#TEMP
martes. 28.06.2022
tercera_provincia
Reunión del Consejo General de la Ciudadanía Española en el Exterior

Pues con el voto rogado fuera de nuestra vista seguro que hay gente que desconoce las necesidades de la emigración, que pensaran que ya está, que ya acabaron todos nuestros problemas.

Por una vez se ha hablado largo y tendido en el Congreso de los Diputados de los derechos de los 2 millones setecientos mil españoles que vivimos fuera de territorio español y ciertamente me parece que esta experiencia de que hablen de nosotros ha de repetirse y pronto con algunas de las muchas demandas que tenemos y algunas de ellas desde hace mucho tiempo.

Pero antes de tener que buscar momentos para que hablen de los emigrantes en el Congreso, el próximo martes 14 y miércoles 15 de junio en Madrid nos reunimos los representantes electos de la emigración en el Consejo General de la ciudadanía española en el exterior.

Este es un foro que no se ha reunido desde junio de 2018 con excusas validas como una pandemia y otras menos legitimas como fue por repetición de elecciones generales y se nos ha silenciado desde entonces, cortando toda posibilidad de hacer llegar al Gobierno las propuestas y peticiones de la tercera provincia de España, la provincia Exterior.

El martes deberíamos tener algún medio de comunicación interesándose por nuestro trabajo. Al ser un institución representativa se esperaría que al menos algún medio del ente público de RTVE estuviese dando la noticia de esta reunión anual y quizás tuviéramos a algún ministro o ministra visitándonos, pero no creo que los veamos por allí.

Quizás el segundo día de reuniones vengan representantes de los partidos políticos, y seria un gran tanto a su favor que en vez de venir a leer sus guiones repetidos vinieran con interés de escucharnos y de abanderar alguna de nuestras propuestas, porque hay muchos aspectos que mejorar y que corregir.

La falta de repercusión en parte es por una desgana por invitar a todos los medios y ayudar a que se conozca a esta institución, que por otro lado les es muy útil cuando faltan unos cientos de votos en Galicia y se acuerdan de las sacas que han de llegar de Buenos Aires.

Con el voto rogado solucionado (aunque puede que haya que mejorar o retocar en el futuro) la siguiente de las leyes importantes de la lista de reyes magos de los emigrantes es la Ley de Memoria Democrática, y tiene gran importancia para el colectivo emigrante la parte de subsanación de errores en el tema de nacionalidad con mucha gente con nombres y apellidos esperando una solución. Para ellos son unos cuantos centenares de miles de gente que vive lejos, pero para los que llevamos tiempo trabajando por este problema, estas cifras tienen nombre y cara.

Me acuerdo ahora de Juanma de Hoz de la asociación de descendientes CEDEU que ha sido incansable en esta lucha, o de Sara Vilá Galán ex senadora y responsable de la mejor ley a ser votada pero que está guardada en un cajón del Senado (ley de descendientes), o de Aurelia Álvarez, catedrática de Derecho Internacional Privado por la Universidad de León, y que ha ayudado con sus conocimientos en muchas charlas.

También me acuerdo de los que sufren los errores de nuestras leyes como Martin en Cardiff hijo de vallisoletana que emigró durante la dictadura, o Roxana cuyo abuelo Pedro Marcelino García Megías salió de San Bartolomé, o Lisandro Raúl Silveria cuyo abuelo Domingo Antonio Diaz salió de Lugo como exiliado político, y cuyo bisabuelo fue fusilado, y podríamos escribir un libro sobre las historias de Alfredo Moreno en Bolivia, Yani en Cuba, Cristina Solari en Argentina…

La ley de Memoria Democrática ha de reparar en lo poco que pueda todo el daño que se provocó y llega 47 años tarde.

Y esta ley como el voto rogado solo abrirá la puerta para otras reformas legislativas que nos permitan que por una vez la nacionalidad española se pueda recuperar con una aplicación del Ius Sanguinis como en Italia o Portugal.

En el CGCEE, que es el acrónimo de la institución que defiende los intereses de la emigración tendrá que tratar el tema de la educación para los niños españoles también.

Las diferencias entre países en la provisión de las aulas ALCE (aulas de lengua y cultura española) dista mucho y al igual que se invierte, poco hay que decirlo, en planes retorno, esta educación adicional en español podría facilitar el retorno de los nacidos fuera de nuestro país, con preparación en el exterior y varios idiomas.

El ultimo melón por abrir en este mandato será el comenzar a buscar apoyos para una circunscripción exterior como, otra vez, en Italia o Francia y que de verdad se representen nuestros intereses por alguien que conozca nuestras necesidades de primera mano, y sean emigrantes.

Estamos cansados de la justificación de vez en cuando de algunos de nuestros políticos que cuentan cuando ellos fueron emigrantes durante 16 meses de sus vidas. Cuando alguien que fue con todo cubierto y sin tener que organizar su vida de cero y sin asistencia, nos dice que conoce por lo que hemos pasado, o alguien que sin tener hijos en el exterior dice conocer la urgencia que tenemos por las aulas ALCE.

El voto rogado retirado ayudará a que nos den más importancia, pero de nada valdrá si luego nadie defiende nuestros intereses como propios, y no da voz a la diáspora.

Pero al final de esta reflexión nos toca incorporar la autocritica y comenzar a martillear a todos en el exterior el tema de la importancia de votar en grandes números, y ojalá llegáramos a acercarnos a los porcentajes de participación de cualquier otra provincia española.

Solo cuando votemos en un porcentaje alto y que afecte resultados podremos comenzar a exigir una lista de cambios fácilmente realizables y que pondría a España a la altura de los países de nuestro entorno y que de verdad cuentan con la emigración y la valoran.

¿Llegará ese día?

La tercera provincia de España