<---Taboola---> <---Taboola---> #TEMP
lunes. 26.09.2022
COMUNICADO DE STEM

Pesadilla en la educación pública madrileña

Comunicado del Sindicato de Trabajadores de la Enseñanza de Madrid (STEM)

Manifestación contra los recortes en Educación el martes en Madrid.
Manifestación contra los recortes en Educación. (Imagen de archivo)

La jornada del 1 de septiembre de 2020, quizá sea recordada por el profesorado de la Comunidad de Madrid como el episodio más bochornoso no ya de la gestión de esta Consejería de Educación, sino de la historia de la educación madrileña… o quizá no: por desgracia, mucho nos tememos que aún no hayamos visto lo peor.

Al silencio clamoroso y dejación de funciones de la Consejería sobre aspectos fundamentales del inicio del nuevo curso, hay que añadir la improvisación de medidas a lo largo de la jornada de ayer y su comunicación extemporánea, sin respetar plazos e interfiriendo gravemente con la planificación de un inicio de curso que a duras penas intentan sacar adelante los docentes y equipos directivos.

La Consejería de Educación está mostrando una falta de consideración hacia los docentes que no sabemos si se debe a su propia incapacidad para la gestión, a una clara voluntad de ensañamiento o a ambas cosas a la vez.

A lo largo del día de ayer, desde el sindicato STEM asistimos estupefactos a las informaciones que nos iban transmitiendo nuestros compañeros y compañeras desde los centros, y queremos exponer una suerte de crónica de lo que podríamos calificar como un día para olvidar. Ante la abundancia de datos, hemos optado por organizar la información en los apartados que desglosamos a continuación: 

ORGANIZACIÓN GENERAL DE LOS CENTROS

Plantillas

Ayer el día comenzó en los centros educativos madrileños sin el personal adicional prometido por la presidenta Ayuso en su rueda de prensa del 25 de agosto: Los centros siguen con las mismas plantillas. Los docentes que la presidenta aseguró que se iban a contratar deberían estar presentes en los centros para preparar el inicio de curso y obtener la información necesaria sobre las medidas sanitarias que se deban aplicar cuando se incorpore el alumnado. ¿No es importante que ese personal, que también va a estar al cargo de alumnos y alumnas, esté debidamente informado de todos los protocolos a seguir? Pero como era de esperar, después de haberse pasado todo el verano sin hacer nada, y después de empezar a dar señales de actividad vital solo ante el anuncio de una huelga, no era de esperar que a la Consejería le diera tiempo a hacer los deberes para que a día 1 de septiembre los centros tuvieran mínimamente claro cómo van a organizarse cuando dentro de unos días se incorpore el alumnado. Además, contratar a esos nuevos docentes para su incorporación a día 1 de septiembre sale más caro, y ya sabemos que el Gobierno regional eso de pagar sueldos lo lleva muy mal: prefiere voluntarios. 

Pues bien, según las instrucciones de la Consejería de Educación, los centros tienen que ajustar sus ratios a 20 alumnos por aula en Primaria y 23 en 1º y 2º de ESO. En función de esas ratios, los centros tienen que hacer una estimación del número de docentes que necesitan. Pero hay que decir que a día de hoy la Comunidad de Madrid no ha garantizado a los centros que se vaya a contratar a todos los docentes que soliciten. El plazo para solicitar este personal extra acaba hoy 2 de septiembre. Si la Administración envía menos, habrá que rehacer todos los horarios, por lo cual hay centros que se están arriesgando a hacerlos y otros que no.

Grupos

En muchos centros, ya que la elevada ratio impuesta por la Comunidad de Madrid no permite el desdoble de todos los grupos, la regla general es que de cada dos grupos se saque otro. Esto está provocando que en muchos centros se tengan que formar grupos con alumnado de dos niveles diferentes, por ejemplo de 1º y 2º o de 5º y 6º, con las dificultades que ello implica para el profesorado a nivel organizativo y de programación, ya que se trata de una situación inédita para los docentes madrileños, exceptuando únicamente a aquellos pocos que han prestado sus servicios en escuelas rurales, que en nuestra Comunidad son muy escasas.

