lunes 26/10/20

Dignidad, justicia e igualdad

La Asociación de Trabajadores Inmigrantes marroquíes de Murcia denuncia la situación de marginación, explotación laboral y discriminación que sufren

En un comunicado publicado recientemente la Asociación se dirige a los trabajadores y trabajadoras marroquíes residentes en la Región de Murcia.Cientos de  Inmigrantes marroquíes han tomado las calles de Torre Pacheco para exigir el fin de la «semiesclavitud» el sábado once de Julio.

"Compañeros y compañeras: Ha llegado el momento de unirnos para decir basta a la marginación, la explotación laboral y la discriminación. La situación se ha convertido en insostenible por la extrema vulnerabilidad que padecemos por raza u origen los y las trabajadores en la Región de Murcia ante la pasividad de las autoridades" 

Esa vulnerabilidad y explotación laboral se le añade la marginación y el racismo en el acceso a la vivienda, y a los servicios sociales en igualdad de condiciones con el resto de los ciudadanos. Ya es el momento para que las autoridades correspondientes hagan cumplir la ley en materia de prevenir y luchar contra la explotación laboral, particularmente en el campo para erradicar dicha lacra que tanto daño ha producido a la imagen del país particularmente después de la vista del relator de Derechos Humanos efectuada a España. Imploramos a los sindicatos de clase, a los partidos políticos progresistas y a las organizaciones de la sociedad civil apoyarnos en nuestra legítima lucha para un trabajo digno y con condiciones dignas para que el mercado de trabajo no se deteriore a costa de trabajadores vulnerables y para que unos desaprensivos explotadores no sigan cosechando ingentes sumas de ganancias a costa de dividir a los trabajadores y desregular el mercado de trabajo.

La situación ha llegado a un nivel que no admite mirar al otro lado, porque la repercusión de esa fragilidad laboral y social va a afectar a la convivencia y la dignidad de las personas. Y por ello instamos al Ministerio de Trabajo:

  •  Aplicación del salario mínimo interprofesional.
  • Aumentar inspecciones de trabajo para erradicar irregularidades y condiciones laborales miserables y de semi-esclavitud; una situación creada por empresas de trabajo temporal y subcontratas, sobre todo en el sector agrario, la fabricación, producción, hostelería, transporte y en el servicio doméstico en la Región de Murcia.
  • Instamos a las empresas y agricultores que faciliten y garanticen un transporte seguro y gratuito a sus trabajadores.
  • Inclusión en la ley de prevención de riesgos laborales para los y las empleadas del hogar y servicios domésticos.
  • Facilitar y agilizar los procedimientos de homologación de títulos académicos extranjeros, así como de los permisos de conducir extranjeros.
  • Poner fin a las prácticas de identificaciones arbitrarias por parte de las fuerzas de seguridad del Estado a personas sólo su aspecto físico, su color o su origen étnico. ATIM considera de máxima necesidad reformar la ley de extranjería y abrir un proceso de regularización extraordinario de las personas migrantes que residen en el conjunto del territorio español y se encuentran en situación administrativa irregular.

Pedimos desmantelar las mafias del mercado negro de citas que está en auge, para trámites de extranjería y que el servicio de citas pase a estar disponibles en Internet para todos los que lo necesiten. Se debe frenar la oleada de racismo y xenofobia crecientes, situación creada por la desinformación, el sensacionalismo y los bulos, lo cual impide el acceso a la vivienda a los inmigrantes y obstaculiza su integración en la sociedad.

Nuestro mensaje, también, va dirigido a las autoridades consulares marroquíes que deben asumir sus responsabilidades y dignificar a sus ciudadanos, que se pongan a actualizar la agenda de las necesidades de sus nacionales que son muchas y que se reúna la comisión mixta hispanomarroquí que desde hace años no se ha reunido, sobre todo en la actualización del convenio bilateral de homologación de los permisos de conducir entre otras necesidades. 

Dignidad, justicia e igualdad