miércoles. 24.04.2024
mujeres_cuidados

La brecha salarial en España se sitúa en el 20,9%. Mientras el salario medio anual del empleo de los hombres es de 27.322 euros, el de las mujeres es de 22.601, una diferencia de 4.721 euros, según se desprende de un informe elaborado por CCOO y dado a conocer este lunes.

“Las mujeres tendrían que ganar un 20,9% más para igualar su salario medio al de los hombres”

Pese a que la desigualdad salarial ha caído cinco puntos desde 2018, la cifra sigue siendo “extremadamente alta” en palabras de Carolina Vidal, secretaria confederal de Mujeres, Igualdad y Condiciones de Trabajo del sindicato, encargada de presentar los datos de este estudio junto con el secretario general, Unai Sordo.

Unos datos que echan por tierra las teorías negacionistas sobre la brecha salarial y corroboran el hecho de que estamos ante un problema estructural que deviene de otras muchas brechas de género en la sociedad española.

El estudio ‘Cuidados sin brecha. Por hacer más, ganamos menos’ pone el foco en las desigualdades que persisten entre hombres y mujeres en su carrera laboral y profesional. Roles de género que hacen que las mujeres continúen ocupándose de manera mayoritaria de los cuidados de la familia, sufriendo interrupciones involuntarias en sus trabajos, sin poder verse beneficiadas de determinados complementos salariales y, en definitiva, ganando menos que los hombres y, a la larga, convirtiéndose en las principales perceptoras de pensiones mínimas.

cuadro_brecha_salarial_ccoo

De dónde sale la brecha de género

La distribución y composición del empleo determinan las causas de la desigualdad laboral entre hombres y mujeres que sufren una menor inserción y una menor duración en sus trabajos. Mientras la tasa masculina de actividad se sitúa en el 65,5%, la de las mujeres se queda en un 53,7%.

En España hay 1.488.500 mujeres “inactivas” que no buscan empleo porque se ven obligadas a realizar labores de cuidados. “Inactivas llamamos a casi un millón y medio de mujeres que están en sus casas, haciendo un trabajo de inmenso valor, cuidando de la vida", ha destacado la dirigente sindical.

La jornada laboral también determina la brecha de género. De los trabajadores a tiempo parcial, el 75% son mujeres “que confirman que han necesitado, sin quererlo, acudir al tiempo parcial para poder cuidar”, asegura Vidal.

Comparando los salarios más altos y los más bajos en 2020 se observa que el 33,1% de los hombres ingresaron más de 2.295 euros o más frente al 26% de las mujeres en los tramos más altos de los sectores mejores retribuidos.

En los sectores menos retribuidos el porcentaje es de un 38,8% de las mujeres que tuvo un salario inferior a 1.336 frente al 21% son hombres, “lo que indica que las mujeres tenemos que apostar por permisos retribuidos porque tienen una clara afectación sobre la brecha y suponen limitar la promoción y el desarrollo de las carreras profesionales”, afirma la responsable de Igualdad del sindicato. 

La maternidad sigue penalizando los salarios de las mujeres. El informe señala que, de cada 100 mujeres inactivas, 25 lo son porque tienen tres hijos o más.

Carolina Vidal también ha destacado que las profesiones más feminizadas son los que menos salario tienen y son peores sus condiciones de trabajo de manera estructural, como por ejemplo, el sector sanitario y de servicios sociales, donde el 78% de los trabajadores son mujeres y donde los hombres ganan un 37% más.

El 75% de la contratación a tiempo parcial la copan las mujeres

Por su parte, Unai Sordo, ha denunciado que el 75% de la contratación a tiempo parcial la copan las mujeres, “lo que explica buena parte de la brecha salarial”, junto al hecho de que ellas trabajan mayoritariamente en sectores peor pagados, lo que "provoca un efecto claro sobre los salarios base, que suponen el 55,3% de la brecha de género".

A esta circunstancia se unen los complementos salariales que concentran un 39,4% de la brecha en la nómina entre mujeres y hombres y que se otorgan a conceptos laborales masculinizados (disponibilidad, esfuerzo, prolongaciones de jornada…). 

El secretario general de CCOO ha denunciado que en España los sectores vinculados a los cuidados “son sectores de responsabilidad pública que no se han articulado en torno a un nuevo pilar del Estado de Bienestar sino que se han realizado a través de un proceso de externalización sistemática”. Esto ha provocado, a su juicio, que sea un sector muy feminizado, “con una responsabilidad pública, pero con actividades que se canalizan a través de empresas en procesos de subcontratación de externalización y de licitación”. 

"Ha que seguir impulsando un mensaje contra el negacionismo de la brecha salarial”

Frente a los que niegan la existencia de la brecha salarial, Sordo ha destacado que aunque la cifra del 20,9% es un dato en bruto, “es la forma más nítida de visualizar cuál es la diferencia real de los salarios entre mujeres y hombres porque acumulan todos los sesgos que operan en el mercado laboral”, por ello, ve necesario “seguir impulsando un mensaje contra el negacionismo de la brecha salarial”.

El líder sindical no niega que ante situaciones idénticas, el resultado sea idéntico, “pero la pregunta es porqué se dan situaciones no idénticas, porque se dan tantas situaciones donde se acumulan desigualdades y sesgos entre hombres y mujeres”, y determinan que para igualar salarios entre hombres y mujeres, éstas deberían de ganar un 20,9% más.

Los datos que tumban el negacionismo sobre la brecha salarial en España