#TEMP
jueves 26/5/22
Cuca Gamarra | Portavoz del Grupo Parlamentario PP

Tengo un amigo que cuando quiere  remarcar lo absurdo de una situación, suele acudir al anuncio aquél que nos aseguraba que 9 de cada diez dentistas recomiendan usar chicles sin azúcar. Es obvio, pero la gran pregunta es: ¿Quién es el décimo hijo de puta que recomienda usarlos CON azúcar?

En la política española hay ya demasiados ejemplos de actuaciones similares y varios son los partidos empeñados en promocionar el consumo de chicles con azúcar a través de votaciones contrarias a lo que, a todas luces, parece ser bueno para todos los ciudadanos votantes de cualquiera de los partidos del arco parlamentario. 

Las dos últimas y grandes votaciones de la cámara han hecho llegar al gobierno negativas rotundas al consumo de chicles sin azúcar con origen  tanto en  su derecha como en su izquierda,negativas que deberán ser cuidadosamente explicadas y argumentadas por los negacionistas y justificar las razones para asumir el papel del décimo dentista y recomendarnos:

  • No aspirar a reducir la temporalidad de los contratos laborales.
  • Rechazar la estabilidad contractual como algo positivo.
  • No querer que el salario mínimo se vaya situando en niveles socialmente integradores
  • No participar del acuerdo entre la CEOE y los sindicatos 
  • Ponernos a los pies de los caballos por no ejecutar medidas exigidas por Bruselas
  • No querer controlar el precios de gas y luz basados en unas tarifas impresentables
  • Rechazar una medida apoyada y bendecida por Bruselas aceptando una excepción que, digo yo, debe estar bien justificada para que la acepten. (por cierto, parece que Francia quiere apuntarse al pacto de España y Portugal)

Eso, señores políticos, es demostrar la verdadera naturaleza de sus aspiraciones y no los bonitos discursos y manifestaciones en “favor de la ciudadanía”. Eso, señores políticos y diputados, es dejar muy claro que sus intereses no tienen nada que ver con los nuestros y que, cuando llega la hora de pensar en el bien común y hacer lo que se tiene que hacer, Vds. señores políticos, nos dan la espalda y nos recomiendan comer chicles con azúcar.

El rechazo a colaborar con el gobierno en cualquier momento, lugar y circunstancia, es algo consustancial al PP y me imagino que sus votantes no les castigarán por ello ya que nunca lo han hecho, pero tengo verdadera curiosidad por ver cómo los partidos que teóricamente son de izquierdas y que están al lado de los más humildes -precisamente los beneficiarios mayoritarios de las medidas rechazadas - explican su traición en los próximos días y elecciones.

Una vez visto que estos partidos y sus dirigentes asumen el papel de ser el décimo dentista de la metáfora, a ver cómo evitan que, junto con su recomendación, no les llegue, también y de forma inexorable, el adjetivo calificativo inherente a sus acciones..

Va a ser todo un ejercicio de malabarismo verbal, seguro..

El décimo dentista