sábado 07.12.2019
CONTESTA CARLOS CRUZADO | PRESIDENTE DE GESTHA

¿Cuánto dinero se puede ahorrar en la próxima declaración de la renta?

Aportar hasta 8.000 euros al plan de pensiones son algunas de las medidas con las que podría abaratarse la factura fiscal del próximo año.
¿Cuánto dinero se puede ahorrar en la próxima declaración de la renta?

A poco más de un mes para que finalice 2019, pocos contribuyentes se estarán preguntando por su próxima declaración de la renta. Sin embargo, quienes aprovechen esta recta final del ejercicio podrán ahorrar hasta 4.300 euros cuando toque rendir cuentas con el fisco. Una cantidad nada desdeñable, como para materializar antes de que acabe el año alguna de las recomendaciones que desde Gestha venimos publicando en nuestro ya referente Decálogo de Consejos Fiscales.

La principal novedad de este año, paradójicamente, es la ausencia de novedad. La falta de un Gobierno estable es la causa de la ausencia de novedades fiscales, y en concreto en el IRPF, donde no se aprobaron los dos nuevos tramos de la tarifa estatal de la renta general con tipos marginales del 24,5 y 26,5% para rentas de más de 130.000 y de 300.000 euros, ni el aumento de 4 puntos porcentuales para las rentas de ahorro superiores a 140.000 euros.

Las ventajas fiscales benefician, sobre todo, a los contribuyentes con mayores ingresos y patrimonios

Así que la única medida que afecta a un mayor número de personas es la subida -desde los 12.643 euros hasta los 14.000 euros- del umbral de las rentas del trabajo por debajo del cual no están obligados a declarar. No obstante, esta cifra en Navarra es de 12.600 euros; en Bizkaia y Gipuzkoa, de 12.000 euros; y en Álava, de 16.800 euros. En cualquier caso, este límite en las comunidades de régimen común se eleva a los 22.000 euros si sólo existe un pagador (también si habiendo más pagadores no han satisfecho en total más de 1.500 euros). En Bizkaia y Gipuzkoa asciende hasta los 20.000 euros y en Álava hasta los 25.000 euros.

Aportar hasta 8.000 euros al plan de pensiones; aplicar la deducción por compra de vivienda; neutralizar la tributación de las ganancias por la venta de una vivienda habitual; compensar las pérdidas generadas por un fondo de inversión, acciones o derivados financieros con las ganancias patrimoniales obtenidas; planificar la venta de acciones; hacer donaciones a ONG o aportaciones a partidos políticos; o invertir en empresas de reciente creación son algunas de las 10 medidas con las que podría abaratarse tan significativamente la factura fiscal del próximo año.

Eso sí, las ventajas fiscales benefician, sobre todo, a los contribuyentes con mayores ingresos y patrimonios. Así, mientras que las personas con rendimientos anuales inferiores a los 21.000 euros podrían ahorrar, de media y en el mejor de los casos, hasta 1.600 euros, para quienes perciben ingresos superiores a los 600.000 euros al año esa cantidad escalaría hasta los casi 60.000 euros.

Carlos Cruzado, presidente de los Técnicos del Ministerio de Hacienda (GESTHA)

Comentarios