<---Taboola---> <---Taboola---> #TEMP
sábado. 28.01.2023
Foto de archivo

Los últimos acontecimientos que se han desarrollado en el seno de la izquierda de nuestro país en los últimos tiempos, indican lo acertado del título.

En esa dirección va lo que está ocurriendo en el seno de Podemos ante el nuevo proyecto, Sumar de quién salió como nueva líder tras la crisis anterior; Yolanda Díaz. Por cierto ungida por la mano del dios Pablo Iglesias que ahora la niega.

Los enfrentamientos a cara de perro con las lugartenientes del anterior líder que actúa como dueño de la marca, Irene Montero y Ione Belarra, están poniendo en serio peligro un proyecto que había despertado grandes simpatías y apoyos.

El silencio de Díaz ante los reiterados errores infantilistas de las otras, ha despertado su ira y la del dios Iglesias, cargando de manera insensata contra ella. El efecto podría ser demoledor abocando a su fracaso electoral.

El silencio de Díaz ha despertado la ira del dios Iglesias, cargando de manera insensata contra ella

En el otro lado de la izquierda, PSOE también vive momentos de tensión extrema.

La confrontación de Pedro Sánchez a cuenta de la reforma del código penal referida al delito de sedición, o al de malversación, con alguno de sus “barones”, especialmente Emiliano García Page, Javier Lambán y en menor medida Fernández Vara, tampoco ayuda al fortalecimiento del actual gobierno de coalición.

Parece que estén actuando y hablando exclusivamente pensando en su propio beneficio electoral, de cara a las elecciones municipales y autonómicas de mayo 2023 y no el bien común de su partido, de la izquierda y del país entendido desde esta ideología.

Pedro Sánchez con su valentía en sus acuerdos con los independentistas, especialmente ERC, no solo busca el apoyo de sus votos para sostener el gobierno, que sería la visión legítima pero cortoplacista, también aporta con una mirada estratégica ir eliminando las tensiones centro-periferia heredadas de nuestra Transición.

La confrontación de Pedro Sánchez especialmente con Emiliano García Page y Lambán, tampoco ayuda 

Cualquier crítica y más viniendo de sus filas, debería tener en cuenta este aspecto y observar sin orejeras que la situación en Catalunya es infinitamente mejor que la heredada del gobierno Rajoy. Ese es y debe ser el camino a seguir.

Así las izquierdas, siempre tan cainitas, están poniendo en serio peligro al gobierno de coalición y harían bien en ponerse las pilas para rectificar y evitarlo. 

Sólo desde la unidad sin fisuras en PSOE y Sumar es posible hacer frente a un poderoso enemigo, PP y Vox más los poderes fácticos que les impulsan.

Enemigos que ya se frotan las manos teorizando que si esta situación continúa así y trae como consecuencia el fracaso en el próximo mayo, obligaría al PSOE a un cambio de rumbo de consecuencias imprevisibles. Es el razonamiento que a través de UPN se ha lanzado desde Navarra y no parece descabellado.

Sólo desde la unidad sin fisuras en el PSOE y Sumar es posible hacer frente a un poderoso enemigo

Por otro lado los traspiés dados con algunas de las últimas leyes, “Ley de sólo sí es sí”, “Ley trans” e incluso la “Ley contra el maltrato animal”, alguno producto de la inexperiencia legislativa de algunos jóvenzuelos que se creen vienen a la política ya sabidos, no ayudan nada.

Tampoco no saber “vender” lo realizado para mejorar la situación de los sectores más desfavorecido de la sociedad, como por ejemplo la subida ligada al IPC de las pensiones, o los últimos indicadores que nos sitúa en muy buen lugar en el seno de la UE en temas como precio de la electricidad, IPC, crecimiento en el empleo, o evitando la recesión que acecha a otros.

Así se traslada a la sociedad solo los aspectos negativos de las tensiones obviando lo mucho ya realizado.

¿El futuro que nos espera? Para los progresistas oscuro tirando a negro si no variamos el rumbo con urgencia. 

Veremos…

El cainismo suicida de la izquierda