ESPACIOS

Se ha pedido a los centros que especifiquen los espacios disponibles en el propio centro para ubicar los nuevos grupos. La realidad es que en los centros que no disponen de aulas adicionales se van a ocupar permanentemente espacios de uso común como bibliotecas, aulas de Música, o gimnasios, que no podrán ser utilizados para su fin ni aprovechados por el resto del alumnado. Pero también se están teniendo que habilitar espacios poco adecuados por ser zonas de paso, como vestíbulos, o por sus condiciones acústicas, como es el caso precisamente de muchos gimnasios.

En los centros que disponen de aulas suficientes, no se está permitiendo la opción de desdoblar todos los grupos y cumplir con unas ratios más seguras (por debajo de 15 en Primaria, o de 15-16 en Secundaria), ya que esto, una vez más, conllevaría la contratación de más profesorado. Reiteramos que a día de hoy, la Comunidad de Madrid no contempla esta opción.

Merece la pena referirse también a la supresión de grupos. En condiciones normales, si pasado el periodo de matriculación en un centro, uno de sus cursos queda con dos grupos a mitad de ratio (por ejemplo 12-13 alumnos en dos terceros de Primaria), estos grupos se fusionan y se cierra una de las aulas, resultando, siguiendo con el ejemplo de Primaria, un único grupo de 25-26 alumnos para el curso siguiente. Pues bien, a pesar de las advertencias de STEM y de otras organizaciones sindicales, que considerábamos que de cara a un inicio de curso incierto desde el punto de vista epidemiológico, convenía no fusionar esos grupos, la Consejería no hizo excepciones y procedió a su fusión, haciendo gala de una total falta de preocupación por lo que pudiera llegar en septiembre. 

En cuanto a las instalaciones municipales, no todos los Ayuntamientos han ofrecido una relación de las mismas (otra consecuencia de las largas vacaciones de nuestro Consejero), y estas instalaciones no siempre están cerca de los centros educativos o no son suficientes. Además, se da la circunstancia de que el coordinador COVID del centro no puede controlar el buen seguimiento de los protocolos sanitarios por parte del alumnado si el alumnado no se encuentra en las instalaciones de su centro educativo. Otra consecuencia de la improvisación.

La instalación de aulas prefabricadas sería factible en los patios de muchos centros, pero la Comunidad de Madrid ayer tampoco había comunicado a los centros si contemplaba esta opción.

GRUPOS BURBUJA EN PRIMARIA

El profesorado especialista de Primaria (Inglés, Educación Física o Música) da clase de sus asignaturas en más de un grupo. Por ejemplo, en un colegio el especialista de Música entra al menos en todos los grupos de Primaria. Además, el profesorado de Religión atiende a alumnado de todos los grupos de Primaria, y de Infantil. Realmente, no se puede hablar de grupos burbuja, máxime cuando la reducción de ratios planteada por la Consejería es francamente insuficiente para garantizar una mínima seguridad, y cuando no se han anunciado medidas específicas para el profesorado especialista.

Por otro lado, en el comedor, no se puede mezclar alumnado de distintos grupos. Esto implicaría contratar a una cuidadora por grupo-clase. Nos consta que la Comunidad de Madrid ha pedido a las empresas que gestionan los comedores escolares que contraten “más personal” y les ha comunicado que les aportará el dinero necesario, lo cual nos genera bastantes dudas, pues entendemos que si ese dinero no se aporta de manera inmediata y en su totalidad, dichas empresas podrían no contratar al personal necesario. Por eso, no todos los centros garantizan a día de hoy la prestación del servicio de comedor.

