domingo 26/9/21
TRIBUNA DE OPINIÓN

Pablo Casado recurre a ETA para apoyar a Ayuso

El PP ha decidido recurrir de nuevo a la artillería pesada de ETA en busca de rédito electoral.
GRAF6427. MADRID, 17/04/2021.- La candidata a la presidencia de la Comunidad de Madrid, Isabel D??az Ayuso, acompa??ada por el presidente del PP nacional, Pablo Casado, durante el acto de inicio de campa??a que los populares celebran hoy s??bado en la Plaza Salvador Dal??. EFE/Zipi.

Las estrategias electorales no dejan de sorprenderme por uno y otro lado. A menos de una semana para la convocatoria a urnas, en un mitin de campaña celebrado junto a representantes de la Asociación de Víctimas del Terrorismo, Pablo Casado prometió dar relevancia a esta asociación para que su opinión influya negativamente en los beneficios carcelarios a los que aspiran los presos etarras. Por Por su parte, Enrique López, consejero de Interior, Justicia y Víctimas del Terrorismo del gobierno madrileño, dijo en el mismo acto que "Rufián y Otegi no votarían a Ayuso, sino a Gabilondo, Iglesias o Mónica". Y claro, uno que no es de piedra, se sorprende y cuestiona lo innecesario que resulta resucitar ahora a ETA, máxime cuando las encuestas dan ganador seguro al PP.
¿A cuento de qué este alegato populista de sacar a ETA de paseo como ya se hizo en vísperas electorales tras el atentado de Atocha?

¿Por qué remarcar la innecesaria obviedad de que Rufián y Otegui nunca votarían a Ayuso (y sí a Gabilondo, Iglesias o Mónica), siendo que no están censados en Madrid y aun más porque ambos son de izquierdas?

Seamos sensatos y juguemos limpios por favor. Todos sin excepción.

En las campañas electorales se suele recurrir a argumentos innecesarios, excéntricos y extemporáneos, pero utilizar el terrorismo etarra y el consiguiente dolor que estos asesinos infligieron, es un ensañamiento totalmente prescindible siendo que la banda terrorista fue derrotada hace diez años. Entiendo que el PP se sienta en la necesidad de utilizar a Bildu como compensación a su conchabanza con VOX, un partido que, lo queramos o no, es tan legítimo como Bildu (con quien no tengo afinidades ni tampoco simpatías), por más que unos estén manchados con la sangre de víctimas del pasado, y otros utilicen tácticas fascistas y promuevan el desprecio a los derechos humanos de ciertos colectivos.

Tampoco entiendo qué es lo que pintaba ayer la AVT en un acto electoral que nada tenía que ver con los objetivos de esta asociación, ni tampoco le encuentro sentido a la promesa de Casado de ofrecerles voz para oponerse a una ley penitenciaria que emana de principios constitucionales y deja claro que los reclusos deben de cumplir sus penas cerca de su domicilio o el de sus familiares (independientemente de que quien escribe este artículo esté o no a favor de hacer confortable el encarcelamiento de unos asesinos).

Estos beneficios los deciden los jueces, las instituciones penitenciarias y no una asociación de víctimas, máxime porque si así fuera se podría actuar bajo el influjo del resarcimiento y el revanchismo. Además, no considero decente ni constitucional que el PP juegue con los sentimientos de las víctimas del terrorismo (algo que ya dijo en su momento la hermana Gregorio Ordóñez).

El acto electoral de ayer ha dejado bien claro que, al igual que sucedió en la recta final de la campaña de las elecciones de 2004 cuando se produjeron los atentados de Atocha, el PP ha decidido recurrir de nuevo a la artillería pesada de ETA en busca de rédito electoral al utilizar un as que se saca de la manga, no sé si para asegurarse más todavía el éxito que le auguran las encuestas, o bien porque en el fondo tienen dudas que prefieren no mencionar.

Ya para finalizar, a colación de las declaraciones del candidato Gabilondo de desplegar un “cinturón sanitario a Vox” y pedir a todos los partidos políticos que hagan lo mismo (y al PP en concreto que no pacte con esa formación), bien estaría que si Ciudadanos no logra ningún escaño, el PSOE actuara del mismo modo que en Alemania hicieron los socialistas con los conservadores para evitar un pacto de gobierno con la ultraderecha. Porque el objetivo, por encima de intereses partidistas, es preservar la democracia ¿o no?

Pablo Casado recurre a ETA para apoyar a Ayuso