martes 28/9/21

Cortina de Coral

Una cortina de humo se puede hacer con cualquier cosa. Incluso con coral. La verdad es que el material con el que se hace es lo de menos. Lo importante es que la densidad de la humareda sea capaz de tapar cualquier otra cosa.

Leo, con el interés del analista de sucesos trascendentes, que el gobierno español está dividido respecto a un hecho extraordinario: la posición oficial de España respecto de la inclusión de la Gran Barrera de Coral de Australia en la lista de Patrimonio de la Humanidad en Peligro.

Situémonos. La citada lista es una relación que confecciona la UNESCO y que recoge aquellos sitios que tienen riesgo de ser destruidos por conflictos armados, catástrofes naturales o la destrucción humana, específicamente por el turismo masivo. En principio, el estar en dicha lista significa que los países con responsabilidad, directa o, por lo menos, eficaz, en el asunto, deben tomar las medidas oportunas para evitar el deterioro de ese bien. En el caso concreto, Australia que, precisamente, se opone a que esa barrera de coral se incluya en la lista. Y vaya usted a saber por qué, aunque se podría sospechar que, dado que tienen el mejor conocimiento posible sobre ello, consideran que esa barrera no está en peligro.

Pues bien, el problema nuestro de cada día es que "La Gran Barrera de Coral de Australia provoca un choque dentro del Gobierno de España" según leo. En las entrañas de la noticia podemos enterarnos de que el MITECO (nombre familiar del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico) es partidario de que el coral se incluya en esa lista, mientras que el Ministerio de Asuntos Exteriores (su nombre familiar, no especificado, debe ser algo así como MINAE) es partidario de que no.

Una vez planteado el conflicto empieza el momento de las explicaciones. En realidad, la postura del MINAE (con perdón) parece más difícil de explicar, ya que parece más políticamente correcto defender una posición ecologista como la del MITECO. Pero, lo que dice el MINAE es que, en realidad, no se opone sino que a) la decisión del ministerio estaba tomada por la anterior ministra que coincidía, además, con la postura australiana, b) que lo que quiere es posponer su decisión definitiva hasta 2022 y c) que esa decisión la tomará después de que una misión se traslade hasta Australia para estudiar bien el asunto. Y, francamente, esta tercera razón, realmente, mola. Significa que un grupo de funcionarios, se supone que de los dos ministerios, va a viajar hasta Australia "para evaluar el estado de las acciones". Hay que imaginar que dicha misión estará formada por submarinistas capaces de visitar la barrera de coral con la profundidad necesaria para hacer esa evaluación.

No digo que no sea importante este tema, sino todo lo contrario, lo que explicaría el que dos ministerios del gobierno de coalición, y además, ambos del mismo partido, se hayan ido a nuestras antípodas para discrepar. Al fin y al cabo, el futuro de nuestro planeta depende de cosas como esta.

Pero, entonces, ¿Que hace la alcaldesa Colau distrayendo al personal al colocar una minúscula foto del Jefe del Estado en el Salón de Plenos municipal para cumplir con el mandato de los tribunales?. Porque resulta que esta noticia estaba inmediatamente antes de la anterior en el mismo medio donde las he leído.

Y, yo, colaborando a la humareda.

Cortina de Coral