ATENCIÓN A LA DIVERSIDAD

El alumnado de necesidades educativas especiales es atendido durante parte de la jornada escolar por profesorado específico de apoyo, los especialistas de Pedagogía Terapéutica y Audición y Lenguaje. Según instrucciones recibidas en los centros, en el caso de que uno de estos alumnos tenga que someterse a confinamiento, el profesorado de apoyo deberá atenderles diariamente de forma telemática además de seguir desempeñando la docencia presencial en su jornada habitual de trabajo. Para este colectivo, el plan de la Comunidad de Madrid no contempla incremento de plantillas, ya de por sí muy mermadas antes de la pandemia, con unas ratios elevadísimas que hacían muy complicado ofrecer una atención adecuada al alumnado a su cargo. Esto puede suponer fácilmente que el profesorado de apoyo tenga que doblar su jornada laboral, en un momento en que la atención a este alumnado, y por tanto la dotación de plantillas específicas, debería ser prioritario para ayudar al alumnado de necesidades educativas especiales a superar los déficits que les ha generado la situación durante el confinamiento, y que sin duda les han afectado más que al resto del alumnado.

EQUIPOS INFORMÁTICOS

En mayor o menor medida, todo el profesorado deberá atender de forma telemática al alumnado que deba someterse a confinamiento. Pues bien, nos consta que desde distintos centros se ha solicitado la dotación de equipos informáticos para que los docentes puedan realizar este seguimiento, pero no hay respuesta por parte de la Consejería, que parece asumir que el profesorado debe emplear sus propios equipos, que paga de su bolsillo y que en muchos casos puede tener que compartir con hijos en edad escolar.

Nos parece muy curioso el hecho de que la Consejería no valore el riesgo que puede suponer el uso de ordenadores que contienen información personal del profesorado o de sus familiares para comunicarse con su alumnado, y ponga tanto celo en advertir contra el uso de correos electrónicos personales o de determinadas plataformas para videoconferencias, obligando al profesorado a utilizar una plataforma, Educamadrid, que ha dado multitud de quebraderos de cabeza a los docentes durante los meses de confinamiento por su baja calidad. Otro ejemplo de la mala gestión de la Consejería de Educación de la Comunidad Autónoma con el mayor PIB de España, que no puede permitirse poner a disposición del profesorado una plataforma educativa decente.

MEDIDAS SANITARIAS

Coordinadores COVID

Los coordinadores COVID de los centros no son sanitarios, sino docentes o miembros de los equipos directivos, que por tanto no cuentan con formación sanitaria y que se han visto obligados a elaborar unos protocolos que a día de hoy no cuentan con una validación por parte de instancias sanitarias, con lo cual asumen una responsabilidad que no debería recaer sobre ellos. Además,  ayer 1 de septiembre seguíamos recibiendo quejas por parte de este personal por no haber recibido formación específica, y de hecho tampoco se les ha comunicado que vayan a recibirla.

Personal de enfermería

Con la contratación de 150 profesionales de enfermería para  centros educativos anunciada por la Comunidad de Madrid, ni aún en el caso de que todos ellos vayan destinados a centros públicos llegaremos a cubrir más de un tercio de estos centros. Como ha expresado claramente el Colegio de Enfermería, estos profesionales son quienes deberían ejercer la función de coordinador COVID, ya que los docentes no están cualificados para ello. La Comunidad de Madrid no tiene intención de contratar un profesional de enfermería para cada uno de los centros públicos de la región. En eso ayer no hubo sorpresas, porque ni están ni se les espera.

Suministro de material sanitario

También fue recurrente a lo largo del día la denuncia por parte de los centros de la falta de termómetros. Hay que recordar que antes de la entrada a los centros, a todos los docentes, así como al alumnado una vez que se incorpore, se le debe tomar la temperatura.

No han llegado mascarillas, o solo han llegado para los trabajadores y trabajadoras, no para el alumnado. La Comunidad de Madrid ha solicitado a los centros que se encarguen de gestionar la compra de las mascarillas que necesiten, y les ha comunicado que se dotará de un presupuesto extra a tal efecto, pero en los centros no saben ni cuándo recibirán el dinero ni si cubrirá todos los gastos, como venía siendo habitual con partidas ordinarias antes de la situación de pandemia.

