemplan un aumento impositivo próximo a los 4.000 millones de euros. Afectarán, la mayoría, a un número escaso de contribuyentes y podrían considerarse un paso inicial en el camino para solucionar los problemas de suficiencia, progresividad y equidad de nuestro sistema fiscal, que debería concluir con una reforma tributaria integral una vez vayan remitiendo los negativos efectos económicos de la actual crisis sanitaria.

Como muestra del impacto limitado que tendrán las nuevas cuentas públicas en la recaudación del fisco, basta una comparativa. Y es que con las medidas tributarias del proyecto de ley de presupuestos, se necesitarían entre 14 y 18 años para equiparar nuestra presión fiscal a la media europea.

España ocupa el décimo puesto en el ranking de mayor tasa de fraude europeo y el sexto de los 19 países de la Zona Euro

En cualquier caso, lo cierto es que la evasión fiscal causa la mitad de la pérdida recaudatoria en España. Y para abordar una lucha más eficaz y eficiente contra el fraude es necesario, desde el punto de vista de los medios personales involucrados, no sólo un incremento considerable de los mismos, sino también su optimización. Y para ello, durante la tramitación parlamentaria de este proyecto de ley debería incluirse la creación de un Cuerpo superior técnico que permitiera un aumento de las funciones y responsabilidades de los técnicos, con el positivo efecto que ella conllevará para garantizar un funcionamiento de la AEAT plenamente independiente de posibles injerencias políticas o económicas y conseguir un control del gasto público más eficaz.

En concreto, el proyecto de ley de PGE de 2021 debe apostar por el refuerzo de la lucha contra el fraude fiscal mediante medidas organizativas y operativas, pues el diferencial de la mayor evasión de España respecto a la media europea provoca una pérdida de unos 31.800 millones de euros en impuestos y cuotas a la Seguridad Social, siendo la economía opaca en España un 65% mayor que la media europea. De esta manera, España ocupa el décimo puesto en el ranking de mayor tasa de fraude europeo y el sexto de los 19 países de la Zona Euro.

Una triste posición que no podemos permitirnos, y menos en estos momentos, cuando la lucha contra la pandemia debe reforzarse con cuantos recursos fuesen necesarios.


Carlos Cruzado | Presidente de los Técnicos de Hacienda 

¿Cuántos años se necesitarían para equiparar la presión fiscal española a la media...
Comentarios