Hay centros que están adquiriendo pantallas protectoras con cargo al presupuesto del propio centro para el profesorado de Infantil, que por las características de su alumnado y por el hecho de que en esta etapa no se recomienda que los niños y niñas lleven mascarilla, se trata de un personal especialmente expuesto a contagios. La Comunidad de Madrid no contempla el pago a los centros por este material, ni para el profesorado de Infantil ni tampoco para el profesorado especialista, que como ya hemos comentado anteriormente pasa por varias aulas, hecho que incrementa las posibilidades de contagio.

Tests serológicos y PCR

Las medidas anunciadas por la Consejería a lo largo del día de ayer fueron el colmo de la improvisación y el desatino.

Se comunicó a los centros, con menos de 24 horas de antelación, la realización de pruebas serológicas a su personal docente. Estas pruebas no se realizarán en los propios centros, sino de forma centralizada, de modo que el profesorado deberá desplazarse en muchos casos a largas distancias y a instalaciones  con una gran concentración de personas, con los riesgos que esto acarrea… esto además implica la pérdida de una jornada de trabajo que los equipos directivos y los docentes deberían aprovechar, como tenían previsto y programado al finalizar la jornada de ayer, para continuar con la planificación del inicio de curso.

La precipitación en el anuncio de la medida y lo limitado de los plazos para el profesorado citado para el día de hoy, provocará que muchos docentes, por cuestiones de conciliación familiar previamente comunicadas al centro, por que no se hayan enterado o por otras razones, no puedan realizarse una prueba que consideramos que debería realizarse en los propios centros por razones de seguridad evidentes, y que podría aplicar perfectamente ese personal de enfermería que brilla por su ausencia en la mayoría de nuestros centros públicos.

Pues bien, a medio día nos comentaban desde centros de Villa de Vallecas que se había citado a los docentes de los centros del distrito para realizarse tests serológicos voluntarios en un Instituto de Francos Rodríguez en la mañana de hoy, con menos de 24 horas de antelación.

Por dar otro ejemplo, avanzada la tarde (cuando el profesorado normalmente no está en su puesto de trabajo), nos transmitían desde Móstoles que se acababa de avisar a los centros de la Dirección de Área Territorial Madrid-Sur de que si su personal quería someterse a estas pruebas debería acudir a un polideportivo de Leganés a partir de primera hora de la mañana de hoy 2 de septiembre, según un turno previamente asignado por orden alfabético. En estas instalaciones se pasará el test a más de 400 docentes de los centros de la zona Sur cada hora, y a un total de 16000 en cuatro días. Hablamos de docentes de procedencias tan diversas como las grandes ciudades del Sur, Aranjuez, San Martín de Valdeiglesias o Navas del Rey.

EN CONCLUSIÓN…

Para terminar, simplemente recalcaremos que desde antes de finalizar el curso pasado y desde muy diversas instancias, y tambien desde el Sindicato de Trabajadores y Trabajadoras de la Enseñanza de Madrid a través de diversos comunicados, veníamos advirtiendo a la Consejería de Educación de la ardua tarea que tenía por delante para garantizar una vuelta segura a las aulas y para transmitir seguridad a nuestros docentes, y veíamos con preocupación la inacción y la indolencia del Gobierno regional.

La jornada de pesadilla que se vivió ayer en nuestros centros educativos es la primera consecuencia tangible de la irresponsabilidad y dejación de funciones de un Gobierno regional que en materia educativa va a la deriva.

Nos preocupa la sensación de que los responsables de la política educativa madrileña, llegados a este punto, no tienen ni idea de lo que van a hacer mañana. Nos preocupa la sensación de que no hay nadie capacitado al timón, y creemos llegado el momento de que se busque dentro de los partidos en el Gobierno otras personas más cualificadas para evitar el desastre al que nos llevan la señora Ayuso y el señor Ossorio.

De no ser así, queremos señalar que ni Ciudadanos como socio de Gobierno y corresponsable de las políticas del PP ni desde luego el partido que los sustenta a ambos desde la Asamblea de Madrid, podrán eludir su responsabilidad en un futuro. 

Pesadilla en la educación pública madrileña
Comentarios